Las razones por las que las empresas digitalizadas crecieron más que el resto

Las empresas que inviertieron en tecnología e innovación tienen una velocidad significativamente mayor para responder a las nuevas demandas de los consumidores.

6 de julio, 2021

Las razones por las que las empresas digitalizadas crecieron más que el resto

Por Aleksan Buyuk Kurt (*)

En este momento, en que para muchas empresas y emprendimientos el objetivo es no desaparecer, algunas no solo han logrado crecer sino que lo han hecho 5 veces mas que el resto.

Hablamos de aquellas empresas que durante la pandemia se digitalizaron o ampliaron su inversión en tecnología. De eso da cuenta un reciente informe de la consultora.

Un par de años atrás, la misma consultora aseguraba, en otros informes, que las empresas que ya habían comenzado su proceso de transformación digital crecían el doble que las que estaban retrasadas en el proceso.

Los datos ahora muestran que ese ratio fue más grande. Las empresas que inviertieron en tecnología e innovación tienen una velocidad significativamente mayor para responder a las nuevas demandas de los consumidores.

Entre otros datos, el informe indica que más de 50% de las compañías líderes incrementó sus inversiones en tecnologías core y emergentes, el 72% hizo lo propio en seguridad en la nube, el 70% apostó por Internet de las Cosas (IoT) y el 59% en IA y machine learning.

Las razones de su éxito

Lo que nos preguntamos, entonces, es por qué estas empresas crecieron tanto más. Las razones son varias. Y para responderlas vayamos un poco más allá y veamos las diferencias entre las empresas ya digitales y las otras.

Uno de los motivos por los cuales una empresa digital puede generar un crecimiento más alto tiene que ver con una reducción en los costos operativos, producto de las ventajas de escala y automatización que permiten las soluciones digitales.

A su vez, en las empresas con una fuerza de venta orientada a la relación con el cliente que pudieron migrar el proceso de relacionamiento a un formato digital, se lograron sustantivos ahorros en gastos de representación.

Y, también, lo mencionado anteriormente: estas compañías tienen mucha mayor reacción a los cambios en las demandas de los consumidores.

Transformación interna

De todos modos, como todo cambio, la transformación digital genera resistencias. En ese sentido, el primer obstáculo que enfrenta cualquier persona impulsando soluciones de tecnología, es el preconcepto de que la tecnología viene a reemplazarnos en nuestra gestión laboral, mientras que la realidad es que la tecnología permite automatizar muchos de los procesos en los cuales generamos poco o casi nulo valor, y nos permite liberarnos para poder apuntar nuestro esfuerzo en tareas que maximizan la experiencia de los usuarios y generan –sí, en ese caso- valor.

A partir de eso es importante trabajar de manera conjunta con los colaboradores para llevar adelante las implementaciones de ese nuevo relacionamiento entre la tecnología y nuestro trabajo.

Actualmente, vemos una puja entre el modelo anterior de trabajo y el que viene impulsado por estas nuevas compañías digitales, donde la agilidad está en el centro de la accion. La integración de estos dos formatos es uno de los grandes desafíos de hoy.

Para cerrar, debemos decir que los resultados de aquellas compañías que ya se habían digitalizado o lo hicieron en pandemia, demuestran que el cambio es inevitable. Y siguiendo esa línea podemos ver que, en el futuro, no se tratará de crecer en mayor o menor medida, sino de seguir existiendo o haber quedado en el camino.

(*) Docente de Desarrollo de Nuevos Negocios en Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) y consultor en innovación