Caamaño Gómez: “El acuerdo con el FMI es una oportunidad que  debe utilizarse bien”

En diálogo con El Economista, Gabriel Caamaño Gómez, economista de la consultora Ledesma, explicó como se administrarán esos fondos y cuál es la necesidad de acordar con el organismo.

11 de agosto, 2021

Caamaño Gómez: “El acuerdo con el FMI es una oportunidad que  debe utilizarse bien”

La semana pasada, el FMI aprobó la emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG) para sus socios por un equivalente a US$ 650.000 millones y Argentina recibirá alrededor de U$$ 4.350 millones, que llegarían el 23 de agosto. En diálogo con El Economista, Gabriel Caamaño Gómez, economista de la consultora Ledesma, explicó como se administrarán esos fondos y cuál es la necesidad de acordar con el organismo.

¿Es necesario un acuerdo con el FMI?

Es una condición necesaria resolver el tema, mejorar el perfil de obligaciones con el FMI, pero dependerá de qué tenga el acuerdo adentro y qué tan creíble sea la implementación de eso por parte del Gobierno. Es importante que no ocurra lo mismo que el año pasado con los bonistas, cuando el Gobierno cerró el acuerdo y acto seguido profundizó el enfoque que traía de antes, con lo cual desaprovechó esa oportunidad. El acuerdo es una oportunidad que si la utilizás bien te puede jugar a favor y si la desaprovechás, como ocurrió con los bonistas, te puede jugar en contra y volver a confirmar expectativas negativas.

¿Cómo se usarán los DEG que llegarán del FMI?

Una forma es que el Tesoro deposite los fondos en el BCRA y los vaya usando para pagar estos vencimientos con el FMI, con lo cual habría un incremento en las reservas brutas pero no en las netas. La otra opción, que es la que se hizo en 2009 y es la más desprolija, sería que el Tesoro le venda los DEG al BCRA a cambio de pesos para financiar sus necesidades de pesos, y cuando lleguen los vencimientos con el FMI el Tesoro les coloque letras intransferibles al BCRA.

¿Cuánto tiempo dan los DEG para pagarle al propio FMI?

Esto que llega se va a ir en los próximos dos vencimientos, y de ahí no pasa. Con la misma plata que le da el FMI, el Gobierno le pagará al organismo y ganará tiempo para pasar las elecciones sin necesidad de ir a un acuerdo para patear estos vencimientos. El Gobierno deberá usar estos DEG para pagar vencimientos de capital e intereses en agosto, septiembre, noviembre y diciembre, de los cuales el de capital es el más pesado.

¿Qué hubiera pasado si no llegaban los DEG?

Sin eso el Gobierno hubiera tenido que ir antes de las elecciones a un acuerdo con el con el organismo, para bien o mal. Al mercado eso no le gusta porque ve que el Gobierno siempre que tiene una chance para no definir un plan económico la agarra aunque salga cara, por ejemplo con el Club de París. El mercado ve que no hay predisposición a definir un plan económico más o menos racional sino persistir en el ‘vamos viendo’, incluso pagando costos altos. Entonces cuando el Gobierno aprovecha determinados eventos para insistir con lo mismo, el mercado lo toma como algo negativo.

EL DATO

1,4%

El financiamiento monetario neto del BCRA al Tesoro acumulado en lo que va de 2021 ya converge a los niveles 2015, dijo ayer Caamaño en Twitter. Con la última transferencia de utilidades por $120.000 millones el 5 de agosto, eso equivale a 1,4% del PIB hasta ahora.