El Economista - 70 años
Versión digital

mie 01 Feb

BUE 25°C
Versión digital

mie 01 Feb

BUE 25°C

Las cuatro lecciones según el FMI

¿Lecciones aprendidas?

27-12-2011
Compartir

Olivier Blanchard, el economista jefe del Fondo Monetario Internacional, repasó en el blog del

organismo cuatro lecciones que dejó 2011 “y que habrá que tener en cuenta para sacar a la economía de la crisis”. Blanchard asegura que a principios de 2011 la situación parecía manejable.

El año empezó con una débil recuperación pero había esperanza porque los problemas (el ajuste en los países europeos periféricos, la mejora de la regulación del sistema financiero, entre otros) parecían bajo control, explica. “Sin embargo, ahora que el año llega a su fin, la recuperación de muchas economías avanzadas se encuentra en un punto muerto, con algunos inversores que incluso se plantean las consecuencias de una ruptura potencial de la zona euro y existe la posibilidad real de que las condiciones pueden ser peores que lo visto en 2008”.

De esta experiencia Blanchard saca cuatro lecciones. Primero, después de la crisis de 2008 y 2009 la economía está plagada de profecías que se autocumplen. Blanchard explica que el pesimismo u optimismo han impulsado tendencias que se han acabado autocumpliendo “con importantes implicaciones macroeconómicas”. Segundo, las medidas políticas parciales o incompletas pueden empeorar las cosas. “Hemos visto cómo las percepciones a menudo se  agravaron después de que en reuniones de alto nivel se prometiera una solución, pero luego todo quedó a medias. O cuando los planes anunciados con bombos y platillos resultaron ser insuficientes o inviables”.

Tercero, los inversores están confundidos entre la consolidación fiscal y el crecimiento. “Los inversores reaccionan positivamente ante noticias de ajuste fiscal, pero al mismo tiempo lo hacen de forma negativa cuando la consolidación te lleva a un menor crecimiento”. Cuarto, la percepción cambia la realidad. “Para bien o para mal, los marcos conceptuales cambian los acontecimientos. Y una vez que han cambiado, no hay vuelta atrás. Por ejemplo, no se sabe muy bien qué pasó en Italia durante el verano. Pero una vez que Italia se percibió como un riesgo, esta percepción se mantiene.”

(De la edición impresa)

últimas noticias

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés