Juan Cabandié: “Es necesario ir dejando los combustibles fósiles”

Además sostuvo que "los países más contaminantes y que han degradado lo ambiental son los países ricos".

9 de septiembre, 2021

Las exportaciones de petróleo aumentaron 37% en el primer trimestre del año

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, dijo hoy que frente al cambio climático es necesario “preservar los bosques nativos” e “ir dejando los combustibles fósiles” para que no continúe el aumento de la temperatura global promedio anual.

“Tenemos que preservar los bosques nativos (la cuenca forestal) porque es lo que permite la captura del carbono (CO2) que emitimos. Por otro lado, uno de los temas principales es la modificación de la matriz energética: hay que ir dejando paulatinamente combustibles fósiles y pasar a energías limpias”, aseguró hoy el ministro de Ambiente.

“La ciencia renueva informes -por ejemplo, el famoso informe de Naciones Unidas que se dio a conocer hace un par de semanas- que indican que si nosotros no modificamos prácticas, métodos productivos, matrices energéticas, el aumento de la temperatura global promedio anual va a seguir aumentando”, indicó el funcionario esta mañana a Radio Del Plata.

Y explicó: “Ese aumento de la temperatura es producto de la actividad humana, de los gases de efecto invernadero que se emiten a partir de los hidrocarburos, combustibles fósiles. Son gases que quedan atrapados en la atmósfera y generan un aumento de la temperatura del planeta y eso es lo que produce los efectos climáticos”.

En relación a los compromisos asumidos por la Argentina ante las Naciones Unidas para preservar el medioambiente, Cabandié destacó la preservación de la cuenca forestal y el cambio en la matriz energética.

Además sostuvo que “los países más contaminantes y que han degradado lo ambiental son los países ricos”.

“Esos países tienen más responsabilidad que el nuestro, así está establecido incluso internacionalmente, y tienen la obligación de financiar la transición a los países en desarrollo; pero esa financiación nunca llegó”, agregó.

“Si no modificamos estas cosas el daño puede ser irreversible. La ciencia determina que está en duda la preservación de la naturaleza, pero también está en riesgo la extinción humana”, concluyó.