Luego de Eletrobras, Bolsonaro subastará una empresa pública creada en 1663

Actualmente, la empresa tiene unos 90.000 empleados en más de 5.500 municipios del país vecino y posee un pasivo por US$ 2.550 millones.

14 de julio, 2021

Luego de Eletrobras, Bolsonaro subastará una empresa pública creada en 1663

El presidente Jair Bolsonaro y su ministro de Economía, Paulo Guedes, continúan avanzando con su plan para reducir el déficit fiscal.

Ayer, el Presidente promulgó la ley del Congreso que permite privatizar Eletrobras, la empresa de energía eléctrica más grande del continente. Sin embargo, aplicó 14 vetos en la sanción de la ley que fue publicada en el Diario Oficial de la Unión.

La privatización se realizará a través de la venta de acciones de la compañía que cotiza en la Bolsa de San Pablo. Con esta maniobra, el Gobierno pasará de tener el 60% del paquete accionario al 45% y podría recibir hasta US$ 12.000 millones.

Según funcionarios brasileños, gracias a la privatización de Eletrobras, las tarifas de luz podrían verse reducidas más del 7,3%. Sin embargo, entidades de consumidores dijeron que el costo podría aumentar hasta 15%.

Los vetos aplicados fueron un claro mensaje a los inversores privados, quienes habían exigido menos obligaciones a la hora de asumir el manejo de la empresa.

Entre muchas de las decisiones de Bolsonaro se pueden destacar la prohibición de que los futuros empleados despedidos adquieran acciones de la compañía con descuento como parte de su indemnización y la eliminación de la cláusula que permitía que los futuros despedidos pudieran ser empleados de otras empresas u órganos del sector público.

Ahora, el próximo objetivo del mandatario de ultraderecha será avanzar con la privatización de la empresa postal Correios, la mayor estatal de logística de América Latina.

Se espera que, antes de fin de año, el Congreso apruebe que el 100% de la empresa creada en 1663 por el Reino de Portugal sea subastada.

Actualmente, la empresa tiene unos 90.000 empleados en más de 5.500 municipios del país vecino y posee un pasivo por US$ 2.550 millones.