El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 21°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 21°C

¿Qué hacer con los dólares?

Tras el pago del RO15 y el BP15

01-10-2015
Compartir

(Columna de Luis Varela)

En los próximos días se produce el vencimiento de dos bonos en dólares, el Boden 2015 (en la jerga bursátil conocido como RO15) y el Buenos Aires 2015 (un título de deuda pública de la provincia de Buenos Aires conocido como BP15). Son dos títulos muy kirchneristas. El RO15 fue emitido en el 2005 por Néstor Kirchner, y el BP15 salió a la luz con Daniel Scioli en 2010. El RO15 paga US$ 6.262 millones: US$ 4.825 millones están en manos privadas y US$ 1.437 millones en poder del Estado (ANSeS y otros organismos). Y el BP15, que en su origen era por US$ 550 millones, pero de esa cantidad US$ 375 millones fueron canjeados por otro bono bonaerense (el Buenos Aires 2021, BP21) por lo que ahora se liberan US$ 175 millones.

O sea, entre ambos títulos, entre vencimiento y las 72 horas siguientes quedarán a disposición de los inversores un total de US$ 5.000 millones de billetes. De esa cantidad, papeles por US$ 3.300 millones están en manos de inversores locales y US$ 1.700 millones en poder de inversores y de fondos extranjeros. Por esta razón, un cúmulo de tenedores de estos títulos pasarán todo el fin de semana de lo más ansiosos. Tendrán la posibilidad de llevarse los dólares a sus casas, de meterlos en cajas de seguridad, de recolocarlos directamente en otros títulos en dólares o, si tienen dinero blanco, podrán devorarse un purecito dietético. ¿A qué nos referimos? Los que tienen la posibilidad de comprar dólar-ahorro, pagan cada billete a $11,31 y los pueden revender a casi $16 en el mercado blue, por lo que les queda “de puré” una ganancia inmediata de casi 42%, al tiempo que los que cobren estos bonos, si los compraron en las últimas ruedas en torno a $14, se quedarán con un puré bajas calorías con una utilidad cercana al 15%. Por supuesto, serán tres o cuatro días con alguna ansiedad.

En plena campaña electoral tanto el Gobierno Nacional, como el de la provincia, descartan de plano que se pesifiquen, pagando los dólares con tipo de cambio oficial. Lo dijo el ministro de Economía Axel Kicillof: “Nadie, en su sano juicio, tiene duda alguna de que se van a pagar estos títulos”.

Ahora bien, esta circunstancia plantea un sinnúmero de interrogantes. ¿Qué hacer con los dólares que se cobren? ¿Cómo presentar la operación ante la AFIP? ¿Es recomendable seguir en bonos? ¿Qué papeles elegir? ¿Es preferible acaso meter las divisas en Letras del Banco Central (Lebac), que pagan una renta de hasta 4,4% anual? Los que se queden con los dólares, si van a sus casas o a cajas de seguridad, no obtendrán ningún rendimiento y debe tenerse en cuenta que Estados Unidos también tiene inflación. Poca pero tiene. Los que vendan los dólares en el blue, y compren papeles nuevos en pesos, deberán registrar el movimiento a tipo de cambio oficial, por lo que ?como los fondos de inversión? la tenencia debe ser anotada impositivamente a pérdida y tendrán que encontrar alguna explicación para decir de dónde salió la plata del puré. Debe recordarse, de igual modo, que comprar los bonos que pagan dólares billetes es la forma más barata de dolarizarse. Y, además, si los compradores son personas físicas, se trata de una tenencia que está exenta del Impuesto a los Bienes Personales y sus rentas también están exentas del Impuesto a las Ganancias.

Este final del ciclo K y la llegada de un nuevo Presidente encierra preguntas con respuesta desconocida. ¿Qué pasará, por ejemplo, si el sucesor de Cristina tampoco acuerda con los buitres? Ultimamente los bonos de la región cayeron mucho y los argentinos evitaron esa caída porque se espera un acuerdo con los holdouts y el acceso al crédito internacional. Si eso no sucediera tendríamos a corto plazo una caída contado para los bonos, por lo que una Lebac o un plazo fijo en dólares se presentan como una opción. Además, si se elige comprar otro bono, hay que mirar atentamente el título que se selecciona. Hay papeles que están en las garras del juez norteamericano Thomás Griesa y sus cupones están bloqueados. Eso pasa con el Bono Global 2017 (GJ17) y hay chances de que el Bonar 2024 (AY24) también siga ese mismo camino.

En fin, la cantidad de preguntas es tan abrumadoras que consultamos a varios especialistas en inversiones para que este complejo traspaso se supere fácilmente y con buenas decisiones. Aquí algunas preguntas principales.

1 ¿Este importante vencimiento se va a pagar completo en dólares billete?

Freddy Vieytes (Financharts): El Gobierno no tiene otra opción. El ruido que le generaría caer en default, aunque sea parcial o técnico, sería inconmensurablemente peor que pagar el bono. Ya es tarde para cambiar de idea.

Juan Pablo Fuentes (Moody's Analytics): Esta parece ser la opción más probable debido al deterioro que ha sufrido el mercado de bonos en los últimos días. Los inversionistas han perdido el apetito por deuda de países emergentes incluyendo a la Argentina.

Mauro Morelli (Rava): A priori desde el mercado no vemos movimientos tendientes a sospechar de un posible impago o bien de un cambio en las condiciones de pago. Posibilidades naturalmente siempre hay, pero en cuanto el rango de probabilidad es, por lo pronto, bajo.

Andrés Cardenal (CFA): El Gobierno no me da demasiadas garantías en cuanto a su voluntad de respetar los contratos, y la situación de las reservas es bastante crítica. Por lo tanto, no descarto nada. De todas maneras, a la hora de especular, el escenario más probable puede ser que busquen financiar parte con nuevos bonos y cancelar el resto con billetes.

Héctor Scaserra (Arpenta): Los dolares a pagar no alcanzan ni a la mitad de la emision...

Adrián Pérez (Futuro Bursátil): Se va a pagar normalmente.

Diego Martínez Burzaco (IG Digital): Sí, creo que van a pagar en dólares billetes a pesar de la incertidumbre que generaron, sobre todo después de la normativa de la CNV contra los FCI.

Omar Russo (Pataconet): Van a pagar en dólares billete. Si no lo hicieran así eso se llama default, y no creo que se atrevan.

Aldo Fernández (contador): Públicamente se han comprometido a pagar en billete, hay pocos, soy optimista, comprendo a los que dudan, especialmente después de la disparatada resolución de la CNV que para algunos como, Miguel A. Boggiano, es la antesala de la pesificación.

2. ¿Van a ofrecer algún tipo de canje voluntario u obligatorio de última hora?

Vieytes: Es difícil que lo hagan. El 30/09 se produjo el corte del cupón final y el lunes 5 se paga. Se hablaba de un bono nuevo a 2020. La realidad es que el Bonar 2024 debido a la estructura del flujo de fondos y al nivel muy alto de rendimiento tiene una duración de 4.5 años, es decir, que lo que se suele llamar como “vencimiento efectivo” cae en 2020. Lo lógico hubiera sido emitir más 2024 que ya se encuentra excesivamente emitido.

Cardenal: Seguramente intentarán un canje voluntario. Los dólares no alcanzan, y aunque el canje tenga una aceptación baja, cualquier ahorro de reservas cuenta.

Fuentes: De ofrecer un canje seria voluntario.

Scaserra: No hay tiempo para canje.

Morelli: Un canje sí tiene más probabilidad que un cambio en las condiciones de pago, y en todo caso para mantener en calma a los agentes y no generar una herida en el mercado financiero suponemos que podría ser voluntario. Dependería que cantidad de tenencia tienen organismos públicos o institucionales para que un eventual canje tenga sentido en términos de reservas.

Pérez: Podría haber como adicional un canje voluntario.

Martínez Burzaco: Si, van a buscar erogar la menor cantidad de dólares posibles. Para ello propondrían un canje voluntario por otro bono en dólares con ley Argentina. Podría ser el Bonar 2024 o incuso uno menor, con vencimiento a 5 años. ¿Bonar 2020?

Russo: Sería lógico que ofrezcan un canje voluntario por ejemplo hacia el AY24. No entiendo por qué aún no lo hicieron.

Fernández: Supongo que cualquier canje voluntario será propuesto.

3. En caso de que haya un canje, ¿sería con todos los inversores, o sólo con los institucionales?

Vieytes: De haber un canje tiene que ser extensible a la totalidad los tenedores pues todos tienen el mismo derecho. Suponemos que la oferta, de producirse, sería voluntaria.

Fuentes: Se ofrecería a todos los inversores aunque los institucionales serían los más dispuestos a aceptarlo ya que tienen mayor capacidad de absorber el riesgo.

Scaserra: Lo que se haría sería por el mercado arbitrando por 17 o 24.

Pérez: Se tendría que ofrecer a todos por un tema de igualdad de oportunidades, pero le servirá a institucionales, para no recibir dólares y tener que reinvertirlos, (no hay volumen en dolares suficiente para absorber dicha reinversion).

Martínez Burzaco: Me imagino que lo harán extensivo a todos los inversores pero poniendo foco en los institucionales domésticos, como bancos, compañías de seguros, mutuales y las propias agencias intergubernamentales.

Russo: A los institucionales es posible que ya se los hayan pedido, aunque de forma no oficial.

Fernández: Con los grandes puede que la propuesta sea para todos pero arreglando con los grandes hacen como que pagan sin problemas y todos contentos. Ademas a los grandes no les viene mal otro titulo si el interés es bueno.

Morelli: Un canje suele ser general, pero puede que si la idea es proteger al inversor medio o chico se apunte a lograr una adhesión de inversores institucionales. En cualquier caso parecería que no hay demasiado tiempo para reglamentar un proceso de esta magnitud a tan pocos días del corte del cupón definitivo.

Cardenal: Pueden ofrecerle un canje a todo el mundo, pero veo poco probable que tenga buena aceptación entre inversores individuales. Muchos compraron esos bonos para hacerse de billetes, y no creo que decidan cambiar de plan justo con el escenario tan agitado. Los institucionales tienen más incentivos de mantenerse a largo plazo, y la negociación es diferente, ahí puede haber más demanda.

4. ¿Qué harán los inversores con los dólares que se paguen?

Vieytes: Muchos son inversores radicados en el extranjero por lo que gran parte de ellos lo transferirá al exterior. Creo que la mayoría conservarán los dólares en cartera. Las más comprometidas son las personas jurídicas que deben valuar los dólares a precio oficial castigando a los resultados de los balances. En ese caso es posible que hagan, o hayan hecho, arbitraje con el Bonar 2017 o el Bonar 2024 antes del 30/09 para evitar el mal trago.

Fuentes: Los tenedores de bonos externos (casi la mitad) se mantendrán en dólares. Algunos de los inversores locales podrían convertir sus dólares a pesos aprovechando la brecha entre el dólar blue y el oficial. Sin embargo, pienso que la mayoría esperara dada las expectativas de una nueva devaluación en los próximos meses.

Morelli: Muchos probablemente lo mantendrán como ahorro y a resguardo dada la coyuntura actual, a lo sumo, con una estrategia expectante hasta fin de año.

Scaserra: Los inversores atesorarán los dolares hasta despues del 10 de diciembre.

Pérez: Los reinvertirán en AA17 y en AY24. El minorista informal cometera el error de venderlos en negro y reingresar los pesos para capturar el diferencial, y la AFIP lo estará esperando.

Martínez Burzaco: Se los quedarán, al menos hasta que haya más certidumbre. No los veo reinvirtiendo.

Russo: Los inversores van a encanutar los dólares que reciban.

Fernández: Hasta tanto no aclare el panorama, los guardaran.

Cardenal: Guardarlos en su mayoría. Hoy todo el mundo está pensando en desensillar hasta que aclare.

5. ¿Qué recomendaría?

Vieytes: Estos son momentos de incertidumbre por lo que me parece más atinado tener dólares y disponibles. Prefiero tenerlos a mano a tenerlos depositados en una cuenta bancaria. Quizás parezca excesiva esta sugerencia pero?

Scaserra: Ante la última intervencion sobre la valuacion de los FCI recomiendo arbitrar Boden 15 por Bonar 24.

Fuentes: Mi recomendación sería mantenerse en dólares por el momento. De ofrecerse un canje, habría que ver las condiciones. A pesar del riesgo envuelto, los bonos argentinos siguen siendo una opción atractiva para inversionistas institucionales. Además sigue habiendo optimismo con respecto al próximo Gobierno.

Morelli: La reinversión en títulos públicos es una oportunidad, basta analizar las buenas rentabilidades que están dando los bonos dolarizados actualmente. En este sentido AA17, AY24 o DICA se posicionan con atractivo.

Pérez: Aceptar el canje o en estos últimos días hacerse uno el auto pase (vender uno y comprar el otro), los precios ya no difieren mucho de lo que sucederá en una semana, particularmente yo al minorista le recomiendo comprar DICAD.

Martínez Burzaco: La verdad es que distingiuiría por riesgo. Para el más conservador de todos, cobrar los dólares y tenerlos debajo del colchón hasta que pase el verano. Para aquel más agresivo, quizás me pasaría a un bono más largo en dólares antes del pago, como puede ser el Bonar 2024.

Russo: Yo recomiendo arbitrar hacia el AY24. Te asegurás una tasa muy alta por los próximos 9 años, cuando se espera que Argentina debería comenzar a tomar deuda a tasas más razonables, cercanas al 5% estimo.

Fernández: Por todo esto, al que tiene dólares, que los conserve. Dolarizar la cartera no es una mala idea. Acciones y departamentos no parecen ser negocio, salvo comprar oportunidades. Para los que pueden operar, dólar futuro Rofex no esta nada mal.

Cardenal: Guardarlos, como viene la mano creo que es la alternativa más clara para proteger el patrimonio del inversor a mediano plazo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés