El Economista - 70 años
Versión digital

vie 22 Oct

BUE 24°C

Versión digital

vie 22 Oct

BUE 24°C

“Brasil podría volver a crecer recién en 2017”

Entrevista a Ilan Goldfajn (Economista jefe del Banco Itaú)

23-10-2015
Compartir

Ilan Goldfajn, economista jefe del Banco Itaú, es una de las voces económicas más escuchadas de Brasil. En un diálogo exclusivo con El Economista repasa los desafíos que enfrenta la principal economía de la región y ofrece sus proyecciones.

Hace unos días, The Economist publicó un artículo intitulado “¿Por qué Brasil se metió en este lío?”. Por un lado, ¿cree que Brasil está en un lío y, en caso afirmativo, cómo explica que haya llegado a ese lugar?

Brasil está con un problema serio y doble: tiene que aprobar medidas fiscales muy duras en un contexto político fragmentado. Ese es el núcleo del problema.

¿La debilidad política del Gobierno, y de la Presidenta en particular, retroalimenta los problemas económicos?

Sí. Ambos problemas se retroalimentan.

¿El ajuste fiscal que está encarando el ministro Joaquim Levy es el camino correcto?

Sí, una vez aprobadas las medidas que él está pidiendo y la política fiscal se readecua para estabilizar la dinámica de la deuda, la confianza vuelve y la economía se recupere.

¿Cuánto influye en la retracción del PIB el contexto global? Me refiero, sobre todo, a China y el precio de las commodities.

Hay un contexto global que está haciendo que todas las economías de la región se desaceleren: los términos de intercambio cayeron, las commodities bajaron y China se está desacelerando. Eso tiene consecuencias en la economía real. Sin embargo, algunos países tuvieron el shock y sufrieron poco y, otros, tuvieron el shock y sufrieron más.

Entre ellos, está Brasil.

Sí, sufrió un poco más porque también tuvo problemas locales.

Hay un gran debate sobre si el crecimiento en China se mantendrá en 6-7% o si sufrirá un hard-landing. ¿Usted qué opina?

Creo que China tiene toda la capacidad para crecer entre 6% y 7% en los próximos años.

En su último World Economic Outlook (WEO), el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó una caída del PIB de Brasil de 3% en 2015 y de 1% en 2016. ¿Usted tiene proyecciones similares?

Nosotros creemos que el PIB va a caer 3% en 2015 y 1,5% en 2016.

O sea que es levemente más pesimista que el FMI.

Sí, sobre todo el año que viene.

¿Qué va a pasar con la cotización del real?

Creo que un real alrededor de 4/US$ es suficiente para que la cuenta corriente se estabilice y vaya a un equilibrio. Pero estamos en una situación muy volátil y puede haber, por lo tanto, un undershooting o un overshhoting. Eso puedo pasar. Como dije, cerca de 4/US$ me parece razonable pero no podemos descartar una volatilidad grande para arriba o incluso para abajo.

¿Esta volatilidad podría acentuarse si, eventualmente, hay un impeachment a Dilma?

Si hay una volatilidad política adicional, por el motivo que fuera, puede haber un overshooting.

La Argentina está prácticamente estancada desde 2011. ¿Esto también tiene relación con la desaceleración de Brasil, o no?

Sí, en un primer momento, la industria de Brasil, que vende una parte relevante de su producción a Argentina, tuvo una desaceleración más fuerte. Pero la economía argentina como un todo no es muy relevante porque una parte muy importante de la economía de Brasil son los servicios.

Usted dijo que es necesario que se regenere la confianza para que Brasil vuelva a crecer. ¿Cuándo cree que será eso?

Es difícil de predecirlo y depende del Presupuesto 2016 que se apruebe. Nadie está seguro de que el Gobierno vaya a lograr los recortes necesarios. Si lo logra, se puede estabilizar la caída y recién volveremos a crecer en 2017, aunque trimestralmente empezaría más temprano la recuperación.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés