El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 18°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 18°C

Comercio con Brasil: ¿desdolarizar es el camino?

Entrevista a Gustavo Segré (CEO del Center Group)

04-11-2015
Compartir

(Columna de Facundo Matos Peychaux)

Desde los equipos de Daniel Scioli propusieron que el intercambio de bienes se dé en las monedas propias. El Economista consultó sobre esta idea a Gustavo Segré, CEO del Center Group.

¿Es factible una desdolarización del comercio con Brasil?

Este sistema ya se implementó hace bastante tiempo con el nombre de Sistema de Monedas Locales (SML), donde cualquier exportación no necesitaba pasar por el dólar desde el punto de vista del valor, es decir, Argentina podía exportar en pesos y Brasil podía hacerlo en reales. No obstante, el arbitraje siempre se hacía por el dólar. Se tomaba como referencia la relación peso-dólar y real-dólar para eso. Para peor, los pesos que uno exportaba los transformaba a dólares por el precio de venta, el valor más alto, y los transformaba en reales al valor de compra, el más bajo. Entonces, este sistema, que en la teoría era muy bueno, en la práctica nunca resultó. Tanto que los valores negociados mediante este sistema eran el 3% sobre el total de exportaciones e importaciones y en la mayoría de los casos, eran empresas vinculadas unas con la otras, a las que no le alteraba nada el sistema y de última, cualquier ajuste lo hacía en los balances. Me parece que la propuesta es más un título de marketing que una cuestión puntual plausible. Hay otras cuestiones para hacer.

¿Cómo cuáles?

Nosotros propusimos hacerlo al revés en ese momento: que Argentina exportara en reales, porque de esa manera, para un importador brasilero, comprarnos a nosotros era lo mismo que comprar en el mercado local, lo que representa una facilidad al comercio. Lo único que le cambia es que tiene una burocracia de importación, nada más.

¿En qué consiste el atractivo de esa propuesta?

En que si yo le vendo a cualquier brasilero en reales, tengo una ventaja comparativa respecto de cualquier otro origen que quiera exportar a Brasil en dólares. Lógicamente, yo voy a tener un riesgo de cambio porque él me va a pagar en reales y si el real se desvaloriza, van a ser menos dólares. Pero son las misma cantidad de reales en función del peso argentino, con lo cual yo puedo hacer una protección cambiaria con mi banco para que los reales generen una cantidad determinada de pesos. Eso es mucho mejor que exportar en pesos. Te invito a que llames a 500 empresas exportadoras argentinas y le preguntes si exportarían hoy en pesos: te van a decir que no porque sabe nadie a cuánto está el dólar.

¿Cuánto juega la falta de competitividad de los productos argentinos en la desaceleración de las exportaciones a Brasil?

Hay una falta de competitividad de los productos argentinos independientemente del destino, pero de cualquier manera vos podés mejorar tu posición de competitividad en función de cualquier reducción de gasto sin tocar el tipo de cambio.

¿Qué se puede hacer para apuntalar el comercio bilateral en el contexto actual de menor competitividad?

Hay un montón de cosas que se podrían facilitar. Hay un montón de productos que Argentina podría exportarle en alimentos, productos de laboratorio (sae cosméticos y farmacéuticos) y productos que tienen que ver con agricultura. ¿Por qué se complica la exportación entonces? Porque un producto que lleva un año o dos en hacer la registración acá, cuando lo querés exportar a Brasil requerís un año o dos más para registrarlo allá. Se deberían juntar los dos gobiernos y ponerse de acuerdo en qué ítems pedir para que cuando un producto esté registrado en un lugar, esté registrado automáticamente en otro. Hay que utilizar el tratado de Asunción. Si vos ves los primeros siete artículos del tratado, vas a ver que el Mercosur hoy está totalmente distorsionado porque Brasil le cobra a Argentina impuestos que no son los mismos a los productos nacionales y el artículo 7 dice que los productos de los estados partes serán considerados iguales a los nacionales. Esto no está haciéndose. Si vos exportás en reales, si hay iguales requisitos para la registración de productos y se obedecen los primeros siete artículos del tratado de Asunción, Argentina exportaría 50% más que lo que exporta ahora y sin tocar el tipo de cambio.

¿Con Brasil en desaceleración también?

Es que no necesitamos que compre más productos sino que nos compre a nosotros en lugar de a otros. Brasil importa US$200.000M al año y Argentina es solamente US$12.000M, el 6% del total. Es decir que hay US$188.000M que le compran a otro mercado que no tiene las ventajas que le da Argentina en impuestos de importación. Ellos cuando importan tienen un dólar de 3,90 reales más el 10%, de impuestos, lo que da un dólar de 4,30 reales. En cambio, ¿cuál es el dólar que yo importador en Brasil pago por productos argentinos? 3,90 reales, entonces ahí ya tengo un 10% de ventaja comparativa respecto a otros mercados. Es más, cuando la empresa argentina instala su parte comercial en Brasil y se exporta a ella misma, evita el importador brasilero, por lo cual obtiene una ventaja comparativa de 27%, que es el costo operacional, el costo financiero y el margen de lucro que se llevan los importadores brasileros. Entre las dos cosas, una empresa argentina puede lograr una ventaja comparativa de 37%. Eso es como si estuvieras exportando hoy a un dólar de 13 pesos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés