Un ambicioso plan de apoyo para los jóvenes italianos

La crisis generada por la pandemia profundizó la emergencia juvenil. En Italia, la desocupación entre jóvenes es record y el porcentaje de jóvenes que no trabajan ni estudian es el más alto de la Unión Europea. ¿Qué propuestas incluye el plan “Giovani Adesso”?

10 de agosto, 2021

Un ambicioso plan de apoyo para los jóvenes italianos

Por Nicolás Fuster (*)

En las últimas semanas, Italia Viva, uno de los partidos de la coalición de gobierno en Italia, presentó una serie de propuestas para promover la emancipación de jóvenes de entre aproximadamente 16 y 35 años. “Giovani Adesso” (Jóvenes Ahora) es una estrategia integral a favor de la formación y la ocupación juvenil, y está dividida en diez puntos concretos, algunos de los cuales ya fueron adoptados por el gobierno. Este artículo se propone explicar brevemente cada uno de ellos.

1) Plan “Activa Jóvenes”

Según datos de la Unión Europea, Italia lidera el ranking europeo de porcentaje de NEET, es decir jóvenes entre 15 y 29 años que no estudian, no trabajan y no buscan empleo, equivalentes a los “ni-ni” argentinos. “En Italia, los NEET son más de 2 millones de personas. La gran mayoría, mujeres”, dice el diputado Marco Di Maio. “Tenemos la necesidad de darle a esos jóvenes la posibilidad de cumplir una experiencia de trabajo, retribuida con cobertura estatal, en una empresa, una asociación o un organismo público, para que desarrollen períodos de empleo y formación”.

2) Crédito Jóvenes Universal

Con el objetivo de sostener la autonomía juvenil, con este crédito se propone dar una contribución entre 9.000 y 18.000 euros a cada joven que cumple 18 años. El capital estará condicionado a ser invertido en cursos de formación, a comenzar una empresa propia o como depósito para la compra de una propiedad. “Una medida financiada con la revisión del gasto fiscal, la lucha contra la evasión y la racionalización del gasto público”, explica el parlamentario Massimo Ungaro. “Una política necesaria para darle confianza, oportunidades y créditos a los jóvenes”.

3) Alternancia escuela-trabajo

Al igual que en otros estados europeos, esta propuesta busca que los estudiantes de los últimos años de la secundaria se encuentren con el mundo del empleo. La senadora Daniela Sbrollini asegura: “De esta manera, los jóvenes terminarán la escuela con una experiencia laboral que puede ayudarlos en la elección de sus estudios universitarios – o que directamente favorecerá su ingreso en el mercado del trabajo”.

4) Pasantías y prácticas

El cruce entre demanda y oferta de trabajo se construye en muchos programas de estudio, incluyendo los estudios universitarios, mediante pasantías que frecuentemente no son retribuidas. “Estas no deben ser puras formalidades,” sostiene la parlamentaria Sara Moretto, “sino verdaderos momentos de encuentro entre empresas y jóvenes que comienzan en el mundo del trabajo. Basta de explotación, presentemos premios para las empresas que erogan retribuciones y convierten estos momentos en verdaderos contratos de trabajo”.

5) Acceso a las profesiones

Como en otros países, en Italia numerosos títulos universitarios no permiten ejercer inmediatamente. “Esta propuesta tiene como objetivo hacer más simple el acceso a las profesiones e introducir títulos que permitan ejercer directamente”, indica la diputada Giuseppina Occhionero.

6) Empleo, y no asistencialismo

En el ámbito de un relanzamiento de las políticas activas de empleo, el parlamentario Luciano Nobili explica que “Medidas populistas como el Rédito de ciudadanía y Cuota 100 nos hicieron gastar más de 10.000 millones de euros al año, sin obtener resultados en la creación de trabajo. Proponemos una reforma de la Agencia Nacional de Políticas Activas del Empleo y de los Centros de Empleo, públicos y privados, con áreas de especialización y sinergías entre las áreas interesadas: escolar, formación profesional, empresas. La desocupación juvenil en Italia ronda el 30%. Necesitamos empleo, no asistencialismo”.

7) Instrucción técnica superior

En Italia, las carreras técnicas garantizan una alta tasa de ocupación, de aproximadamente el 90%. Esta propuesta apunta a darle a la ITS una autonomía formativa, para convertirla en espacio de encuentro entre investigación aplicada y empresas de innovación. “Italia Viva pide más recursos para darle más oportunidades al tejido productivo italiano. Conseguimos que el PNRR (fondos extraordinarios europeos) destinara más de mil millones para los próximos cinco años. Este sector funciona perfectamente. Cuando empresas, escuelas y universidades trabajan en conjunto, los resultados se ven”, sostiene el diputado Gabriele Toccafondi.

8) Materias científicas

Este punto tiene como objetivo la promoción de los estudios llamados STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática). “No queremos desperdiciar el talento de los jóvenes”, explica la senadora Donatella Conzatti. “Hemos promovido que el PNRR destinara numerosos fondos para becas, especializaciones y doctorados. El actual 19% de graduados no es satisfactorio para Italia ni en relación con Europa, como no es satisfactorio el porcentaje de graduados en materias científicas, con 17% de mujeres. Son estos los campos de estudio que permitirán que Italia haga la transición digital y energética. Necesitamos a los jóvenes para innovar”, agrega. La propuesta se complementa con la enseñanza de materias financieras en los últimos años de la escuela, que aseguren que quienes terminan el secundario tengan una alfabetización económica.

9) Empresas

El objetivo es el de promover y respaldar proyectos de start-up, spin-off y pymes innovadoras, con instrumentos y formas de ayuda a través de servicios de incubación, consultorías y coaching para jóvenes. “Los jóvenes deben saber cómo atraer nuevas inversiones, cómo trabajar con venture capital y business angel, cómo hacer para que una idea se convierta en un negocio exitoso”, dice el diputado Mattia Mor. “Crear una start-up quiere decir trabajar con mucho más entusiasmo respecto a cualquier otro trabajo, y esto a su vez involucra a más jóvenes, aumentando la ocupación juvenil”, amplía.

10) Vuelta de los talentos italianos en el mundo

El último punto promociona la vuelta de los profesionales italianos en el exterior, altamente calificados, que ocupan espacios en universidades, empresas, instituciones. “Pedimos inversiones sólidas y un concreto reconocimiento de las capacidades de nuestros jóvenes en el mundo. El número de los que se van sigue en aumento, pero necesitamos una renovación de los talentos”, indica la senadora Laura Garavini. “Queremos alentarlos a que vuelvan, porque nuestros jóvenes son nuestro más precioso tesoro”.

La crisis generada por la pandemia profundizó la emergencia juvenil. En Italia, la desocupación entre jóvenes es record y el porcentaje de jóvenes que no trabajan ni estudian es el más alto de la Unión Europea. Si los recursos extraordinarios que Italia recibirá son bien invertidos, Roma conseguirá abandonar las primeras posiciones de desempleo e inactividad, y los jóvenes italianos podrán explotar su energía, su fuerza y su ingenio. Y construirán un futuro.

(*) Licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por Sapienza, Universidad de Roma. Master en Ciencia Política por la Universidad de Amsterdam. Coordinador de Italia Viva para Sudamérica @mellamonicolas