El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 12°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 12°C

La campaña sojera y el 2013

¿Un matrimonio perfecto?

16-10-2012
Compartir

(Columna de Victoria Giarrizzo, directora de la consultora CERX)

Los pronósticos por ahora son inmejorables. La campaña de soja del año próximo será todo un récord y se beneficiará además con precios extraordinarios. Las estimaciones de los analistas agrícolas son coincidentes. Habrá buen clima, baja producción internacional y buenos precios. Tres variables que combinadas dejan un buen panorama para la commodity estrella, que en la última década se ha convertido en nada menos que el motor de la economía argentina.

Según el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés) la campaña de soja 2012/2013 crecerá 34% y la producción local ascenderá a 55 millones de toneladas, 14 millones por encima de los 41 millones obtenidos en el ciclo que concluyó a mitad de año. Sobre ese nivel de producción, el USDA estima que las exportaciones argentinas en ese ciclo alcanzarán las 12 millones de toneladas.

Efecto fiscal

La contribución de la soja será muy importante para el Gobierno de Cristina Kirchner. Porque le significará un alivio en el mercado de cambios y en el sistema productivo. A su vez, su impacto directo e indirecto sobre la recaudación será contundente. Los números de los analistas locales señalan que, de mantenerse los precios en torno a los US$570 por tonelada para los contratos pactados a 2013, la cosecha argentina 2012/2013 representará ingresos para el país equivalentes a unos US$31.350 millones. Sobre esos resultados, el Estado se garantizaría una recaudación para el año próximo de US$6.300 millones aproximadamente, sólo en concepto de retenciones.

La Argentina es el mayor exportador mundial de harina y aceite de soja y el tercero del poroto sin procesar. Y este año, la falta de precipitaciones como consecuencia del fenómeno La Niña que azotó al corazón agrícola del país entre diciembre y enero, los rendimientos de soja y maíz se vieron muy afectadas y finalmente se obtuvo una cosecha muy inferior a la estimada para esta fecha del año pasado. Ahora, sin embargo, los meteorólogos prevén abundantes lluvias hacia el final de este año debido a la influencia del fenómeno El Niño, que es la contracara de La Niña y que llegaría a la región justo a tiempo para favorecer la siembra 2012/13. El Niño, que es una aceleración de los vientos alisios (ecuatoriales) tiende a provocar lluvias en Sudamérica mientras que La Niña suele generar un recorte de las precipitaciones.

Algunos analistas señalan incluso que en la temporada 2012/13 se podrían tener cosechas de soja y maíz más abundantes de las que estima el USDA si las precipitaciones de El Niño llegan en el momento indicado, luego de la siembra y también durante el período de floración en diciembre y enero.

En la mira

Las mayores miradas hoy están puestas en el complejo agrícola, principalmente en la soja que determina el grueso de los ingresos agropecuarios.

Es que buena parte de la escasez de dólares de este año se debió justamente a lo que dejó de ingresar por la menor cosecha de la última campaña, y que derivó en una búsqueda desesperada del Gobierno por tapar todos los canales por donde se van las divisas. Así se incrementaron los controles a las importaciones y se puso un gran cepo cambiario. A su vez, el “efecto soja” fue sentido no solo por el mercado de cambios, sino también por el mercado productivo. Si algo quedó demostrado en los últimos años es que los ingresos generados por la soja se derraman rápidamente en sectores como la construcción, maquinaria agrícola y automotriz, tres rubros que a su vez derivan actividad hacia otras ramas industriales.

Así, en el bajo crecimiento de 2012 tiene una alta responsabilidad la menor cosecha de soja. Justamente porque la Argentina en los últimos años alimentó esa dependencia. La participación de la producción de soja en el PIB alcanzó niveles extraordinarios en los últimos años, alentada por la explosión en el área cultivada, las mejoras en la productividad, el incremento de los precios y la devaluación del peso en enero de 2002. Si entre 1992 y 2001 la soja solo explicaba el 1,35% del PIB, a partir de 2002 esa participación creció sistemáticamente ubicándose actualmente en aproximadamente 5,5% del PIB. Así, según estimaciones del Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), si para el ciclo 2012/2013 la cosecha se ubica en 55 millones efectivamente y los precios promedian los US$570 por tonelada, se debería esperar que sólo por la mayor producción y el derrame que la exportación de la megacosecha genera sobre otros sectores de la economía, la Argentina reciba dos puntos de crecimiento adicionales en su producto. La situación puede, incluso, ser mejor.

El Departamento de Agricultura estimó la cosecha mundial en más de 77.837 millones de toneladas. A pesar de que estará 3% por encima de las expectativas del mercado, la recolección de la oleaginosa y sus existencias serían las más bajas en ocho años. Eso podría generar un escenario de precios incluso más favorable para el país, que además de una megacosecha, recibirá un excelente pago por ella. De todos modos, más allá del optimismo, la evolución pronosticada para el agro hay que tomarla con cautela. A esta altura del año pasado, también todo indicaba que la Argentina lograría la mejor cosecha de maíz y soja de la historia. Pero una gran sequía en el verano 2012 echó por tierra todos esos augurios.

Si bien nada indica que eso volverá a repetirse, no está mal manejar los pronósticos con precaución cuando se trata de variables tan difíciles de prever a mediano y largo plazos como es el tiempo. No es saludable que la coyuntura económica del país dependa de factores tan cambiantes, imprevisibles o desconocidos como el clima o la especulación en los mercados internacionales con los precios de los alimentos. Pero es lo que hoy tiene a mano el país y lo que puede evitar que 2013 sea un nuevo año de sequía económica.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés