La inflación seguiría entre 2,5% y 3% en los próximos meses

Los analistas la proyectan una inflación entre 2,5% y 3% para lo que resta de 2021, pero advierten que no es una desinflación sustentable.

15 de septiembre, 2021

La inflación perforó el 3% en agosto: se ubicó 2,5% mensual

Por Alejandro Radonjic

Finalmente, la inflación se metió debajo de 3% mensual. Ayer, el Indec confirmó lo que ya habían estimado los privados. El mes pasado, el IPC Nacional marcó 2,5%. Desde octubre de 2020 no había logrado perforar el 3%. Fue durante ese mes cuando comenzó a escalar hasta el pico de marzo pasado (4,8%). El 2,5% mensual supone un regreso a la normalidad (en clave de Argentina, claro).

A nivel interanual, la inflación se ubicó en 51,4% y acumuló 32,3% en 2021.
El IPC núcleo (sin estacionales ni regulados) fue de 3,1% en agosto y no logra perforar el 3% hace once meses. Los estacionales ayudaron, con una módica suba de 0,6% y los regulados, también: avanzaron 1,1%. La inflación de los bienes fue 2,5% y la de los servicios, 2,3%.

Las dos divisiones de mayor incremento en el mes fueron educación (4,2%) y salud (4,2%). “En esta última incidió principalmente el alza en gastos de prepagas y productos medicinales, artefactos y equipos para la salud”, señaló el Indec.

El dato más celebrado en el Gobierno fue el 1,5% que marcó la división de alimentos y bebidas no alcohólicas, aunque fue la de mayor incidencia en la mayoría de las regiones por su peso en la canasta. Es el rubro más importante del IPC (en términos estadísticos y políticos) y venía creciendo por encima del nivel general.

En GBA, la suba fue de 1,4% (1,2% excluyendo bebidas). Carnes y derivados crecieron apenas 0,3% y verduras, tubérculos y legumbres cayeron 3,9%. Azúcar, dulces, chocolate y golosinas tuvieron la mayor suba, con 4,4%; leche, productos lácteos y huevos avanzaron 3,2% y aceites, grasas y manteca, 3,1%.

La división comunicación (-0,6%) presentó una caída en agosto y el menor aumento del mes fue en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (1,1%) que, en algunas regiones, también registró caídas. Sobre esta última división, las bajas estuvieron asociadas, fundamentalmente, a la reducción de la tarifa de gas en algunas localidades del país a raíz de la ampliación del Régimen de Zona Fría, lo cual fue compensado por los incrementos en las expensas como resultado del aumento de salarios de encargados de edificios.

“La inflación de agosto continúa la tendencia en baja que se viene registrando desde abril y rompe la barrera del 3% del mes anterior. Se registró en agosto 2,5%, siendo el menor registro desde agosto de 2020”, celebró el Ministerio de Economía.

¿Y cómo sigue?

“El significativo atraso tarifario y cambiario (la tasa de depreciación promedio se redujo del 3% mensual al 1,1%) parecería comenzar a dar efecto en rubros como alimentos y bebidas; transporte y vivienda y agua, electricidad y gas, los cuales tienen un rol preponderante en el índice de precios al consumidor”, apuntaron en LCG.

“De cara a fin de año esperamos que el aumento mensual de los precios promedie el 3%, lo cual ubicaría a la inflación cercana al 50% para diciembre. Resulta esperable una menor desaceleración en los precios hacia 2022 a raíz de ajustes de precios relativos (tipo de cambio y tarifas, entre otros) que se están postergando de cara a los comicios de noviembre. En un contexto de tasas reales negativas, la política monetaria ha virado fuertemente hacia un ancla cambiaria. Así, para el cierre del año esperamos que la variación en el tipo de cambio quede cerca de 25 puntos por debajo del aumento de los precios”, agregaron.

En Ecolatina ven que una inflación debajo de 3% a futuro, pero advirtieron por el impacto del “paquete electoral” que diseña el Gobierno, que podría “trasladarse rápidamente a los precios vía una mayor demanda y un posible incremento en la brecha cambiaria que pondere las mayores necesidades de financiamiento monetario”. Eso se verá, principalmente, en la medición núcleo.

Por otro lado, los regulados seguirán pisados (incluyendo el dólar). “En los últimos cuatro meses del año la inflación mantendrá un promedio inferior al 3% mensual. Esto se debe a que luego del resultado electoral, el Gobierno no autorizará aumentos en los regulados (a excepción de los ya previstos para las prepagas) y apostará a planchar el tipo de cambio oficial, especialmente en el período previo a las elecciones generales. Esperamos que la suba de precios ronde 48,5% en 2021, volviendo a la zona de 2018-2019”, concluyeron.

Para los próximos meses, dijeron en ACM, esperamos que la inflación continúe en el rango del 2,5% y 3% mensual. “La compleción de los ajustes en combustibles sumado al impacto rezagado que tiene la política monetaria contractiva del primer semestre y la desaceleración del ritmo devaluatorio serían los principales drivers. Por otro lado, existe una inercia inflacionaria y ciertos ajustes pendientes como es el caso de prepagas (9%), colegios (en torno al 10%), empleadas domésticas (12%) y expensas”, dijeron y señalaron que esperan un IPC de 2,7% para el mes en curso.

Ayer, antes de que se conozca el dato, el ministro de Desarrollo productivo, Matías Kulfas, dijo: “La inflación está bajando. Tuvimos un shock muy fuerte sobre todo en marzo y de ahí mes a mes fue cayendo la inflación. Estamos realmente convergiendo a un nivel de inflación más cerca del 2% por mes”.