Crecimiento bajo en los países desarrollados

El pronóstico de Miguel Angel Broda.

15-08-2012
Compartir

“No esperemos nada del mundo desarrollado”, dijo esta semana el economista Miguel Angel Broda en el Día de la Exportación organizado por la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA). Los países centrales evitaron una reedición de la Gran Depresión pero, en ese combate, perdieron sus balas monetarias y fiscales. Ahora, los efectos sobre el ciclo económico de las expansiones monetarias, con tasas en mínimos históricos, son limitados y el poder de fuego fiscal, debido a los altos déficit, es menor.

Aun así, Broda considera que los países desarrollados no deben repetir el error que Estados Unidos cometió en 1937 y Japón en 1997: hacer un fuerte ajuste fiscal.

Las recuperaciones de crisis financieras, recordó Broda, habitualmente son lentas. Asimismo, en este contexto se genera un círculo vicioso puesto que el sector público, el sector financiero y el sector privado están haciendo esfuerzos por ajustarse. “La búsqueda del equilibrio en cada uno de estos sectores tiene externalidades negativas sobre los otros dos”, explicó.

Estados Unidos seguirá con un “crecimiento amarrete” de 2% hasta 2015. El “precipicio fiscal” que se avecina es un riesgo porque hay una parálisis política que, según Broda, persistirá aún luego de las elecciones de noviembre.

En Europa, en tanto, la situación es más urgente. “El mundo depende de Mario Draghi”, manifestó en su habitual tono épico. La eurozona caerá 0,6% este año y no crecerá en 2013. Si bien la crisis persiste, destacó que las autoridades saben cuál es el problema y que se han hecho progresos en avanzar hacia “un Estados Unidos de Europa”. Según Broda, una unión bancaria y fiscal es la solución para los dilemas de la eurozona. Sin embargo, aún falta más consenso político. En el corto plazo, el objetivo es recuperar el crecimiento y revertir la fuga de capitales en los PIIGS. Si no se halla una solución y se produce un Lehman II, advirtió, el mundo estaría en peores condiciones que antes de contrarrestarlo y en las puertas de una depresión.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés