Jorge Macri se bajó y Larreta unificó al PRO en la provincia de Buenos Aires

Ahora, Diego Santilli, el elegido de Larreta, irá a las PASO en la provincia de Buenos Aires contra Facundo Manes, el candidato de la UCR.

16 de julio, 2021

Jorge Macri se bajó y Larreta unificó al PRO en la provincia de Buenos Aires

Por Pablo Varela

Finalmente y luego de varios días de intensas negociaciones, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, anunció ayer su declinación a la candidatura a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, y dejó el camino liberado para que Diego Santilli, sea el representante el PRO, en un escenario que parece encaminado a una interna con Facundo Manes

De esa manera, Horacio Rodríguez Larreta logró unificar detrás de la figura de Santilli a toda la dirigencia del PRO, luego de que muchos actores de Juntos por el Cambio bonaerense resistiesen el desembarco de un “porteño”. 

Fuentes del PRO señalaron ante El Economista que Larreta es consciente de que la interna contra Manes no será fácil, y es por eso que le era imprescindible incluir al titular del PRO a nivel bonaerense a la estructura de campaña, sobre todo, para reforzar el trabajo en el interior provincial donde históricamente el radicalismo es fuerte.  

Quien quedó a cargo de la jefatura de campaña de Santilli, es el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quien según fuentes amarillas apostó fuerte para que el alcalde de la zona norte desista. 

Con versiones cruzadas, y luego de que circulasen varios cargos o lugares que Larreta le habría ofrecido a Macri, tras el encuentro de ayer, (el cual se realizó en un bar de Palermo), hubo versiones que indicaban que Larreta le habría ofrecido el tercer lugar en la lista de diputados al primo del expresidente, ofrecimiento que no aceptó, aunque sí se habría reservado poder de decisión en las listas e injerencia en el diseño de la campaña. 

Tal como contó este diario, Santilli, Grindetti, y otros dirigentes PRO como Julio Garro, Diego Valenzuela y el jefe del bloque PRO, Cristian Ritondo vienen reuniéndose todos los lunes en un hotel del centro porteño, para puntear nombres en el armado de listas, y trabajar en la estrategia.    

La idea que prima entre los amarillos y la UCR, es que en aquellos distritos que son gobernados por Juntos por el Cambio no haya interna en las listas locales. 

Tras el cierre de alianzas el miércoles, el frente electoral pasó a llamarse “Juntos”, y las primarias para diputados nacionales tendrán un piso de 20%. 

De los 58 municipios que conduce la principal coalición opositora en territorio bonaerense, 26 son gobernados por el PRO y representan el 70% de los electores de los municipios opositores. Entre ellos, las cabeceras seccionales como Mar del Plata con Guillermo Montenegro, Héctor Gay en Bahía Blanca, Julio Garro en La Plata, o Pablo Petrecca, en Junín. Un dato insoslayable a la hora de la fiscalización. 

Aunque parezca de difícil concreción, muchos actores continuarán trabajando hasta el 24 (día en que cierran las listas) para una “única” oferta.  

En tanto, Manes, quien buscará darle aires de renovación al radicalismo, ya cerró acuerdo con el extitular de la Cámara Baja, Emilio Monzó, y con la pata peronista de Joaquín De la Torre, lo que podría darle músculo fiscalizador en el conurbano al igual que Gustavo Posse, que a pesar de las tensiones hasta último momento, jugará dentro del espacio. Una novedad que presentó el frente en los últimos días, fue la incorporación del GEN, cuya líder, Margarita Stolbizer, ocuparía el segundo o cuarto lugar en la lista de legisladores nacionales.