La producción industrial volvió a niveles de 2018 y en 2021 crecería 10% respecto a 2019

En el segundo semestre se compensarían las complicaciones generadas por la segunda ola y, así, la producción fabril terminaría 2021 con un crecimiento de casi 20% respecto a 2020 y de 10% con relación a 2019.

11 de agosto, 2021

La producción industrial volvió a niveles de 2018 y en 2021 crecería 10% respecto a 2019

Según un informe Ecolatina, la producción industrial en junio se ubicó en el nivel más alto desde mayo 2018, cuando recién comenzaban las turbulencias cambiarias. De seguir ese ritmo, la consultora estimó que la industria terminaría este año con un crecimiento anual de casi 20% respecto al 2020 y cercano al 10% respecto a 2019.

Debido a la baja base de comparación que dejó la cuarentena durante el segundo y tercer trimestre de 2020, el Indice de Producción Industrial (IPI) creció en junio 19,1% respecto al mismo mes del año anterior, acumulando una mejora de 22,4% en el primer semestre del año. Al realizar una comparación con los años prepandemia, se observó que la producción se ubicó 8,3% por encima de los valores de junio de 2019, incluso considerando que dicho año tuvo tres días hábiles más que el último junio.

A su vez, el índice aumentó 10,5%, en términos desestacionalizados, contra mayo.

Estas cifras resultan positivas, ya que el crecimiento del producto industrial venía mostrando una contracción en los meses previos (-0,7% en abril y -5,6% en mayo) en buena parte explicadas por las restricciones impuestas debido a la segunda ola del Covid-19. “De esta manera, la industria en junio se ubicó en el nivel más alto desde mayo 2018, cuando recién comenzaban las turbulencias cambiarias del Gobierno anterior”, explicó Ecolatina en su trabajo.

Por sectores

El informe de la consultora detalló que, a nivel sectorial, 14 de las 16 ramas industriales que releva el Indec se ubicaron en valores superiores a los de junio de 2020. En tanto, “este resultado se repite si comparamos con junio de 2019: 13 ramas industriales mostraron variaciones positivas”.

Los que más incidieron al crecimiento del nivel general fueron industrias metales básicas y vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes. El primer sector mencionado exhibió un incremento interanual mayor al 60% en junio respecto a 2020, explicado mayoritariamente por la suba de la producción siderúrgica (63%) que presentó un buen nivel de pedidos desde los fabricantes de maquinaria agrícola, la industria automotriz y el sector de la construcción. “Así las cosas, este segmento se encuentra en los niveles de junio de 2019”, afirmó el reporte.

A su vez, el sector vehículos evidenció un aumento interanual de 104% en junio respecto al mismo mes del año pasado, con un incremento interanual de las unidades producidas de automóviles de 280%, magnitud asociada a la poca actividad fabril del sector durante el año pasado debido a la pandemia. A diferencia del caso anterior, en este sector sí se evidencia un marcado crecimiento respecto a junio 2019: +39%. “La mejora en la producción se explica no sólo ante la mayor demanda del mercado interno sino también por la recuperación de Brasil”, explicó Ecolatina.

En cambio, los sectores que exhibieron una peor performance fueron productos de tabaco, que presentó una caída interanual de casi 50% y muebles, colchones y otras industrias manufactureras donde se observa una variación interanual negativa de 8,2% respecto a junio de 2020. Esto tiene que ver con que fueron algunos de los sectores menos perjudicados por las restricciones del año pasado.

Por último, el trabajo destacó que la producción de alimentos y bebidas, uno de los sectores que pudo operar con normalidad durante 2020, exhibió una mejora interanual del 5,1%. El mayor aumento se observó en la molienda de oleaginosas, que tuvo una suba interanual de 14%.

Por su parte, vale destacar que la producción de carne vacuna, posiblemente afectada por las medidas de restricción a las exportaciones y la incertidumbre sobre el sector, mostró en junio una disminución de 10% respecto al mismo período del año pasado.

Segundo semestre

Para Ecolatina, en julio la industria crecerá nuevamente pero “esperamos que lo haga a un ritmo menor”, ya que no “ayudará” el rebote tras las restricciones adoptadas por la segunda ola. En este sentido, hay que tener en cuenta que los datos de julio disponibles a la fecha son variados.

Por un lado, los despachos de cemento y el Indice Construya exhibieron variaciones positivas, en tanto crecieron 8,5% y 1,1% respecto a junio. Sin embargo, también se observó que la producción de automóviles cayó 20%, afectada por las paradas de varias empresas por las vacaciones y la adecuación de líneas de producción.

Además, la consultora expresó que la industria tendrá margen para seguir creciendo en el segundo semestre del año. Hay que tener en cuenta que el impacto de la pandemia sobre el sector sería cada vez menor, en tanto siga aumentando el porcentaje de población vacunada.

“Si bien no podemos descartar la posibilidad de una tercera ola como se observa en otros países del mundo, esperamos que, en el caso de encontrarnos en ese escenario, el Gobierno priorice preservar la producción industrial, dado que es de carácter estratégico para mantener la recuperación de la actividad”, comentó el informe.

En este sentido, sirve analizar el impacto de la segunda ola. En mayo, cuando se observó el mayor retroceso, el nivel general del Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) se contrajo 2% en términos desestacionalizados, a la vez que la industria lo hizo solo 0,6%. Esta diferencia se explica por otros sectores donde mayormente impactaron las restricciones y los contagios, como construcción (-12,2%), transporte y comunicaciones (-5,4%) y hoteles y restaurantes (-2,7%).

¿Cómo finalizará 2021?

Por otro lado, los especialistas remarcaron que no debe dejarse de lado que nos encontramos en un año electoral y que, por esa razón, el Gobierno implementó distintas medidas en busca de mejorar el poder adquisitivo de los hogares. En el último tiempo se han lanzado nuevos planes de financiamiento (Ahora 24 y Ahora 30) buscando dinamizar la demanda interna. “Este panorama, sumado a falta de alternativas de ahorro en un contexto de cepo cambiario, seguirán alentando el consumo hacia bienes durables”, consideraron.

Por último, la consultora proyectó que, si la industria mantiene el mismo nivel de producción en lo que resta del año, exhibiría un crecimiento en torno al 15% en el promedio anual de 2021. “Así, en el segundo semestre se compensarán las complicaciones generadas por la segunda ola que había provocado un ralentizamiento de la recuperación de la actividad, para terminar el 2021 con un crecimiento anual de casi 20% respecto al 2020 y cercano al 10% respecto a 2019”, concluyó Ecolatina.