El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 23°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 23°C

¿De qué se hablará en economía?

Proyecciones 2012.

27-12-2011
Compartir

Las cuentas de la provincia de Buenos Aires

Un ex ministro de Economía de la provincia calcula que el rojo fiscal de este año terminará siendo

de $ 10.000 millones. El Presupuesto había estipulado $ 8.644 millones. Para el año que viene el

mismo economista estima que el desequilibrio será más o menos el mismo: los menores ingresos debido a la menor recaudación (por caída en nivel de actividad económica) será compensado por un ajuste en los impuestos. El proyecto de Presupuesto 2012 contempla un incremento en el gasto del orden del 25%, un déficit fiscal de $ 6.600 millones y subas impositivas. Con los cambios  propuestos, que afectarán en especial las partidas del inmobiliario urbano y los automotores (patentes) de mayor valuación fiscal, el gobierno provincial espera recaudar $ 1.900 millones extras. Subirá, asimismo, el impuesto sobre los ingresos brutos en los rubros de bebidas alcohólicas, juegos de azar y tabaco. Los servicios de la deuda que deberá pagar la provincia de Buenos Aires se duplicarán el año que viene. Pasarán de U$S 713 millones a U$S 1.472 millones. Si la Tesorería de la provincia tiene límites para obtener recursos del Banco Provincia y de colocaciones tanto en el mercado interno como internacional, Daniel Scioli no tendrá otra opción que pedirle más plata prestadaa Cristina Fernández.

El dólar

Un cálculo de Miguel Angel Broda señala que el Banco Central perderá U$S 6.500 millones en 2012 (perdió U$S 12.300 millones este año según un trabajo de Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica). La demanda de dólares persistirá y la economía argentina ya no generará tantas divisas como en los últimos años. El propio Castiñeira lo pone del siguiente modo: el saldo comercial pasará de U$S 11.000 millones en 2011 a U$S 8.000 millones el año que viene. “El deterioro no es mayor por el freno en el nivel de actividad”. Este saldo comercial no alcanzará para pagar los intereses de la deuda externa y utilidades de multinacionales (aún en descenso), dice Castiñeira. Sobre ello se suma los pagos de capital de la deuda externa. Para Castiñeira las reservas podrían caer incluso U$S 7.000. La mayoría de los economistas estima que el precio del dólar subirá en la Argentina el año que viene. El consenso elaborado por Focus Economics señala $ 4,95 para fin de 2012. La consultora que tiene el pronóstico más bajo es abeceb.com ($ 4,70). Mientras que Citi ve el dólar a $ 5,50 y Orlando Ferreres a $ 5,28.

La inflación

Hay dos visiones al respecto. Una es la de aquellos que creen que la tasa de inflación aumentará porque el Gobierno seguirá sin coordinar las políticas fiscal, monetaria y de ingresos. Y estiman que la inflación podría subir al 25% anual. Desde 2008 que no se registraría una tasa tan alta según mide el Estudio Broda (16,1% en 2009, 22,5% en 2010 y 22,5% en 2011). Por otro lado están los que creen que la inflación seguirá cayendo o, al menos, estabilizada (Estudio Bein). ¿La razón?  Principalmente son dos. La primera es que el Gobierno seguirá utilizando el precio del dólar como ancla cambiaria. Un economista lo pone del siguiente modo: “Está subvaluado el efecto que produce sobre la inflación de cuatro años en que el tipo de cambio crece a un ritmo menor que los precios”. La segundo razón es que el Gobierno buscará bajar la discusión salarial al 18% con el fin de reducir el grado de nominalidad del 35% al 18% pero para que resulte efectivo haría falta coordinar políticas.

Desaceleración o estancamiento

La economía crecerá a la mitad en 2012. El consenso de los economistas elaborado por Focus Economics señala que el PIB crecerá 3,8% el año que viene (7,5% en 2011). Hay varias lecturas al respecto. Una sugiere que el Gobierno sentirá el impacto de la desaceleración porque ello repercutirá en la cantidad de recursos que tenga para administrar. La otra sostiene que un crecimiento por encima de 2% es una buena noticia para la Argentina en un mundo donde las

economías ricas crecen poco o se contraen. El consumo se mantendrá en niveles altos a principio

de año gracias a las políticas expansivas de 2011 y los dólares que ingresarán en la primera parte del año por la cosecha. Por otro lado, la industria sentirá la desaceleración de Brasil.

Guillermo Moreno

El secretario de Comercio Interior tendrá un intercambio fluido con las empresas. Desempeñará un rol activo en la Secretaría de Comercio Exterior y oficiará de guardián de los dólares durante 2012.

Hugo Moyano

La puja salarial transcurrirá al ritmo de la disputa entre el líder sindical y Cristina Kirchner. El Gobierno pretende que el aumento de los salarios el año que viene no supere el 18%. Pero Moyano dijo que se guiará por la inflación de los supermercados y no la del INDEC.

Europa

La crisis europea tendrá impacto sobre el mundo y, consecuentemente, sobre la economía argentina. Algunas economías europeas entrarán en recesión en 2012. Y mientras ello suceda sus líderes continuarán celebrando cumbres y negociando acuerdos para ver cómo se llevan a cabo los ajustes: los países de la zona gastaron por encima de sus posibilidades en los últimos años y ahora trazaron una hoja de ruta donde sólo les espera ajuste fiscal. Por su parte, políticamente, los gobiernos se moverán entre dos opciones. Una es de ruptura. Hay analistas que no descartan que

algún país pueda dejar de utilizar el euro el año que viene. La otra de mayor integración. Angela Merkel dijo que la consolidación fiscal es un camino del cual los países del euro ya no tienen retorno. Un número de la revista The Economist dedicado a la economía mundial en 2012, sostiene que “el riesgo de que el euro se rompa es alto”. Y apuesta a que, si ello ocurre, será porque Grecia decida abandonar la moneda común.

(De la edición impresa)

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés