Macron logró que se anoten 20.000 franceses por minutos para vacunarse

Actualmente, el 40% de los franceses son escépticos a vacunarse, lo cual convierte al país galo en uno de los estados miembros de la Unión Europea con el porcentaje más alto.

14 de julio, 2021

Macron logró que se anoten 20.000 franceses por minutos para vacunarse

Pese a que la decisión de ser inoculado sigue siendo voluntaria en Francia, el Gobierno impuso estrictas medidas que la vuelven casi obligatoria.

El presidente Emmanuel Macron decidió que todo el personal sanitario deberá vacunarse, mientras que exigirá un certificado de inmunización o un PCR negativo a las personas que quieran acceder a cines, restaurantes y shoppings, entre otros lugares.

“Reconocer el civismo y hacer recaer la carga de las restricciones en los no vacunados, y no en todos”, explicó el mandatario, sobre su decisión.

En plena temporada de verano, el objetivo de Macron es evitar un nuevo confinamiento que frustre la recuperación económica. Además, teniendo en cuenta las elecciones presidenciales de 2022, una nueva cuarentena sería muy contraproducente para su popularidad.

Una de las principales preocupaciones de las autoridades francesas es la nueva variante Delta del coronavirus, hasta 60% más contagiosa. En las últimas semanas se registró un importante aumento en el número de infectados.

Por ello, para evitar una nueva crisis sanitaria, los locales tendrán la obligación de exigir el certificado sanitario con información sobre las vacunas o test negativos.

A partir del 21 de julio, será necesario para ingresar a reuniones públicas con un aforo superior a las 50 personas y en agosto se extenderá a restaurantes, bares y medios de transportes de largo recorrido. Tras el anuncio, más de 1,3 millones de personas reservaron turnos para recibir una dosis.

Por otra parte, la medida de obligar al personal sanitario a vacunarse deberá ser aprobada por el Parlamente antes de que finalice julio. Según Olivier Véran, ministro de Sanidad francés, quien no cumpla con esta norma no podrá ejercer sus funciones ni recibirá la remuneración pertinente.

Actualmente, el 40% de los franceses son escépticos a vacunarse, lo cual convierte al país galo en uno de los estados miembros de la Unión Europea con el porcentaje más alto. Por ello, para seguir incentivando a las personas, a partir de octubre, los test PCR dejarán de ser gratuitos.