El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 16°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 16°C

Prevén el fin de los precios altos en alimentos

05-07-2016
Compartir

Un informe sobre perspectivas agrícolas elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) anunció el final del ciclo de precios altos de los alimentos, al señalar que éstos se mantendrán “relativamente bajos en los próximos diez años”, debido al menor crecimiento de la población mundial, la creciente oferta, la acumulación de reservas y la caída en los ingresos de las economías emergentes.

El estudio, que se realizó de acuerdo a datos de cuarenta y un países y doce regiones, aclaró que podría haber eventuales fluctuaciones, y pronosticó que la baja en los precios no será igual para todos los productos. De esta manera, se prevé un aumento en las compras de carne, pescado y alimentos ricos en proteínas que se dará gracias a las mejoras tecnológicas y de productividad en 80% y en 20% por la suba del área sembrada en Argentina y Brasil, mientras que se registrará un estancamiento en las ventas de cereales, un factor que podría preocupar a los mercados internacionales, que ayer no operaron por el Día de la Independencia de los Estados Unidos. “Con la expansión de la oferta y la demanda equilibradas, los precios reales de las materias primas agrícolas se mantendrían relativamente estables”, sostuvo, al tiempo que subrayó que los países en desarrollo liderarán el consumo a causa de la creciente población y un mayor gasto per capita, lo cual ayudará a recortar la desnutrición del 11% actual al 8% en nueve años.

Para América Latina, las organizaciones señalaron un crecimiento de la superficie destinada a cultivos del orden del 24% hasta el 2025, que se dará principalmente gracias a de la expansión de la soja. Así, proyectó un avance para la región que se concretará sobre todo en materia de exportaciones. Para el sur y el este de Asia, en tanto, estimó un alza en la producción a pesar de una fuerte limitación en los recursos.

“La ampliación más lenta del mercado hará que se reduzca a la mitad el incremento del comercio agrícola en comparación con la década anterior”, sostuvo el informe, y no descartó futuros picos en algunos valores. “La próxima crisis podría estar a la vuelta de la esquina”, advirtió Angel Gurría, secretario general de la OCDE, quien también atribuyó el cambio a la creación de instituciones para monitorear los precios y a la fuerte adaptación de los productores a la reacción de los mercados, lo cual se refleja en el almacenamiento de una gran cantidad de granos a la espera de cotizaciones favorables.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés