El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Desinflación deberá esperar

“Llegaremos a 2019 con los precios cabalgando a ritmo intenso”, dicen un informe de Federico Muñoz

06-05-2018
Compartir

“Lo más fácil que tenemos por resolver es la inflación”, dijo Mauricio Macri en la campaña de 2015. Evidentemente, no fue fácil. Según un informe de Federico Muñoz & Asociados, hacia adelante, tampoco lo será (y menos si el dólar empieza a moverse). Lecciones de recientes desinflaciones muestran que nunca hubo procesos tan veloces.

“Lo más fácil que tenemos por resolver es la inflación”, dijo Mauricio Macri en la campaña de 2015. Evidentemente, no fue fácil.

En su informe semanal, Muñoz recordó que la primera misión del FMI ?que fue bastante elogiosa con la gestión de Cambiemos? dejó algunas dudas. Una de las principales era que entendían que las metas oficiales de inflación eran excesivamente optimistas.

En su análisis, la misión liderada por Roberto Cardarelli presentó 35 episodios de desinflación en el mundo desde niveles de inflación moderada (10% a 40% anual): sólo cinco habían tardado menos de cuatro años para bajar a un dígito y, en casi la mitad de los casos, se necesitó más de una década. Para Muñoz, el ejercicio planteado por el FMI no era muy consistente con la inflación moderada de Argentina ya que tomaba muchos casos de países que salían de hiperinflaciones.

“En función de lo expuesto, conviene concentrarse únicamente en los antecedentes internacionales de desinflaciones en regímenes de inflación moderada”, señaló Muñoz. En los casos de Chile, Colombia, Israel y México la convergencia a una inflación inferior a 10% llevó no menos de seis años e, inclusive, en un par de casos el proceso se extendió por una década.

“Las distintas experiencias de desinflación nos llevan a concluir que incluso las nuevas metas presentadas por el Gobierno a fines del año pasado siguen siendo muy ambiciosas", dice Muñoz

El informe concluyó: “Las distintas experiencias de desinflación nos llevan a concluir que incluso las nuevas metas presentadas por el Gobierno a fines del año pasado siguen siendo muy ambiciosas. De todos modos, de ninguna manera reclamamos un nuevo cambio de metas sino ?simplemente- bajar los niveles de ansiedad. Habrá que hacerse a la idea además que llegaremos al 2019 con los precios cabalgando todavía a ritmo bien intenso”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés