El Gobierno autorizó un aumento de las tarifas eléctricas para los grandes usuarios

El aumento corresponde a las empresas distribuidoras Edenor y Edesur, y no afectará a los usuarios residenciales.

10 de agosto, 2021

El Gobierno autorizó un aumento de las tarifas eléctricas para los grandes usuarios

El Gobierno confirmó un nuevo aumento cercano al 3% en las tarifas de energía eléctrica que prestan las distribuidoras Edenor y Edesur para los grandes usuarios. Lo hizo a través de dos Resoluciones del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), que fueron publicadas este martes en el Boletín Oficial.

La suba no llega a usuarios residenciales, sino que afectará sólo Grandes Usuarios de Distribución (GUDI) que consumen más de 300 KW y que le compran a las distribuidoras, y no directamente al MEM (Mercado Electrico Mayorista).

Por un lado, la Resolución 262/2021, firmada por la interventora del ENRE, María Soledad Manin, dispuso un aumento de las tarifas de Edenor, que “a partir de la facturación correspondiente a la lectura de medidores posterior a las 00:00 del día 1 de agosto de 2021″ asciende a 5,280 pesos por kilovatio/hora.

Mientras tanto, la Resolución 263/2021 estableció que, también para las mediciones que se hicieron desde principios de este mes, el precio medio de Edesur pasará a ser de $ 5,176 por kilovatio/hora.

Además, ambos documentos señalan que las empresas deberán calcular el monto del subsidio correspondiente teniendo en cuenta estos nuevos valores y de acuerdo al consumo mensual de cada usuario. Deberá ser identificado de manera destacada como “Subsidio Estado Nacional” en la sección de la factura que contiene la información al cliente.

Asimismo, las distribuidoras deberán publicar dentro de los próximos 5 días corridos los nuevos cuadros tarifarios a aplicar por sus servicios “en por lo menos dos diarios de mayor circulación de su área de concesión”.

En el caso de Edenor, la suba representa 2,98%, mientras que Edesur tendrá un incremento de 3,10%, teniendo en cuenta los valores medios que estaban vigentes desde que se ordenó la última actualización previa a ésta en mayo. El incremento se suma al del 9% que se dispuso en mayo y que se especula que podría ser el último que se autorizaba antes de las elecciones.