OMS furiosa: cada vez más países  avanzan hacia la tercera dosis

Tras EE.UU., Europa avanzaría pronto.

20 de agosto, 2021

OMS furiosa: cada vez más países  avanzan hacia la tercera dosis

Sigue la polémica entre Estados Unidos y la OMS por la aplicación de una tercera dosis contra el coronavirus. Ayer, el presidente Joe Biden anunció que él y su esposa recibirán una dosis de refuerzo y defendió que su país empiece a administrar más vacunas a personas ya inmunizadas.

El principal argumento de las autoridades norteamericanas es que la protección de las vacunas “disminuyen con el tiempo”. Además, así se podrá contener el avance de la nueva variante Delta.

El “booster” (así se llama al refuerzo) estará disponible a partir del 20 de septiembre para todos los estadounidenses mayores de 16 años que fueron inoculados con la segunda dosis hace al menos ocho meses. La prioridad la tendrán los trabajadores sanitarios, personas que residen en geriátricos y adultos mayores, como Biden, de 78 años.

En total, EE.UU. ya administró más de 358 millones de dosis, casi cinco veces más que todo el continente africano, que aplicó 78 millones. Esto ha despertado muchas críticas, aunque el líder demócrata no se arrepiente.

“Hemos donado más (vacunas) al resto del mundo que el resto del mundo junto. Estamos cumpliendo con nuestra parte”, argumentó Biden.

Casi en simultáneo, la directora regional de la OMS para Africa, Matshidiso Moeti, dijo que “Africa se enfrenta a vientos en contra. Los movimientos de algunos países a nivel global para introducir dosis de refuerzo se burlan de la equidad de las vacunas“.

En esa línea, Moeti insistió en que “los países más ricos que tienen suministros incluso superiores a su población aumenten sus donaciones a los condados africanos desfavorecidos”.

Aunque todos los cañones apuntan contra EE.UU., la mayoría de los países ricos, y no tantos como Uruguay, están implementando esta práctica. Por ejemplo, Israel, que tiene 9 millones de habitantes, ya inoculó a más de un millón de personas mayores de 50 años con una tercera dosis.

Por otra parte, se espera que a la brevedad Europa oficialice la medida. Esto fue confirmado por representantes del Ministerio de Sanidad español que participaron esta semana del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS). Posiblemente, el próximo 23 de agosto se realice un anuncio conjunto de la EMA y los centros europeos para el control de la enfermedad. Más allá de eso, varios países europeos ya avisaron que la aplicarán. Alemania, Francia y Austria, entre ellos. Serbia y el Reino Unido, que no son de la UE, también.

En el continente sudamericano, Uruguay fue el pionero en implementar la medida. Desde este lunes comenzó a aplicar una dosis de refuerzo de Pfizer a los vacunados con Coronavac. Chile, en tanto, comenzó hace casi 10 días, también priorizando a los que recibieron Coronavac.

Respecto a Argentina, uno de los países más “atrasados” a la hora de aplicar la segunda dosis, la idea se está barajando, aunque por el momento no parece realista. Así lo dejo entrever recientemente el ministro de Salud de CABA, Fernán Quirós: “Es un debate que está extemporáneo en Argentina porque aquí hoy necesitamos vacunar con las segundas dosis a toda la población de riesgo”.