Regresarás a tu escritorio: las relaciones necesitan proximidad

A pesar de que la pandemia trajo el trabajo remoto, en las relaciones laborales es necesaria la proximidad.

17 de agosto, 2021

Regresarás a tu escritorio: las relaciones necesitan proximidad

Por Beth Humberd y Scott Latham (*)

Aunque hemos visto numerosos epitafios de oficina en las últimas semanas, creemos que el espacio de trabajo prepandémico no va a desaparecer en el corto plazo. ¿Por qué? 

La vida organizacional se basa en las relaciones. Claro, el experimento actual de trabajo remoto ha demostrado que se pueden hacer más trabajos virtualmente de lo que muchos gerentes asumieron anteriormente. Pero los trabajos se componen de tareas y las organizaciones están formadas por relaciones. Y las relaciones requieren interacciones continuas, y a menudo involuntarias.

Décadas de investigación proporcionan información importante sobre cómo se construyen las relaciones laborales efectivas. Sabemos que requieren confianza y cooperación mutuas, y que la proximidad física es fundamental para fomentar relaciones de este tipo.

Esto es especialmente cierto en el conocimiento y las economías creativas, ya que el espacio compartido promueve el intercambio de información y la colaboración. 

Un estudio de 2009 encontró que los empleados de Google que compartían un espacio físico intercambiaban información de manera más efectiva que aquellos ubicados incluso en pisos separados en el mismo edificio. Un estudio similar de 2013 mostró que cuando los científicos tuvieron que caminar más lejos del laboratorio a lugares como el baño o la impresora, desarrollaron más colaboraciones de investigación. Y un estudio más reciente descubrió que la socialización del “refrigerador” era crítica para la generación de nuevas ideas en las incubadoras de negocios, que apoyan el crecimiento de las empresas de nueva creación.

Y a medida que los robots asuman más trabajos humanos gracias a la automatización y la inteligencia artificial, estas relaciones serán más importantes que nunca. Nuestra propia investigación ha encontrado que los trabajos que son inherentemente relacionales tienen más probabilidades de durar.

Por lo tanto, creemos que no será la oficina en sí lo que permanecerá, sino la necesidad de la proximidad física para mantener la organización moderna, y nuestras relaciones de trabajo, funcionando sin problemas.

(*) Profesores de Management de la Universidad de Massachusetts en Lowell

**

Las Big Tech, en “guerra” con sus empleados

En todo Estados Unidos, los líderes de las grandes empresas de tecnología, como Apple, Google y Facebook, están inmersos en un delicado baile con miles de empleados que recientemente se han convencido de que desplazarse físicamente a una oficina todos los días es una demanda vacía e inaceptable de sus empleadores. 

Si bien el crecimiento exponencial de la variante Delta pausó los tironeos, cuenta Samuel Axon de ARS Technica, advierte: “No esperen que estas discusiones se resuelvan pronto”. Algunos ejecutivos, agrega, todavía están tratando de que los empleados vuelvan a sus escritorios, algunos empleados todavía dicen ‘no tan rápido’ o ‘para nada’, y el Covid-19 todavía está barriendo el planeta. 

“Cada lugar de trabajo está manejando las cosas de manera diferente, y ya sea que el sueño completamente remoto se convierta en realidad en algunas de estas empresas o no, los profetas del trabajo remoto desde hace mucho tiempo tienen razón en una cosa: las viejas formas ya no van a ser suficientes, y la tecnología nunca volverá a ser la misma”, dice Axon. ¿Cuánta prepandemia habrá en la pospandemia?