El “push electoral” del Gobierno será de 1,2% del PIB: $424.510 millones

El Gobierno apunta a un "push electoral" de mano de un mayor consumo, impulsando el PIB un punto más.

23 de julio, 2021

El “push electoral” del Gobierno será de 1,2% del PIB: $424.510 millones

Se acercan las elecciones y el Gobierno prepara un escenario de mayor gasto para incentivar un mayor nivel de actividad y darle aire a los castigados bolsillos. Según un informe de la consultora Equilibra, para el segundo semestre se espera un “push electoral” total que rondaría el 1,2% del PIB. 

Durante la primera parte del año, el Gobierno mantuvo una estricta prudencia fiscal. Tras cinco meses de austeridad fiscal, con un déficit primario acumulado de 0,1% del PIB, junio anotó un déficit de 0,4 puntos del PIB para cerrar el primer semestre del año con un rojo primario de 0,5% del PIB.  

En detalle, el gasto primario registró en junio un alza mensual de 2% en términos reales, impulsado por las buenas performances de prestaciones sociales que creció 1%; subsidios económicos, que creció 5,7% y gastos de capital, con una suba mensual de 25,5%. 

Si bien el gasto en jubilaciones y pensiones (contributivas y no contributivas) creció 1,8% luego de tocar piso en mayo, aún se encuentra en sus niveles mínimos de los últimos 5 años. 

“En efecto, desde el comienzo de la gestión de Alberto Fernández, el gasto en jubilaciones disminuyó 13% en términos reales si medimos junio 2021 contra diciembre 2019 de la serie desestacionalizada”, explicó Equilibra.

Por el lado de los ingresos, los Derechos de Exportación (Dex) continuaron siendo los más dinámicos y prácticamente se cuadruplicaron respecto a un año atrás. Favorecidos por el boom de precios de las commodities, acumulan 1,1% del PIB en lo que va de 2021. 

En tanto, el “aporte extraordinario” a las grandes fortunas sumó $89.733 millones en junio para totalizar $169.967 millones en el año. “Sin el aporte extraordinario, el déficit primario hubiera sido de 0,9% del PIB”, comentó la consultora. 

Segundo semestre

Como es habitual en un año electoral, el Gobierno aumentará el gasto para llegar con un mejor humor social a las elecciones legislativas de noviembre. “En el segundo semestre esperamos un rojo primario de 3 puntos del PIB (3,5% para todo el año), liderado principalmente por la batería de medidas que se vienen tomando (y prevemos seguirán extendiéndose) para dinamizar la economía antes de las elecciones”, señaló Equilibra.

Para la consultora, el “push electoral” vía consumo privado trepará a un punto del PIB en todo el año, por lo que el segundo semestre sumaría 0,75% del PIB. “Si contabilizamos el costo fiscal de programas de crédito a tasas subsidiadas y el mayor gasto de capital que prevemos para los próximos meses, estimado en 0,3 puntos del PIB por encima del ritmo de gasto de 2020, el ‘push electoral’ total rondaría el 1,2% del PBI”, concluyó Equilibra.

El “push electoral” del Gobierno será de 1,2% del PIB: $424.510 millones
Fuente: Equilibra

“Para toda la segunda mitad del año proyectamos un déficit primario de $1,3 billones (sin incluir DEG), un financiamiento desde el mercado local similar al del primer semestre ($360.000 millones) y servicios de deuda en dólares que ascienden a US$ 230 millones. Teniendo en cuenta el colchón de pesos con el que cerró el primer semestre, estimamos que el BCRA deberá cubrir un bache de $900.000 millones (2,9% del PIB en todo el año). Hasta ahora, el segundo semestre arrancó con financiamiento neto del mercado local por $43.685 millones y asistencia del BCRA por $130.000 millones”, señaló el informe.

Más perspectivas

Es común que en años de elecciones el gasto tienda a crecer, más cuando el Gobierno tuvo cierta prudencia fiscal en el primer semestre”, comentó el economista de Ecolatina, Joaquín Waldman, ante El Economista. “Un gasto a destacar será el de capital, vinculado principalmente a la obra pública, que tiene un gran impacto en la contratación”, agregó.

Waldman además resaltó los bonos a jubilados, a una parte de los beneficiarios sociales y la reapertura de paritarias como algunos incentivos para mejorar el poder de compra. “Estimamos que en los últimos cinco meses de 2021 los salarios tendrán variaciones positivas respecto a la inflación”, agregó. 

El director de Analytica, Claudio Caprarulo, proyectó ante El Economista que el Gobierno va a sobrecumplir la meta de 4,2% de déficit primario que el Gobierno tenía para 2021. “Se explica mayormente por los ingresos extraordinarios vinculados a las exportaciones agrícolas y una disciplina fiscal importante, que se enmarcan en las conversaciones que hay con el FMI para un nuevo acuerdo”, destacó. 

“La actividad en el segundo semestre será mayor a la del primero debido a una mejora en el poder adquisitivo, un mejor panorama sanitario, mayor ritmo de vacunación y un aumento sostenible en el gasto público”, añadió Caprarulo. “Mantenemos nuestra proyección de crecimiento del 7% para 2021”, concluyó.