El FdT y JxC con realidades diferentes frente a las PASO

En las PASO, Juntos por el Cambio tendrán unas eleciones competitivas, mientra que el Frente de Todos optó por una lista unificada.

4 de agosto, 2021

El FdT y JxC con realidades diferentes frente a las PASO

Falta poco para las primarias y las dos grandes coaliciones que hoy conforman el mapa político del país ya delinearon sus estrategias teniendo en cuenta que los antecedentes muestran que los resultados en esta instancia anticipan lo que ocurrirá en las generales. Pero hay una clara diferencia entre ellas porque Juntos por el Cambio tendrá primarias competitivas en los cuatro distritos más grandes del país y el resultado determinará la estrategia posterior de cara las generales porque no sería lo mismo, por ejemplo,  que en la provincia de Buenos Aires la lista la encabece Diego Santilli que lo haga Facundo Manes.  

El oficialismo

El Frente de Todos dio a conocer un manual de campaña y salió a vender optimismo. Victoria Tolosa Paz afirmó que “la puerta de salida de la pandemia está aquí más”. Respetó así una regla básica de la política, las sociedades optimistas votan por los oficialismos mientras que los estados de ánimo pesimistas incentivan el voto a la oposición. 

Por otra parte, como lo reconoce el documento del FdT, estos tiempos de pandemia no han sido favorables para los oficialismos que perdieron la mayoría de las elecciones realizadas. Los números de la economía no son buenos y tampoco los sanitarios, pero frente a ese dato, se  procurará presentar a estas elecciones como una continuidad de las de 2019 en las que se derrotó a Juntos por el Cambio,  y no como una evaluación de los primeros dos años de gestión. Además, se intentará  hablar de un futuro promisorio una vez que se supere la pandemia.     

También se buscará exhibir moderación en los discursos para captar a votantes denominados “probables” que junto con los “posibles” representan el 19% en la provincia de Buenos Aires. Los seguros serían el 30%, y dada esta distribución de las preferencias se fija como objetivo lograr el 42% de los votos en el mayor distrito del país, 2 puntos más que los que se esperan en el total nacional. Claro que más allá de la estrategia que se lleve adelante, la clave seguirá siendo que haya más vacunación y menos inflación.

La oposición

En Juntos por el Cambio la preocupación central en este momento es bajar el nivel de confrontación interna porque aleja a los votantes.  Hubo declaraciones iniciales de Facundo Manes sobre el destino de los impuestos que pagan los porteños que causaron molestia en las filas del PRO. Posteriormente vino la acusación Elisa Carrió a Manes de mitómano, con amenaza de juicio incluida, intentando adquirir un protagonismo que no tiene en esta campaña. Luego el gobernador Morales salió a atacar a Rodríguez Larreta señalándolo como el autor intelectual de las críticas de Carrió a Manes. En ese contexto crispado, se aprobó un código de convivencia que no habla bien de la coalición y al que Morales calificó como “para un jardín de infantes”.

El desafío para que las semanas que faltan para las elecciones transcurran sin rispideces no es menor porque se observa una paridad de fuerzas y eso incentiva la confrontación. 

Por otra parte, todos saben que no está en juego sólo la ubicación en la lista de diputados de noviembre sino que es el punto de partida de la carrera presidencial de 2023. Para entrar bien posicionado a esa competencia es más importante ganar las PASO que las generales de noviembre  Pero las disputas  internas tienen un límite porque  a partir del 13 de septiembre integrarán la misma lista y compartirán durante cuatro años el mismo bloque en el Congreso. 

El dato positivo es que las dos grandes coaliciones no apostarán por la grieta, expresarán discursos moderados y la competencia se orientará hacia el centro.