"Hay que repensar las herramientas clásicas”

Entrevista a Miguel Giudicatti.

07-05-2012
Compartir

En un momento en el cual el pensamiento heterodoxo está volviendo y la ortodoxia está enfrentando duros embates, la Universidad de Quilmes (UNQ) organizó el Congreso de Economistas Heterodoxos en Buenos Aires a fines de marzo. Entre los expositores foráneos estuvieron Costas Lapavitsas y John Weeks (Universidad de Londres); Lance Taylor, Anwar Shaikh y Edward Nell (Universidad New School, de EE.UU.); Sergio Cesaratto (Universidad de Siena); Marc Lavoie (Universidad de Ottawa); Cyrus Bina (Universidad de Minnesota) y Makoto Itoh (Universidad de Tokio). El Economista dialogó con Miguel Giudicatti, vicedirector del Departamento de Economía y Administración de la UNQ y organizador académico del encuentro. “Quedamos satisfechos tanto por el nivel de las ponencias como por la presencia de académicos, empresarios, funcionarios, alumnos, investigadores y representantes del mundo del trabajo”, expresó.

¿Cuál fue el objetivo del Congreso?

Desde la UNQ hubo dos motivaciones. La primera, reunir a estos popes de la economía heterodoxa en Buenos Aires. Segundo, vincularlos al proceso de revisión de los planes de estudio de economía y carreras afines que se está dando en la UNQ y en otras casas de estudios, como la UNLP y la UBA. Nosotros estamos trabajando en eso, queremos darle mayor amplitud de escuelas a la formación de nuestros graduados y esperamos lanzar el año que viene una Licenciatura en Desarrollo Económico para complementar la que ya existe en Comercio Internacional.

Durante el Congreso, se estaba debatiendo la reforma la Carta Orgánica del BCRA. ¿Se interesaron los expositores?

Sí. Lavoie, Shaikh y Lapavitsas tienen varios trabajos en donde plantean que los bancos centrales no deben encargarse sólo de mantener el valor de la moneda sino de otras cuestiones como el empleo, el crecimiento, el desarrollo y la inversión y nos pedían que los mantengamos informados sobre el trámite legislativo de la reforma.

¿A qué se debe el interés en ampliar los contenidos de las carreras?

Desde la creación de la UNQ hace 23 años, la Licenciatura en Comercio Internacional, que es la más relacionada a la economía, tiene una orientación bastante amplia. Enseñamos el mainstream y las herramientas de la economía ortodoxa, y también estimulamos a los profesores a incluir visiones alternativas y autores como Keynes, Marx y Kalecki, entre otros. Por supuesto, también tiene que ver con que en el ámbito internacional y nacional las recetas de la ortodoxia no están funcionando. La crisis que está atravesando Europa demuestra que hay algunas herramientas que la formación económica tradicional sigue manteniendo en sus manuales y que es necesario repensarlas. Lo ocurrido en la Argentina en los últimos años demuestra que usando otro tipo de herramientas puede haber otro tipo de resultados.

El ex ministro de Hacienda de Chile Andrés Velasco dijo recientemente que además de escribir nuevos papers, muchos economistas deberían leer los viejos, ya que muchos de los problemas que hoy enfrenta Europa los han padecido otros países, y hace no mucho tiempo.

Uno de los expositores, Lance Taylor, tiene un paper famoso llamado “La revancha de Keynes”, en el que hace referencia a la necesidad de los gobiernos que están enfrentando situaciones de crisis, como en Europa hoy, de aplicar algunas herramientas keynesianas que podrían generar resultados más alentadores que los que están consiguiendo las recetas más clásicas.

¿Cuál fue, en líneas generales, la apreciación de la situación global?

El que más referencias hizo fue el economista griego Costas Lapavitsas, que fue el más buscado por la prensa para analizar las similitudes entre la situación de su país y la Argentina de 2001. De todas maneras, gran parte de las ponencias no estuvieron concentradas en la coyuntura sino en líneas de investigación más antiguas.

¿Y sobre la economía argentina?

Quien más se refirió al país fue Lance Taylor, que dijo que encontró muchas similitudes entre las herramientas de política que había en los escritos de Keynes y algunas políticas que se pusieron en marcha en el país en 2003. Otro que se refirió a la Argentina fue John Weeks, que consideró correcto que la Argentina se haya animado a encarar una reforma de su banco central para que incorpore nuevos objetivos y funciones.

(De la edición impresa).

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés