Consejos para practicar un turismo sustentable en la pospandemia

Según una encuesta de Booking.com,  el 71% de los argentinos reveló que la pandemia los alentó a practicar un turismo sustentable a futuro

28 de agosto, 2021

turismo sustentable

Con la pospandemia más cerca, se empieza a reactivar el turismo. La pausa forzada de más de un año nos llevó a reflexionar sobre nuestro impacto en el medioambiente y las comunidades locales. Los expertos creen que se viene un boom de “turismo sustentable”.

“Según el Informe 2021 sobre Turismo Sustentable de Booking.com,  el 71% de los argentinos encuestados revelaron que la pandemia las alentó a querer viajar de manera más sustentable en el futuro”, señaló el portal.

Sin embargo, la búsqueda no siempre es fácil. “Si estás buscando una opción más sustentable, puede ser difícil saber por dónde empezar. Nuestros datos muestran que más del 35% de la comunidad viajera argentina ni siquiera sabe que existen alojamientos sustentables y el 38% no sabe bien dónde encontrarlos”, agregan.

Una de las formas más simples de reservar una estadía sustentable con confianza es ver si, la propiedad elegida, tiene una etiqueta ecológica o un certificado de sustentabilidad. Existen numerosos certificados de sustentabilidad externos de buena reputación que los alojamientos pueden conseguir. En Booking.com, por ejemplo, se muestran más de 30 certificados reconocidos oficialmente por el Consejo Global de Turismo Sostenible (GSTC, por sus siglas en inglés), Green Tourism y la Etiqueta Ecológica de la Unión Europea, así como varios programas de sustentabilidad de cadenas hoteleras.

“Obtenemos esta información directamente de los organismos de certificación y la mostramos en la sección ‘Iniciativas Sustentables’ de las páginas de los alojamientos que recibieron uno de estos certificados externos”, explican en Booking.

Allí se puede ver, por ejemplo, qué prácticas de sustentabilidad específicas implementó el alojamiento. Además, fomenta que los alojamientos indiquen y actualicen en nuestra página la información relacionada con la sustentabilidad, que ya incluye 32 prácticas de gran impacto en cinco categorías clave: residuos, energía y gases de efecto invernadero, agua, apoyo a las comunidades locales y protección de la naturaleza.

Mantener los buenos hábitos cuando estés de vacaciones

En sus hogares, muchas personas ya son conscientes de apagar la luz cuando se van o piensan cuándo prender la calefacción y a qué temperatura. De hecho, 63% de las personas consultadas afirman que ver el impacto que tuvo la pandemia de coronavirus los incentivó a incorporar cambios positivos en su estilo de vida. Las principales opciones sustentables que quieren sumar a su vida cotidiana son, entre otras, reciclar (46%), reducir el desperdicio de alimentos (41%) y  recorrer las distancias cortas a pie o en bici, en vez de en transporte público o en auto (38%).

Sin embargo, 46% cree que es más difícil elegir opciones sustentables durante las vacaciones. El primer paso puede ser algo tan simple como mantener esos buenos hábitos cuando viajamos. “Como huésped, no podés decidir que la iluminación sea LED o que la luz de la habitación se apague al sacar la tarjeta de acceso, pero podés tener en cuenta algunas cosas para contribuir a los esfuerzos que el alojamiento pueda estar implementando”, dice Booking.

Otros tips para hacer turismo sustentable

-Antes de salir, asegurate de que el aire acondicionado o la calefacción (según la estación) estén a la temperatura adecuada y que las luces estén apagadas. El 57% de la comunidad viajera argentina afirma que cuando se va del hotel o la casa donde se hospeda, revisa el aire acondicionado o la calefacción. En climas cálidos, asegurarse de que las cortinas estén cerradas antes de salir puede ayudar a que el ambiente se mantenga más fresco de manera natural.

-Usá las toallas más de una vez y pedí que no te cambien las sábanas todos los días, incluso si te lo ofrecen. El 37% de las personas dice que ya implementa este consejo y reutiliza las toallas para reducir el consumo de agua. Si no te lo ofrecen, preguntá si se puede hacer. Si mostrás que para vos es importante, puede que fomentes que el alojamiento empiece a ofrecer proactivamente más opciones de este tipo en el futuro.

-Si en tu vida cotidiana ya reciclás, solo tenés que seguir haciendo lo mismo cuando estés de viaje y separar la basura en vez de tirar todo junto en el tacho de la habitación. Si no tenés claro cómo o dónde reciclar, podés preguntar en recepción o al propietario o propietaria del alojamiento.

-Prestá atención a cuánto tardás en darte una ducha. A veces, puede ser tentador darse una ducha más larga cuando estás de vacaciones. Fijate cuánto tiempo tardás normalmente y, la próxima vez, ponete como desafío que la ducha sea 30 segundos más corta. Esta técnica puede ser muy útil tanto cuando estás en casa como durante las vacaciones. El simple hecho de ser más conscientes y dar estos pequeños pasos va sumando poco a poco y se puede ahorrar mucha agua, algo muy importante sobre todo en lugares donde el acceso al agua dulce resulta difícil.

-Aunque no lo hagas normalmente, considerá la opción de comer platos vegetarianos o veganos durante tu estadía o durante una parte, incluso cuando comas en el alojamiento. Las vacaciones son un buen momento para probar nuevos hábitos y para familiarizarse con diferentes tipos de cocina, algo de lo que quizás quieras seguir disfrutando cuando vuelvas a casa.

Reducir el plástico, clave

Reducir los plásticos de un solo uso posiblemente sea uno de los mayores desafíos ambientales a los que nos enfrentamos. Se estima que 91% del plástico no se recicla y la mayor parte termina en el océano o en un relleno sanitario. Muchas personas tienen en cuenta esta situación en su día a día, pero a veces se lo olvidan cuando hacen la valija y se van de vacaciones. Muchos alojamientos tomaron numerosas medidas para reducir o eliminar los plásticos de un solo uso de sus operaciones.

Estas son algunas de las cosas que podés hacer para aportar tu grano de arena:

-En vez de comprar botellas de agua de plástico durante el viaje, comprá una botella de acero inoxidable que te va a durar años. El 58% de los argentinos indicaron que se llevan una botella reutilizable de agua, en vez que comprar agua embotellada durante las vacaciones. De esta forma, reducís los residuos que generás durante las vacaciones y, además, podés llevarte la botella a casa y mantener ese hábito sustentable en tu vida diaria. Además, muchos alojamientos tienen dispensers de agua. Aprovechalos y rellená tu botella reutilizable antes de salir.

-Si viajás a lugares donde no es seguro tomar agua de la canilla, también tenés otras alternativas. Una opción es comprar pastillas para purificar el agua, un filtro de agua Lifestraw o un purificador de rayos UV, un aparato liviano en forma de varita que emite luz UV y elimina las bacterias, virus y protozoos (parásitos) del agua. Estos artículos también pueden ser muy útiles si te vas de campamento o hacés un viaje de senderismo en el que tengas que usar agua directamente de fuentes naturales.

-Probablemente ya lo hagas, pero te recomendamos que te lleves tus propias botellitas reutilizables cargadas con tus productos de higiene favoritos. Muchos alojamientos están dejando de ofrecer este tipo de productos de un solo uso. El 35% de los viajeros y viajeras afirma que, aun teniéndolos a su disposición, no usó los productos de un solo uso que el alojamiento ofrecía. Si te alojás en un lugar que los sigue ofreciendo, llevátelos a tu casa cuando termine la estadía. Normalmente los tiran a la basura, pero si te los llevas, podés reutilizarlos para llevar tus productos la próxima vez que viajes.

Aeropuertos Argentina 2000 y el turismo sustenable

Desde el área de Sustentabilidad de Aeropuertos Argentina 2000, que es parte de Corporación América y opera y administra 52 aeropuertos en 7 países (Argentina, Armenia, Brasil, Ecuador, Italia, Perú y Uruguay), se está llevando a cabo una nueva iniciativa para apoyar y concientizar el cuidado de nuestro planeta, poniendo en práctica diferentes ideas para viajar de una manera más sustentable.

La operadora expresó que el turismo “descontrolado y desconsiderado puede generar impactos negativos en los recursos naturales, que afectan a la conservación de la biodiversidad y la adaptación al cambio climático, además de aumentar la contaminación, entre otras consecuencias”, y en ese contexto compartió una serie de premisas a tener en cuenta a la hora de salir de viaje y ser un viajero sustentable.

-Si se viaja en avión, que sea con la menor cantidad de escalas posibles. En los destinos, usar el transporte público y siempre la bicicleta como la mejor opción.

En los hoteles, no lavar las sábanas y toallas todos los días. Apagar los artefactos que no se utilizan. Cuidar el agua y buscar aquellos que tengan programas de reciclado.

 Llevar siempre en la mochila artículos reutilizables para evitar los desechables de un solo uso.

– Realizar compras locales para promover las economías regionales, la generación de empleo y los puestos de trabajo.

– Apoyar la gastronomía local. Este punto tiene doble beneficio: vivir la experiencia de lo autóctono y fortalecer la cultura y tradición del destino.

 Para conocer los lugares siempre lo mejor es caminar por sus calles. Para ello es necesario asesorarse sobre las áreas seguras y recomendadas.

 Siempre respetar las prácticas, creencias, reglas y leyes del destino elegido.

– Ampliar los horizontes. Tenemos un mundo por conocer, lleno de aventuras. No practicar turismo de masa, ya que genera efectos negativos.

“Frente a la nueva posibilidad de viajar, tenemos la oportunidad de hacerlo de una mejor manera para nosotros y nuestro planeta. Como seres sustentables queremos generar conciencia y ser verdaderos viajeros sustentables. Lograr difundir, comunicar y contagiar a quienes nos rodean la importancia de lograr inspirarlos a viajar más, mejor y sostenible”, concluyeron desde AA2000.