Las exportaciones de carne se desplomaron 33,4% durante julio

En volúmenes y en comparación con igual mes de 2020. Sin embargo, por la suba de precios (27,4% interanual), la caída en dólares fue menor: 15,2%. La palabra de Basterra sobre el cepo ganadero.

24 de agosto, 2021

Las exportaciones de carne se desplomaron 33,4% durante julio

Debido al cierre parcial de exportaciones que afecta al sector, las ventas al exterior de carne bovina tuvieron durante julio una caída interanual de 33,4% en volúmenes y de 15,2% en valores. Así lo consignó en su último informe el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva).

En concreto, Argentina exportó durante el séptimo mes del año 36.113 toneladas de peso producto. Esto significó una leve caída del 0,5% respecto a junio y un desplome de 33,4% en comparación al mismo mes del año pasado.

En tanto, las ventas externas generaron US$ 195 millones, por lo que hubo una merma del 15% respecto a los US$ 229 millones obtenidos en julio de 2020 y un alza significativa del 17,4% en comparación a mayo. De todas formas, esa dinámica se dio en un contexto en el que los precios internacionales suben. 

Cabe recordar que durante mayo el Gobierno decidió suspender totalmente las exportaciones de carne vacuna con el objetivo de “ordenar el mercado interno”. Esa medida fue motivada por aumentos significativos del producto que, además, está acompañada por un proceso inflacionario en varios productos de consumo masivo. A partir de junio se decidió una apertura parcial y ahora está permitido vender al exterior poco más del 50%. 

A nivel acumulado, las exportaciones de carne vacuna alcanzaron durante los últimos 12 meses volúmenes cercanos a las 890.000 toneladas de res con hueso, por un valor cercano a los US$ 2.660 millones. Por otro lado, en lo que va del 2021 se vendieron al exterior 334.341 toneladas peso producto, equivalentes a US$ 1.455 millones. A su vez, la exportación representó el 21% de la producción de carne bovina obtenida en el mes de julio de 2021.

El Ipcva remarcó que el precio de venta promedio subió 27,4% interanual y 18% intermensual. El aumento de los precios internacionales de la carne vacuna explican la suba en valores y la caída en volúmenes. “A partir de finales de 2020 comenzaron a subir los precios debido a una mayor demanda luego del peor golpe de la pandemia”, explicó el economista en jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada), David Miazzo, ante El Economista.

El informe detalló que el precio FOB promedio por tonelada fue de aproximadamente US$ 9.000 para los cortes enfriados sin hueso y cercano a los US$ 5.200 para los cortes congelados sin hueso. Estos precios fueron significativamente superiores a los registrados en el séptimo mes de 2020: 17% y 36%, respectivamente.

Cambio de tendencia

Estos aumentos de precios alentaron a los exportadores a centrarse en los mercados de mayor valor. La explicación está directamente relacionada a la restricción parcial de exportaciones.

“La carne enfriada se paga más que la congelada sin hueso. En un contexto de restricciones para exportar, es lógico que se busque vender a un mejor precio y recuperar algo de lo perdido”, afirmó Miazzo.

Si se compara julio contra junio, se ve un comportamiento significativamente expansivo de los volúmenes exportados de carne enfriada (+50,5%), que se paga a mejor precio, y una caída de los volúmenes exportados de carne congelada sin hueso (-12,9%). Por otro lado, se mantuvieron estables los despachos de carne congelada con hueso.

Principales destinos

El reporte detalló además que la República Popular China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros siete meses del año, con aproximadamente 256.000 toneladas. Fue seguida por Chile, con 18.700 toneladas e Israel, con 17.100 mil toneladas.

En cuanto al valor de las divisas ingresadas, el principal mercado durante el periodo fue China, que representó el 62% del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo, seguido por Israel (8%), y Chile (7,6%).

Las exportaciones de carne se desplomaron 33,4% durante julio
Fuente: Ipcva

El Ipcva también comentó que las exportaciones de carne vacuna argentina se incrementaron en cerca de 5.700 toneladas al comparar los primeros siete meses de los últimos dos años. De ese volumen adicional, cerca de 10.600 toneladas tuvieron como destino a China.

Asimismo, “el mercado chino representa el 185% del incremento de las ventas al exterior de carne bovina observado a lo largo de los primeros siete meses del año 2021, con relación al mismo periodo del año 2020, ya que el resto de los destinos en conjunto acumulan una contracción equivalente a cerca de 4.900 toneladas, representando una incidencia de -85% sobre la variación interanual de las exportaciones”, aseguró el trabajo.

Total exportado

A pesar del cierre total de exportaciones que sufrió el sector en mayo y la cuota parcial actual, la suma de los primeros siete meses del año aún marca que el volumen de exportaciones creció en relación al mismo período de 2020.

Mientras que durante el período enero-julio del año pasado se exportaron 328.621 toneladas peso producto, este año los embarques fueron de 334.341, 1,7% más que en aquel período. En cuanto al ingreso de divisas, durante los primeros siete meses de 2021 hubo un ingreso de US$ 1.454 millones, una baja del 4% en relación al mismo período de 2020. 

Miazzo estimó que a partir de agosto se verá una caída en la comparación de los primeros ocho meses de 2021 y el mismo lapso de 2020, tanto en volúmenes como en divisas. “Esa comparación comenzará a dar mayores variaciones negativas a medida que se acumulen más meses con cierre de exportaciones”, señaló.

El informe destacó también el volumen promedio mensual exportado en la última década. Mientras en 2012 se registró un piso de 15.578 toneladas res con hueso, el techo lo marcó 2020, con casi 75.000 toneladas mensuales. Este último año se ubica más abajo, con 67.500, la tercera marca más alta de la década.

**

EL DATO

-18%

En junio y julio, los ingresos de divisas generados por las exportaciones de carne vacuna uruguayas fueron de US$ 400 millones FOB mientras que en ese mismo período, consignó el portal Bichos de Campo, Argentina exportó por US$ 327 millones, es decir, 18% menos

**

Basterra sobre el cepo: “La idea es sostener la política actual”

Faltan menos de diez días para que el Gobierno deba tomar una determinación respecto a la apertura o no del cierre parcial de exportaciones de carne vacuna. Durante el fin de semana, el ministro de Agricultura Ganadería y Pesca, Luis Basterra, hizo declaraciones en relación a ese tema. 

 “La idea es sostener la actual política, que está permitiendo que la carne haya frenado su incremento y monitorear su evolución, de forma tal que los cortes que forman parte de la cultura nutricional de la argentina se mantengan estables”, sostuvo el funcionario. 

Según los últimos datos del Indec, el rubro “carnes y derivados” tuvo durante julio una variación del 0,4% en el Gran Buenos Aires y quedó por debajo del nivel general del rubro alimentos y bebidas, cuando durante los meses previos esa situación se daba a la inversa. Eso alentó al Gobierno a sostener la política de suspensión parcial de exportaciones. De todas formas, el subrubro carnes y derivados acumuló en los últimos siete meses 34% de incremento, superando al índice general (28,7%) y al rubro alimentos y bebidas (31,1%). A su vez, la carne escaló 75,6% en el último año. 

Ante la consulta sobre un posible aumento en las restricciones, el ministro comentó que, de existir variaciones, se verá cuál es la mejor medida. “Lo que hemos visto es que, luego del cierre de exportaciones, las reabrimos en 50%, siendo este el año de mayores exportaciones, y aprobamos además los compromisos de Argentina con las cuotas, incluyendo días atrás las 3.500 toneladas mensuales de carne kosher, porque vemos que se mantiene el precio de la carne local”, detalló Basterra. 

El titular de Agricultura, Ganadería y Pesca también destacó que la voluntad del Gobierno es “exportadora”, pero, dijo, “eso debe estar acorde al objetivo de que el precio de la carne se mantenga ajustado a las variaciones de los demás precios”.