El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 20°C

El gasto social

Clave de la perduración chavista

12-03-2013
Compartir

(Columna de Marcos Leonetti, economista y director de laeconomiaonline.com)

Hugo Chávez fue el personaje que en todo el continente despertó los amores y los odios más radicales y profundos, pero jamás la indiferencia. Con su discurso socialista puso en jaque a los empresarios acostumbrados a hacer grandes negocios en Venezuela hasta su llegada al poder. Se enfrentó al poder y a Estados Unidos, más allá de que fue y es uno de sus principales clientes del principal y único bien que abunda en Venezuela: el petróleo.

Una de sus frases célebres a la hora de impartir su intervencionismo de Estado, era: “Exprópiese”. Según los cálculos del Observatorio de Derechos de Propiedad, Chávez ha intervenido o expropiado a más de 1.100 empresas en su paso por el gobierno. Su lema era que en el socialismo del Siglo XXI la propiedad privada no podía estar ajena al interés social. A medida que su poder se consolidaba, las expropiaciones iban en aumento.

Comenzando en 2002 con la empresa química Poliolefinas Internacionales, con el correr de los años fue creciendo considerablemente la cantidad de empresas que pasaban a la órbita del Estado. Según los datos oficiales, sólo en 2009 intervino 374 empresas. Ese mismo año, Chávez sacó la “Ley de Propiedad Social” mediante la cual el Gobierno tenía el señorío de “declarar la utilidad pública y el interés social de bienes, materiales e infraestructuras que se determinen susceptibles de ser declarados de propiedad social, para asegurar la producción socialista”.

Los controles de precios, hasta hoy, fueron los pilares de la economía, al igual que los controles de cambio en las finanzas. Desde que hubo una huelga en el sector petrolero, impuso el control de divisas que quedó instalado desde ese momento. Con la reforma agraria de 2005, expropió fincas a las que denominó “latifundios improductivos” para repartirlas en pequeñas parcelas a campesinos. De todas las expropiaciones o intervenciones del Estado quedan reclamos de distintos tipos, los más habituales son por falta de resarcimiento total o parcial.

El año pasado, había promulgado una ley de trabajo de 554 artículos que al día de hoy es la más favorable de toda América Latina para la clase trabajadora, denominada “Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras”. Entre los más sobresalientes puntos están la reducción de la jornada laboral, prohibición de despido sin justificación, reconocimiento a participar en las ganancias de la empresa en 15% de los beneficios líquidos, prohíbe la tercerización considerándola como fraude, y establece penas de prisión para empresarios que no cumplan con la orden de reincorporar al trabajador despedido sin justificación. El trabajador que quiera hacer una huelga, sólo debe informarla.

Podríamos continuar con ejemplos de este tenor, pero la pregunta es cómo ha permanecido en el poder durante 14 años, ganando 15 elecciones de un total de 16 oportunidades por diferencias de 10 a 20 puntos.

En Venezuela, los negocios y las finanzas van por un carril y los votos, por otro. Por un lado, está el empresariado con las restricciones que impone un sistema socialista como el bolivariano y, por el otro, la legitimidad democrática de un gobierno que, acusado de ganar con fraude, en términos de transparencia a la hora de las elecciones ha cosechado los laudos más sobresalientes.

Aunque mucho se han cuestionado los procesos electorales en Venezuela, lo cierto es que el mismo ex presidente de Estados Unidos James “Jimmy” Carter ha declarado que es el mejor del mundo de los que su fundación ha monitoreado. ¿Cómo entender semejante contexto? El caudal de votos que ha cosechado en cada elección se puede comprender a partir de los beneficios que supo dispensar a un pueblo acostumbrado al pauperismo, una especie de Perón en una Venezuela del Siglo XXI. Está claro que el “Comandante” empezó por la base de la pirámide, la más alejada del mundo de los negocios.

El gasto social

En el sector de la salud, instituyó el Sistema Nacional Público, que garantiza el acceso gratuito a la atención médica. En los últimos 7 años se fundaron 7.873 centros médicos en todo el país. Cuando asumió el poder había 20 médicos por cada 100.000 habitantes: en 2010 había cuadruplicado ese ratio, llevándolo a 80 médicos por cada 100.000. La tasa de mortalidad infantil la redujo 49%, llevándola de 19,1 por 1.000 por 10 x 1.000. Se redujo la tasa de pobreza desde 42,8% a 26,5% y la tasa de extrema pobreza desde 16,6% a 7%, según datos del Banco Mundial. La tasa de desnutrición infantil bajó en 40% durante su gobierno. La FAO ha declarado a Venezuela el país de América Latina y del Caribe más avanzado en la erradicación del hambre.

De 387.000 ancianos que recibían pensión cuando asumió, la cifra hoy alcanza a 2.100.000.

Construyó 700.000 viviendas sociales. En educación, universalizó el acceso de tal manera que casi 2 millones de venezolanos aprendieron a leer y escribir. A finales de 2005, la UNESCO la declaró territorio sin analfabetismo. Hoy el país es el segundo en el continente en el ranking de mayor matrícula universitaria y el quinto del mundo. En cuestiones de tecnología ha universalizado en todo el territorio el acceso a Internet y las telecomunicaciones. De acuerdo al informe anual del World Happiness de 2012, Venezuela es el segundo país más feliz de América Latina y el decimonoveno en el mundo.

El PIB por habitante pasó de US$ 4.100 en 1999 a US$ 10.810 en 2011. La tasa de desempleo pasó del 15,2% a 6,4% en 2012, creándose más de 4 millones de empleos. La deuda externa medida como porcentaje del PIB pasó del 45% al 20% en 2011.

Evidentemente, Chávez supo consolidar un gasto social que le permitió consolidarse en el poder hasta el día de su muerte. ¿Cómo juzgar a un personaje tan controvertido? Eso quedará en cada uno según dónde decida pararse, pero nunca podremos ser indiferentes a la hora de determinar qué encuadramiento decidimos darle.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés