Las consultoras y el Gobierno prevén una inflación cercana a 3% en julio

Para el mes de julio se espera una leve desaceleración respecto al mes previo para la inflación, siguiendo la tendencia bajista de los últimos meses tras el pico de 4,8% en marzo.

28 de julio, 2021

Las consultoras y el Gobierno prevén una inflación cercana a 3% en julio

El Gobierno y los analistas privados coinciden en que se está registrando una “leve” desaceleración de la inflación desde el pico de 4,8% de marzo. En julio se podría incluso perforar el piso del 3%, aunque la acumulada para todo 2021 volvería a estar, como en 2018 y 2019, cerca de 50%. Esta dinámica atenta, entre otras cuestiones, contra la necesidad de mejora en el poder adquisitivo de los salarios para sostener una incipiente recuperación. 

Desde Ecolatina calcularon que en julio la inflación perforará el piso de 3% y se ubicará en 2,8%. “Sería el valor más bajo desde septiembre de 2020 y se parecería más a los valores que quería el Gobierno. Está lejos de lo ideal, pero es un avance en relación con la tendencia que traía en los últimos meses”, consideraron.

Por otro lado, desde Ecolatina rescataron que el segmento de alimentos mostró una desaceleración en el séptimo mes. “Esperamos que en los próximos meses la inflación siga bajando pero, de todos modos, prevemos una inflación de 48% para fin de año, lo que representa un número alto y muy lejano de lo que esperaba el Gobierno a principio de este año”, concluyeron. 

Para Nicolás Pertierra, economista jefe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso), en julio habrá un alivio por el lado de los precios regulados, aunque la inflación seguirá en torno al 3% o “tal vez apenas por debajo”.

Por su parte, Camilo Tiscornia, de C&T Asesores Económicos, “la inflación viene de nuevo un poco arriba de 3% y con alimentos y bebidas frenando un poco”. Además, el economista precisó que “si bien los alimentos y bebidas se están moderando en julio, la inflación volvería a superar el 3% por el pico estacional del turismo”, pero consideró que “la reversión de éste en agosto podría ayudar a una inflación menor en ese mes”.

Las estimaciones de Orlando Ferreres y Asociados indicaron que la inflación de julio va a estar algo más baja que la del mes anterior (3,2%), “en torno al 3%”. Según los cálculos de esa consultora, los alimentos y bebidas también tendrían una suba semejante a la experimentada el mes pasado.

En tanto, Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, comentó que proyecta una inflación de 3% para julio. “La verdad es que muestra una desaceleración real, porque estacionalmente siempre abril da menos que marzo, mayo menos que abril y junio menos que mayo, pero julio suele dar más alto que junio. Esta vez, es distinto”, señaló el economista. 

“La inflación se mantendrá alta para cerrar ligeramente debajo de 50%, pero el promedio del segundo semestre será de alrededor de 3% comparado con 3,8% del primer semestre”, dijo en esa línea Econviews.

El Gobierno

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, afirmó ayer que todos los meses “se va desacelerando” la inflación. “Venimos trabajando en este descenso de la inflación, sabiendo que el año pasado el pico que tuvo, más la inercia de los precios internacionales, ha generado una situación de mucha tensión, pero todos los meses vemos que poco a poco se va desacelerando”, dijo Español en declaraciones radiales.

La funcionaria además señaló que “la expectativa es que esto siga sucediendo, con una estabilización de precios a la baja”. De acuerdo con la última medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el Indice de Precios al Consumidor (IPC) subió 3,2% en junio, en un proceso de desaceleración que se evidencia desde abril. 

La inflación mensual demuestra una tendencia decreciente, luego de que marzo registrara la mayor inflación en el año (4,8%) y a partir de allí comenzó una reducción leve, pero aún persiste en nivele altos. 

En este contexto, Español consideró que “el 70% del PIB es el consumo y es el consumo el que va a dar esta rueda de recuperación de producción y empleo, en ese sentido para nosotros es un punto vital la recuperación de la capacidad de consumo”.

En tanto, la secretaria de Comercio Interior se refirió a la implementación de programas que lleva adelante para garantizar precios accesibles a productos de la canasta básica, y el avance de la canasta de 70 productos Súper Cerca destinada a “cuidar la mesa de los argentinos en los comercios de proximidad”. 

“La puesta en marcha de Súper Cerca requería que los productos tengan impreso el precio en el paquete, se vendía a ese precio hace semanas pero no es lo mismo cuando se ve en el paquete a ese precio”, sostuvo. Español adelantó que “estamos trabajando para que la canasta Súper Cerca pueda ser pedida a través de Correo Compras y llegue a los hogares”, y valoró que en este programa “de 43 alimentos, 10 son lácteos, que son una demanda importante a cubrir de productos de primera necesidad”.

Precios Cuidados

Un relevamiento realizado por Comercio Interior arrojó que el consumo de productos lácteos incluidos en el programa Precios Cuidados permite a las familias un ahorro mensual de $120 millones.

El organismo precisó que “la leche en sachet marca Armonía, exclusiva del programa, se encuentra primera con 6 millones de litros comercializados por mes”. Asimismo, es “una posibilidad de consumo que le permite a las familias argentinas acceder a un ahorro mensual total de aproximadamente $120 millones”, señalaron. 

Según el informe, la harina de trigo 000 Morixe “es otro de los ítems más demandados que, además de ser una opción económica directa, logró con gran capacidad de abastecimiento (superior al 90%) y buena exhibición generar un efecto ordenador en los precios de la categoría”.

**

Las expectativas de inflación cayeron debajo de 50%

Según el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella, por primera vez desde diciembre pasado, los argentinos esperan una inflación menor a la que habían informado el mes anterior. En julio, la proyección bajó al 49,1% para los próximos doce meses. Según la Encuesta de Expectativas de Inflación (EI) de julio, la inflación esperada por la población bajó a 49,1% desde 51,4%, según el promedio, mientras que se mantuvo en 50%, según la mediana. 

Sebastián Auguste, director del CIF, sostuvo: “Se quiebra la tendencia a la alza de las expectativas de inflación promedio que se percibía desde enero de 2021. Por primera vez en el año se registra una caída, pasando de 51,4% en el mes anterior a 49,1% en la presente medición (siempre según el promedio). Basándonos en la distribución regional, las expectativas de inflación son más altas en Capital (50%) que en el GBA (47,8%) y el interior del país (49,5%); a diferencia de meses anteriores donde el Interior presentaba los niveles más altos”, agregó. 

A su vez, “al analizarlo por niveles de ingreso, cambió la situación, presentando los hogares de mayores ingresos expectativas por encima de los hogares de menores ingresos. Según el promedio de cada grupo, estas son 50,1% y 47,5%, respectivamente”.