El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 9°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 9°C

¿A quién le importa el nivel del riesgo país?

27-12-2018
Compartir

Por Guido Lorenzo Economista Jefe de LCG

El tema del momento es el riesgo país y es lógico debido a que su disparada preocupa. Está reflejando un aumento de probabilidad de incumplimiento de pagos. Evento que podría ser debido a la posibilidad de cambio de las riendas del Ejecutivo o quizás esté reflejando algo más.

No descartamos que el mercado mira con preocupación la precipitación de las elecciones presidenciales, pero también podría estar mostrando las dificultades y lo desafiante de los programas financieros para los próximos años, particularmente 2020 y 2021, años en los cuales el Gobierno, independientemente del color que tenga, deberá conseguir fondos frescos por más de US$ 15.000 millones.

Concretamente, en el arbitraje con un CDS a cinco años, la probabilidad de default implícita alcanzó los dos dígitos y ronda el 12% mientras que, a un año, también se encuentra en dos dígitos. Algo que llama la atención es la convergencia en el plazo. La probabilidad de default implícita a cinco años tenía una diferencia con la de un año de casi 300 bps, ahora es la mitad. Esto indica que el “largo plazo” se está acercando y lo que antes podía atribuirse a la Historia Argentina, ahora pesa y se siente más cerca. En nuestra opinión, preocuparse actualmente por el valor del riesgo país es precipitado. Argentina tiene deuda rindiendo por encima 12% mientras que se financia con el FMI a un tercio de ese valor. Desde luego que este indicador importa debido a que refleja la percepción que tiene el mundo acerca de la capacidad de pago del país, pero en estos días no representa un problema palpable para el Programa Financiero, que está cubierto con los desembolsos del FMI.

Sin embargo, hay dos aspectos en los que sí influye actualmente el riesgo país. El primero, el encarecimiento del costo del capital. Esto podría representar un freno a proyectos de inversión que empiezan a descontar flujos a tasas más altas debido a la suba de la prima de riesgo de Argentina. De todas formas, el primer trimestre esperamos que la inversión se mantenga en niveles bajos.

El segundo es el contagio al tipo de cambio, el nerviosismo que genera en el dólar un riesgo país al alza se podría traducir en algún momento en una salida de títulos de argentina con la correspondiente demanda de divisas por parte de residentes y no residentes.

Es cierto que el mundo se ha vuelto un poco más reticente que hace unos años, pero nuestro país parece seguir una dinámica propia. A pesar de ello, en un contexto en el cual nuestro país se está abriendo al mundo, los flujos de cuenta financiera principalmente pueden ser muy relevantes.

Hay que tener en cuenta que el apetito por el riesgo de mercados emergentes está cayendo. Algo que va a afectar a todos los países en 2019. Asimismo, la renta variable de Estados Unidos está reflejando esa sensación de incomodidad, algo que no es marginal para Donald Trump, quien empieza a ver con recelo el comportamiento de la Fed y envía al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, a conversar con bancos para traer calma al mercado.

Mientras tanto, Jerome Powell sigue firme en sus convicciones y defiende al achicamiento de las hojas de balance. Algo que se está logrando a un buen ritmo. Algo que quizás empieza a alertar a los analistas es el aplanamiento de la curva de rendimientos americana. Es un hecho estilizado que el aplanamiento de la curva se condice con una economía que está funcionando correctamente, pero el miedo es a la pendiente negativa de la misma, la que anticipó las últimas ocho recesiones en Estados Unidos. El rumbo y la credibilidad de la política monetaria, sumado a los déficit fiscales futuros esperados determinarán la forma de la curva, pero por ahora queda sólo esperar.

El riesgo país no es problema para 2019, pero las consecuencias del mismo pueden ser mayores si este sigue incrementándose. Habrá que ver el nivel del mismo una vez pasadas las elecciones de 2019 para saber si se trataba sólo del riesgo político.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés