“Dame cuatro, bo”: ¿es necesario bonificar 100.000 pasajes a extranjeros con el dólar a $180?

El Gobierno podría bonificar 100.000 aéreos a turistas que aseguran una estadía mínima en el país

23 de agosto, 2021

Pasajes bonificados por Aerolíneas

Con un flujo de 7 millones de turistas internacionales anuales (promedio de 2018 y 2019), queda claro que se trata de un sector que el Gobierno no solo no debe desatender sino que debe potenciar. Se sabe que recuperar ese flujo no será algo rápido para Argentina ni para el resto del mundo. El universo del turismo global será más chico durante un tiempo y, por lo tanto, la competencia para atraerlo será más grande.

Argentina pretende reabrir sus fronteras para el turismo en octubre. No hay fecha confirmada, pero es la idea que circula en el Gobierno. Para el segmento internacional, uno de los mecanismos de competencia sería la bonificación de los aéreos, uno de los ítems más pesados dentro del gasto que hacen los turistas.

En concreto, se analiza bonificar hasta 100% unos 100.000 pasajes de avión (a través de Aerolíneas Argentinas, claro) para turistas que provengan de Brasil, Chile y Uruguay, siempre y cuando certifiquen una cierta cantidad de noches de estadía en el país.

Además, entre otras ideas que baraja el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens y su equipo, está la de otorgar bonificaciones en alojamiento y gastronomía, dos de los sectores vinculados al turismo más golpeados en el último período.

El proyecto ya recibió varias críticas. Las clásicas tuvieron que ver con el uso discrecional de la empresa y la evidente necesidad de fondear esas bonificaciones. Cerca de Lammens dicen que se financiarían utilizando parte del presupuesto de $1.400 millones con el que cuenta el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur). Otros, sin embargo, creen que todo redundará en mayor emisión monetaria y, por ende, mayor inflación.

La otra crítica tiene que ver con el atractivo cambiario de Argentina, con un dólar blue arriba de $180. Ese atractivo, arguyen los que critican la idea de Lammens, ya es suficiente como para atraer extranjeros.

“Esta propuesta es ridícula. Lo que tienen que hacer es abrir las fronteras y van a venir más de 100.000 personas a aprovechar el dólar a $180”, dijo Martín Tetaz en Twitter. Más punzante, Luis Petri (UCR-Mendoza), dijo: “Van a bonificar el 100% de los pasajes de una Aerolínea quebrada, a turistas extranjeros que los consiguen a precio de remate con un dólar a $180, en un país con 50% de pobreza, el 25 % de la población vacunada y miles varados en el exterior. El divorcio con la realidad es total”.

Fernando Marull de FMyA le puso números relativos. “Para los que crecimos en ciudades fronterizas, con Uruguay (yo), Paraguay, Brasil o Chile, el ‘2×1, 1×2’ siempre reflejo momentos del peso fuerte o peso débil. Hoy, para un uruguayo es tan barato Argentina que ya no es más 2×1, y ahora es 4 a 1! ¿Frontera abierta y pasaje gratis?”, dijo.

En Uruguay reconocen ese atractivo diferencial, y hay preocupación en los comercios fronterizos. Cuando la brecha es importante, quienes viven en el litoral charrúa cruzan a comprar alimentos y artículos del hogar a Argentina. “El cierre de fronteras por la pandemia dio un respiro a comerciantes de Salto y Paysandú, que aumentaron sus ventas. Sin embargo, la apertura parece estar más cerca que antes y eso plantea el interrogante de qué pasará”, señaló un artículo de El Observador de Uruguay.