El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

¿Por qué la inflación no bajará?

Según ACM será de 25%.

08-06-2012
Compartir

“A pesar de la desaceleración que se observa en el nivel de actividad, el aumento de precios se mantiene estable en un andarivel de aproximadamente 22% anual, según indicadores privados. En el primer trimestre de 2011, los precios aumentaron un 22,2% anual, promediando 1,7% mensual aunque acelerando en los últimos meses. La tasa de inflación anual se mantiene en un contexto en que la economía desaceleró de 9,9% anual en el primer trimestre de 2011 a 5,4% en el de este año, según el EMAE, e incluso más según indicadores privados”, dice el último informe de la consultora ACM.

A diferencia de 2009 (y de lo que indica la teoría económica), la caída en el nivel de actividad no traerá aparejada menos inflación.  Para el Gobierno es un combo muy negativo.  ¿Por qué se da este fenómeno? Hay varias explicaciones para ACM: “Este fenómeno puede deberse a las restricciones a las importaciones, que limitan la competencia y la oferta, la falta de inversión para mantener la oferta interna a la par de la demanda, pero sobre todo a una política monetaria y fiscal inconsistente que tiene a la inflación como una de sus consecuencias más visibles. A esto se le suman los ajustes de “segunda ronda” que podrían salir de un aumento de tarifas (hoy, bastante improbable), un panorama más conflictivo en la cuestión salarial que exacerbe la dinámica entre precios y salarios, y que finalizaría con un mayor deterioro de la actividad, y por último en cómo se resuelve el incipiente desdoblamiento del tipo de cambio”.

Sectores

La tendencia en los precios se mantiene muy similar a la registrada en anteriores meses, “con la particularidad de que se comienza a observar una leve desaceleración en los alimentos y bebidas luego de meses de alta expansión (...) explicado por una oferta de la carne más fluida, luego de los

desajustes que causó la sequía sobre esta cadena de producción, y otros productos

alimenticios”. Es por ello que la inflación mayo habría sido algo menor, de aproximadamente 2% mensual aunque más explicada por la inflación “núcleo”, sin alimentos ni precios subsidiados, dice ACM.

"Las fuentes de la inflación minorista son las usuales, con una emisión monetaria muy por encima del crecimiento de la actividad en términos reales que, una vez utilizada la capacidad ociosa (tanto de capital como de trabajo) se comenzó a trasladar a precios, mientras factores puntuales como el paro del campo o las bajas temperaturas, con impacto en el rubro alimentos, provocaría una aceleración de los precios en junio”, dice la consultora dirigida por Maximiliano Castillo Carrillo y proyecta que los precios subirán este año más que en 2011, ya que la inflación sería de 25%.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés