Votar es el camino para construir futuro

La caída de la participación y el crecimiento del voto en blanco reflejan el cansancio de la sociedad y la desconfianza en la política. La forma de salir adelante es otra.

16 de agosto, 2021

Votar es el camino para construir futuro

Por Elsa Llenderrozas (*)

Las elecciones de Salta arrojaron dos datos relevantes para analizar, más allá del resultado. La caída de la participación electoral y el crecimiento del voto en blanco nos dicen algo de cómo la población está percibiendo las elecciones, a menos de un mes de las PASO nacionales. 

¿Qué pasó ayer?

En Salta votó ayer el 64,39% del padrón habilitado para hacerlo, el número más bajo en sus últimas cinco votaciones. Considerablemente menos que en las elecciones generales de 2017 (72,38%) y 2019 (70,23%) y en menor medida, que las primarias de 2019 (68,78%) y 2017 (64,8%).

elecciones en Salta
En Salta votó ayer el 64,39% del padrón habilitado para hacerlo, el número más bajo en sus últimas cinco votaciones

En cambio, creció el voto en blanco. Ayer fue más del doble (12,13%) que el registro más alto (5,46%) del mismo período y más de cuatro veces el de los casos restantes (3,11%, 2,54% y 2,50%).

Las de Salta fueron las terceras elecciones provinciales celebradas en lo que va del año. Primera había sido Misiones, donde la concurrencia fue significativamente más baja que en oportunidades anteriores (59,53%, alrededor de 20% menor). Jujuy fue la siguiente, con una participación un poco mayor pero todavía lejos de votaciones anteriores (70,68%, alrededor de 10% menor).

¿Qué nos pasa hoy?

Las explicaciones de este fenómeno pueden ser varias.

Detrás de la caída de la participación esté seguramente el temor al contagio del Covid-19. La concentración de gente y la espera en centros de votación, los traslados en transporte público para ir a votar y la desconfianza en los protocolos a aplicarse son desincentivos a la participación en un contexto donde ya de por sí no abundan los incentivos.

En este punto es necesario llevar tranquilidad a la sociedad. En las tres provincias donde hubo elecciones, se cumplieron los protocolos y no se registraron brotes del virus asociados. Para las PASO nacionales, la Cámara Nacional Electoral (CNE) y la DINE trabajan desde el año pasado para minimizar los riesgos sanitarios de la votación y han sancionado este mes el “Protocolo sanitario de prevención Covid-19 –elecciones nacionales 2021”.

Pero eso no es todo. El abstencionismo y el crecimiento del voto en blanco reflejan el desánimo social y la desconfianza del electorado en la política. Las encuestas muestran que dos de cada tres personas están desencantadas con el presente económico, social y político, y ven con pesimismo el futuro. Es una realidad preocupante que ya lleva varios años consolidándose. La sociedad está desesperanzada.

La inflación, el desempleo (cada vez más), la pobreza y la incertidumbre sobre el futuro preocupan en todo el país. Frente a este escenario, la política aparece sin respuesta efectiva a esos problemas y desintonizada de la sociedad, como en una realidad paralela. El resultado: la mayoría de los y las dirigentes cuentan con niveles muy bajos de aprobación.

// ¿Dónde voto? Consultá el padrón electoral para las elecciones 2021

Propuestas de centro derecha y anti-establishment surgieron en este contexto para canalizar ese descontento. Ganan terreno especialmente entre la juventud, muy afectada y disgustada con el presente. Casi un tercio del padrón de estas elecciones votó por primera vez en la última década, en que Argentina no creció ni generó empleo neto y tuvo todos los años tasas de inflación de dos dígitos.

¿Qué haremos mañana?

Frente a esta situación, es necesario renovar el optimismo del electorado y reforzar el llamado a votar con convicción. Las veces que Argentina salió adelante y revirtió crisis políticas, sociales y económicas fue construyendo una alternativa de futuro distinta a través del voto. El desinterés y el “voto bronca” nunca fueron la solución.

La lista de Dar El Paso-Juntos está conformada por personalidades de la salud, la educación y la sociedad civil con esa vocación de transformar el desánimo en futuro.

Las elecciones son uno de los momentos más importantes que tenemos en democracia de expresarnos ante quienes gobiernan y elegir el rumbo que queremos para el país. En las PASO, además, participamos de la definición de candidaturas cuando los frentes abren esa posibilidad, como hará Juntos en la provincia de Buenos Aires y la mayoría de los distritos.

Ir a votar el 12 de septiembre va a ser seguro. Y necesario.

(*) Politóloga (UBA), directora de la Carrera de Ciencia Política (UBA) y precandidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires en Dar El Paso-Juntos