El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 20°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 20°C

Africa, nuevo destino de exportación

Una estrategia acertada.

20-09-2012
Compartir

(Columna de Marcos Leonetti, economista y director de laeconomiaonline.com)

En estos últimos tiempos nos hemos llenado de información acerca de nuestros nuevos destinos exportables. Viajes de empresarios, ferias, rondas de negocios y comitivas hacia tierras que no tiene el mejor marketing del mundo. Muchos se preguntaron por qué elegir un continente con países casi desconocidos cuando tenemos países desarrollados a los cuales venderles. La respuesta a esta pregunta es fácil: los desarrollados son los más proteccionistas de la historia del comercio mundial y tienen una ingeniería de diseño focalizada a desarrollar artilugios, tretas y amagos para no comprar.

Pero la realidad es que nuestra apuesta por el Africa tiene su historia reciente. Lula Da Silva comenzó a visitar el vecino continente en 2003 y viajó más de diez veces. Desarrolló un determinado nivel de vínculo desde un igual a otro igual y planteando los lazos Sur-Sur de complementariedad, integración y beneficio mutuo, algo casi desconocido por los africanos. Según datos oficiales del gobierno vecino, entre enero y junio de este año los productos brasileños con destino a Africa sumaron US$ 5.532 millones: quintuplicó los montos en diez años.

Lula le insistió a Nestor Kirchner durante cinco años que lo acompañe y que, juntos, la Argentina y Brasil profundicen este tipo de relacionamiento con el continente olvidado. Es este el motivo de la elección de estas tierras como destino exportable. Es a partir de la “invitación” de Brasil que nuestro comercio cobra impulso. Aunque estos últimos años nuestras ventas están tomando volumen con Africa, hay un recorrido político previo que nos une. Sólo por nombrar un ejemplo, ante las Naciones Unidas, la Argentina mantuvo una postura relevante a favor de Africa y en contra de políticas colonialistas que dañaron por mucho tiempo al continente africano.

Brasil se tomó muy en serio su política exterior y se desplazó en cuanto espacio disponible encontró en su camino. Africa cuenta con más de 1.000 millones de habitantes, de los cuales el 20% (200 millones) ya están en un proceso de movilidad social ascendente, lo cual los transforma en un interesante mercado en sí mismo. Aunque el continente estuvo signado por muchísima violencia, las inversiones extrajeras llegaban de todos modos, priorizando la alta rentabilidad de sus principales materias primas (petróleo y diamantes), la cual estuvo por encima de los inconvenientes producidos por las inestabilidades políticas y sociales. La Inversión Extranjera Directa (IED) que llegó a esas tierras se multiplicó por diez veces en lo que va de este siglo.

Primer semestre de 2012

De acuerdo a los datos recopilados por una importante agencia marítima argentina, durante el primer semestre de 2012 se despacharon desde puertos de la Argentina hacia varios países de Africa poco más de 12.400 contenedores de 40 pies a través de más de 300 empresas. Las compañías marítimas enfrentaron el desafío de conseguir barcos de mayor manga (más anchos) para transportar a una cantidad de mercaderías inéditas, lamentando que muchos contenedores tuvieran que quedarse en el puerto, por falta de espacio en los transportes. Sólo a Angola se exportaron 4.377 contenedores y a Sudáfrica, 4.379. Principalmente, los envíos fueron de alimentos (productos de mar, cereales, oleaginosos, vinos, lácteos, carnes, y derivados). Hace muy poco tiempo el canciller Héctor Timerman declaraba en un programa de TV que Africa aportaba la mitad del superávit comercial de la Argentina con el mundo.

Pero no todo son alimentos, también hay tecnología de punta en el reporte del primer semestre. Hay 24 contenedores con reactores nucleares, calderas, máquinas, aparatos y artefactos mecánicos con destinos a Madagascar, Angola y Sudáfrica. También se enviaron más de 80 camionetas 4x4 hacia Angola, aunque en total llegaron 117 vehículos 0km. Está previsto enviar más de 500 en todo 2012. En 2010, las exportaciones totales argentinas hacia Africa sumaron US$ 4.000 millones de dólares y en 2011 estuvieron cerca de los US$ 6.400 millones.

El potencial de Africa es altísimo y la Argentina tiene muchísimo por desarrollar en lo comercial. Cuando los mercados tradicionales están estancados y con sus propias problemáticas, diversificar con destinos exóticos disminuye sensiblemente el riesgo de que se caigan las exportaciones y, por consiguiente, la única fuente genuina de ingreso de divisas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés