La oportunidad de la revolución "mobile"

Cambios para los emprendedores

17-09-2013
Compartir

(Columna de Pablo Larguía, Founder & CEO de Red Innova y Redguru)

Ciertas generaciones fueron afortunadas por ser contemporáneas con revoluciones que cambiaron totalmente la forma en que las personas viajaban, producían, consumían y se relacionaban. La revolución automotriz, la aviación, la eléctrica, la industrial, la TV e Internet, por citar sólo algunas, han dado la oportunidad a emprendedores de cumplir sus sue ños, de imaginar un futuro nuevo y realizarlo. Hoy, a la revolución digital, se suma una nueva innovación: la “mobile” o móvil.

La revolución móvil está cambiando la forma de comunicarnos, la manera inmediata a la que accedemos a contenidos y noticias, y la posibilidad de hacer compras instantáneas. Sólo hay que pensar en las aplicaciones móviles que hoy se utilizan en el smartphone: Whatsapp, Instagram, Twitter, Facebook o Youtube fueron todas aplicaciones creadas por emprendedores, no por grandes corporaciones.

La gran ventaja de la “revolución mobile” con respecto a otras revoluciones es que nunca en la Historia ha sido más económico comenzar un start up digital. Pero, paradójicamente, nunca ha sido tan necesaria una gran dosis de imaginación y creatividad para imaginar servicios nuevos, ya que la competencia por conseguir usuarios es feroz.

Facilidades

Servicios en la nube como Amazon Web Services, el desarrollo de código abierto y la posibilidad de desarrollar el producto con conocimientos técnicos básicos, utilizando servicios como TheAppBuilder, dan accesibilidad a miles de emprendedores con iniciativa para poder poner su producto en el mercado.

A estas facilidades se suman las plataformas móviles: IOS, Android, Blackberry y Microsoft, que brindan la oportunidad de distribuir el servicio a millones de usuarios en el mundo. Es posible llegar con el producto a la pantalla más valiosa y más vista mundialmente: la del smartphone. Con todas estas posibilidades sobre la mesa, queda para el emprendedor lo más difícil: tener la idea adecuada, el talento para armar un buen equipo y la capacidad de ejecutar un plan.

Y aun haciendo todo esto bien, hay miles de factores de riesgo, como el timing de mercado (¿están los usuarios preparados para asimilar y entender tu producto?), la habilidad de generar atracción e interés en los usuarios, y la difícil misión de ganarle el mercado a los competidores.

Sin segundos

Siempre es bueno recordar que en el mundo “mobile”, el líder se lleva todo el mercado. Como mencionaba antes, servicios como Twitter, Instagram o Whatsapp no dejan lugar a un segundo competidor, ya que el efecto multiplicador de los usuarios (“cuantos más los usamos, más nos beneficiamos todos”) hace que no haya lugar para segundos. Aunque el producto del segundo pueda ser mejor, el costo de cambiar de plataforma y convencer de migrar a todos los contactos es muy alto. Sin embargo, para no desanimar, agrego que miles de aplicaciones móviles provienen de interesantes empresas sin tener la necesidad de llegar a millones de usuarios.

Productos con servicio “freemium” y de nicho, pueden integrar una atractiva empresa. Es el caso de Ibillionaire, aplicación para seguidores del mercado financiero que resume las estrategias de inversión de los grandes inversores mundiales, y alerta cuando ellos venden alguna acción de su portfolio. En definitiva, la oportunidad está, las condiciones son favorables y el mercado sólo crecerá exponencialmente en los próximos años. Sólo hay que imaginar un río muy caudaloso y torrentoso. ¿Vale la pena utilizar un barquito para navegarlo o mejor quedarse en la orilla mirando pasar otros barcos? La decisión está en manos de los emprendedores.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés