La muerte de Nisman

¿Tendrá un impacto en la economía?

23-01-2015
Compartir

La muerte del fiscal Alberto Nisman se inmiscuyó en algunos informes económicos. En la editorial del último informe de EconViews, intitulada “Las instituciones nuevamente bajo amenaza”, Miguel Kiguel sostiene que la muerte de Nisman puede terminar afectando a la economía si las instituciones encargadas de resolver el hecho no funcionan correctamente. “Si bien este evento no tiene un impacto inmediato sobre la economía, es importante que la Justicia trabaje con independencia para aclarar este trágico episodio, especialmente porque si así no lo fuera se verían afectadas nuevamente la credibilidad de Argentina, las inversiones y el potencial de crecimiento del país”, afirmó Kiguel.

La consultora ACM también se encargó del suceso que conmovió al país en los últimos días. “La intempestiva y dudosa muerte del Fiscal Federal, A. Nisman, quien la semana pasada había denunciado a la Presidente, al Canciller y otros miembros (formales e informales) del Gobierno de intentar encubrir a los autores intelectuales del atentado contra la AMIA, modifica radicalmente el escenario político e institucional con consecuencias, por el momento, difíciles de prever”, escriben desde la consultora.

Coincide con Kiguel en que, al menos hasta el momento, no hubo un impacto económico. “En términos estrictamente económicos, por el momento, el impacto a corto plazo de los últimos acontecimientos ha sido virtualmente imperceptible. Por ejemplo, las distintas cotizaciones del tipo de cambio no mostraron variaciones de importancia y la evidencia anecdótica no sugiere que haya sido sobre la base de una intensificación significativa de los controles cambiarios, obviamente en un mercado ya de por sí muy controlado”, explican.

Sin embargo, no descarta que haya efectos en tanto: “Como mencionamos anteriormente, la muerte de A. Nisman y el posible avance de la denuncia formulada la semana pasada, son eventos de una significativa gravedad institucional que hacen difícil prever la evolución política a corto y mediano plazo. Mucho más, si se tiene en cuenta la debilidad institucional del país y la desorientación y volatilidad que se observa en las reacciones del Gobierno. Evidentemente, si se profundiza la incertidumbre, evento que en absoluto se puede descartar, los efectos económicos negativos se harán sentir sobre el desempeño de la economía, no sólo en las variables financieras, sino también sobre las perspectivas de la actividad, entre otras”.

El economista Luis Secco, por su parte, advierte que el affaire Nisman podría debilitar una de las pocas, sino la única, ancla que tiene la economía para evitar profundizar su deterioro, a saber, el "ancla política", que tan nítidamente se exhibió en 2014 cuando el Gobierno fue "capaz de ejercer presiones y sesgar determinados comportamientos económicos y financieros, de aprobar todas las leyes que se propuso (la mayoría sin consenso en la opinión pública) y de manejar la agenda mediática a su voluntad". Secco opina que "la muerte del fiscal Nisman puede desencadenar un proceso de afectación de la gobernabilidad tal que 'la política' deje de actuar como ancla de la dinámica de deterioro macroeconómico, no sólo acelerándolo sino también profundizándolo".

Habrá que seguir de cerca, pues, cómo impacta la muerte de Nisman en el devenir político para esperar a ver si hay, o no, un impacto sobre el proceso económico, que ya acarrea sus propios problemas.

Donde sí habrá un impacto, argumenta Carlos Fara, es en el terreno político-electoral. En su último informe, se pregunta, "más allá del hecho policial-político, ¿qué consecuencias puede traer esto para el escenario electoral?". Menciona 6 ítems, que transcribimos a continuación:

Lo que seguro ocurrirá es que se instalará un clima negro, pesado, pesimista, con demanda de oxigenación ética e institucional. Algo así como: "Y encima de todo aparece muerto Nisman, el poder no tiene límites".  Se consolida la demanda de cambio.

¿Baja la imagen de CFK? Seguramente. De todos modos, como siempre decimos, no hay que mirar la foto sino la película. Habrá que ver cuánto dura una eventual baja.

¿Esto le hace perder votos al oficialismo? En el corto plazo sí. De acá a agosto veremos. Probablemente no afecte mucho al núcleo duro. Lo más probable es que esto le termine de cerrar el techo al kirchnerismo, enterrando sus posibilidades electorales.

¿Esto es un antes y un después? No electoralmente. La demanda de cambio viene desde hace 2 años y medio al menos. Insisto: consolida lo pre existente.

¿Favorece a algún opositor en especial? Difícil. El tema es muy delicado, y es muy dificultoso sacar ventaja de esto. Ante el menor atisbo la sociedad reaccionaría muy negativamente. Por eso todas las expresiones opositoras relevantes han sido sobre todo institucionales y sintonizando con el estado de ánimo popular, pero con cautela en cuanto a la causa en sí.

El gran perjudicado es Scioli: solo pudo expresarse con un comunicado de prensa de circunstancia, alejado de los medios. No es lo que la gran mayoría espera de un líder. Siempre le pasa algo: ahora que la economía se había aquietado, se muere Nisman.

Así las cosas, la muerte de Nisman puede terminar siendo el gran cisne negro, al decir de Nassim Taleb, del año 2015.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés