Xi Jinping: “El renacimiento de China es un proceso histórico irreversible”

Xi alabó al Partido Comunista Chino (PCC) en el acto por los 100 años. Destacó las mejoras en el nivel de vida y haber restablecido el orgullo nacional.

1 de julio, 2021

Xi Jinping: "El renacimiento de China es un proceso histórico irreversible"

El presidente Xi Jinping celebró triunfalmente hoy el ascenso “irreversible” de China, convertida en la actualidad en una potencia mundial, en un discurso con motivo del centenario del Partido Comunista en el poder.

“¡El tiempo en el que el pueblo chino podía ser pisoteado, en el que sufría y era oprimido ha terminado para siempre!”, dijo este jueves Xi desde la Puerta de Tiananmen, donde su lejano predecesor Mao Tse-tung proclamó la República Popular en 1949.

Tras hacer referencia a las guerras del Opio, el colonialismo occidental y a la invasión japonesa (1931-1945), Xi alabó al Partido Comunista Chino (PCC) por mejorar el nivel de vida y restablecer el orgullo nacional.

“El Partido Comunista y el pueblo chino declaran solemnemente al mundo lo siguiente: el pueblo chino se ha levantado”, afirmó, y destacó el hecho de que cientos de millones de compatriotas salieron de la pobreza en unas décadas, reprodujo la agencia de noticias AFP.

“El gran renacimiento de la nación china ha entrado en un proceso histórico irreversible”, se congratuló, transmitiendo así una señal a Washington, que suele describir a Pekín como un rival político y económico.

Fundado por un puñado de militantes en julio de 1921 en Shanghai, el PCC dirige la segunda potencia mundial y tiene la firme intención de seguir imponiéndose a nivel internacional.

Esta mañana resonaron en Beijing 100 disparos de cañón para conmemorar el centenario. La patrulla acrobática del ejército del aire, compuesta por aviones de combate, sobrevoló la plaza de Tiananmen, dibujando en el cielo haces rojos, amarillos y azules.

Algunos helicópteros formaron en el cielo el número “100”, algunos con la bandera del partido, con la hoz y el martillo amarillos sobre fondo rojo.

Horas antes del comienzo de la ceremonia, miles de jóvenes se encaminaron hacia la plaza de Tiananmen, sometida a estrictas medidas de seguridad.

Los participantes contaron que no se les permitió llevar teléfonos móviles.

“Es gracias al partido si tenemos una sociedad como esta y si (el país) ha podido desarrollarse rápidamente. Tenemos que darle las gracias”, comentó Li Luhao, un estudiante de 19 años.