Martín Guzmán dijo que la inflación de agosto será menor al 3%

A su vez, Martín Guzmán destacó la recuperación económica que tiene la Argentina.

26 de agosto, 2021

Martín Guzmán dijo que la inflación de agosto será menor al 3%

El ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó hoy que la inflación de agosto será “más baja” que el 3% registrado en julio. Además advirtió sobre los “engaños” a los que apela la oposición sobre el origen de la deuda pública y afirmó que en la actualidad “estamos en una situación claramente positiva de recuperación económica”.

Luego del “pico alto de marzo, de 4,8%”, la inflación “viene reduciéndose intermensualmente y lo mismo esperamos que continúe ocurriendo, y en particular para agosto vemos otro descenso en la tasa con respecto al mes de julio”, dijo Guzmán al disertar este mediodía durante el Congreso de la Producción y el Trabajo, celebrado en Casa de Gobierno.

Estamos en una situación claramente positiva de recuperación económica, con perspectivas de mayor inclusión, generación de trabajo, crecimiento del poder adquisitivo del salario y agregación de valor”, enfatizó.

Por otra parte, el ministro añadió que “hoy vemos una fuerza política tratando de deslindar sus responsabilidades sobre el enorme daño que se le hizo a la Argentina con el problema del endeudamiento insostenible en dólares, que hipotecó el presente y el futuro de millones de argentinas y argentinos”. “No hay lugar, cuando uno mira los números, para los engaños; sobre la base de un modelo que fracasó en el mundo se terminó endeudando al país en US$ 100.000 millones”, remarcó.

A su vez, dijo que este Gobierno “redujo la carga en dólares en 35.000 millones en los próximos diez años, con la reestructuración del año pasado”. “Buscamos resolver ese enorme problema generado con ese endeudamiento récord tan nocivo con el Fondo Monetario, donde ambas partes tuvieron responsabilidad y que tenemos que resolver defendiendo la soberanía y poniendo por delante los intereses del pueblo argentino”, agregó.

El titular del Palacio de Hacienda insistió luego en que la recuperación económica “es sólida”, por lo que “acabamos de revisar al alza de las proyecciones de crecimiento del producto bruto al 8% para 2021”. 

Según el ministro, la recuperación “es el resultado de políticas públicas que se han venido implementando en un contexto absolutamente excepcional y complejo, de doble crisis”.

En primer lugar, señaló, la crisis macroeconómica que comenzó en abril de 2018, “cuando cambian en el mundo completamente las expectativas acerca de las virtudes del modelo económico que había comenzado a implementarse en diciembre de 2015”. Ese modelo, dijo Guzmán, “no condujo a más producción y más trabajo, sino a la caída de la actividad entre 2015 y 2019, baja del empleo, aumento de la pobreza y la desigualdad”.

El repunte reciente, admitió, sigue teniendo características heterogéneas en el marco de la emergencia sanitaria: “No todos los sectores se recuperan de la misma manera”.

No obstante, sostuvo, “se nos presenta una oportunidad de hacer aún más fuerte la recuperación, cuando sectores de servicios, que fueron los más afectados, puedan fortalecerse para un despegue sostenido, que es el que esperamos para cuando termine la pandemia”.

Guzmán resaltó el crecimiento del empleo formal, con 19.800 nuevos puestos en mayo (un alza interanual de 1,6%), y aseguró que “también la inversión está creciendo bien, sobre bases sólidas, no debe haber ninguna duda”. El avance en esta materia fue de 6,1% en el primer trimestre, frente al cuarto de 2020. Y 38,4% interanual y “esto es sentar bases para que el crecimiento económico se pueda sostener en el tiempo”, resaltó.

El crecimiento requiere una demanda pujante, que reactive el mercado interno, y al Estado jugando un rol para ello. Pero al mismo tiempo hay que generar condiciones para que crezca la oferta de producción en el país”, subrayó.

Guzmán puso de relieve por último el aumento del stock de reservas internacionales en US$ 7.500 millones en lo que va del año, luego de la llegada de derechos de giro por US$ 4.300 millones asignados por el FMI; el salto en las exportaciones y en el resultado del balance comercial; las políticas de protección social a los más vulnerables, y “para que la economía se viera lo menos dañada posible”.