Los bienes de consumo masivo no aflojan: suben 4% mensual y lideran la inflación de agosto

La consutora Ecolatina informó que la inflación fue de 2,5% entre la primera quincena de julio y el mismo periodo de agosto, impulsada principalmente por los bienes de consumo masivo.

19 de agosto, 2021

Los bienes de consumo masivo no aflojan: suben 4% mensual y lideran la inflación de agosto

Según el Índice de Precios al Consumidor del Gran Buenos Aires (IPC-GBA) que realiza Ecolatina, la inflación fue de 2,5% entre la primera quincena de julio y el mismo periodo de agosto. “La menor evolución del tipo de cambio oficial (1% en julio) junto a las escasas subas de precios regulados ayudaron a dicha evolución”, comentó la consultora.

A su vez, el IPC “core” creció 2,9% en el mismo período. La suba de estos precios, que no incluyen a los estacionales ni regulados por el Gobierno, se está desacelerando a un ritmo mucho más lento que el nivel general. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, a pesar de esta rigidez, al analizar al interior de este indicador se observó que la dinámica fue heterogénea.

Los que están creciendo a un ritmo cercano al 4% hace tres meses consecutivos son los bienes de consumo masivo. “El resto de los precios que componen a la inflación núcleo se ubicaron en línea con el nivel general (2,5%) ayudados en gran medida por la fuerte desaceleración del precio de la carne vacuna”, explicó la consultora.

En el IPC del Indec de julio, alimentos y bebidas no alcohólicas volvió a desentonar, con una suba de 3,4% en Gran Buenos Aires (0,4 punto más que el nivel general). Aceites, grasas y manteca avanzaron casi 6% mientras que leche, productos lácteos y huevos subieron 4,6%. Pan y cereales subieron, 3,1%; azúcar, dulces, chocolate y golosinas, 4,8%; café, té, yerba y cacao, 6,1% y aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos 4,9%.  

La carne, finalmente, fue sometida, y mostró un avance de apenas 0,4%. 

Sin embargo, queda claro que la presión sobre la canasta de consumo masivo no viene solo de las carnes.

Regulados y estacionales

Por su parte, la suba de prepagas (9%) explicó por qué los precios regulados se aceleraron levemente en la primera quincena de agosto, aunque, de todas maneras, “siguieron funcionando como ancla para el nivel general”. Por otro lado, los precios estacionales actuaron en la misma dirección, considerando que solo subieron 0,6% en el periodo como consecuencia de la baja en frutas y turismo.

El IPC GBA Ecolatina se ubicará en la zona del 2,6% para agosto, algo por debajo de la inflación nacional”, estimaron. Además afirmaron que los precios regulados seguirán funcionando como “atenuadores” de la inflación, mientras que los precios de consumo masivo seguirán recuperando el terreno perdido y algunos servicios privados mantendrán una dinámica algo más elevada como resultado de la reapertura de paritarias.

Para el resto del año, “esperamos que la inflación se ubique, con altibajos, en la zona del 3%”, proyectó la consultora. De esa manera, la suba de precios acumularía en torno al 18,5% en el segundo semestre, lo cual implicará una desaceleración respecto al semestre anterior (25,3%). “Teniendo en cuenta estos números, desde Ecolatina proyectamos que la inflación anual volverá a la zona de 2018 y 2019, cerrando el 2021 cerca del 48,5%”, concluyeron.

Otras miradas

Desde Econviews, estiman que la inflación se mantendrá en torno al 3% y posiblemente pueda descender unas décimas por el ancla cambiaria y tarifaria, pero la alta inercia lleva a que la inflación futura esté determinada por la pasada. “En nuestro modelo, al menos un 40% de la inflación núcleo de un mes se explica por la inflación del mes pasado. Y la alta inflación está muy difundida: 66% de los precios de un conjunto de alimentos, bebidas y otros artículos en el GBA aumentaron por arriba del 3% y 70%, por arriba del 2%”, dijeron en su último informe. Para 2021 esperan una inflación de 49%

El 2022, en principio, no traería buena noticias porque, a la inercia, se deberá sumarle el ajuste en las anclas. “Reafirmamos nuestra expectativa de una inflación de 48% para 2022”, dijeron.