Con una inflación acumulada de 25,3%, el 2021 terminaría arriba de 45%

De esa forma, en agosto podría quedar atrás la inflación del 29% que había anticipado Guzmán para este año en el Presupuesto.

16 de julio, 2021

Con una inflación acumulada de 25,3%, el 2021 terminaría arriba de 45%

La inflación sigue muy sostenida. Ayer, el Indec informó que los precios subieron 3,2% en junio; 25,3% en el primer semestre y 50,2% en los últimos 12 meses. Desde octubre de 2020, la inflación mensual se mantiene arriba de 3%. 

La meta de 29% que planteó Martín Guzmán en el Presupuesto 2021, ya terminada en los hechos, podría terminar sepultada en agosto, o en el actual mes de julio. 

Si bien hubo una baja con respecto a marzo y abril (4,8% y 4,1%, respectivamente), los registros observados en un contexto de uso intensivo de anclas nominales (dólar y regulados) reflejan la tenacidad del proceso inflacionario y el fracaso del Gobierno en dominarlo.

La división de mayor incremento en el mes fue la de comunicación (7%), impulsada principalmente por el aumento en los servicios de telefonía móvil y, en menor medida, el servicio de conexión a Internet. Bebidas alcohólicas y tabaco (5,5%) fue la segunda división de mayor aumento mensual: el alza de cigarrillos tuvo la mayor incidencia. 

El capítulo que más aportó al índice fue alimentos y bebidas no alcohólicas, con un alza 3,2%. La suba de alimentos no fue mayor porque “ayudaron” las frutas y verduras: en GBA, los precios de las frutas bajaron 2,2% y el de verduras, tubérculos y legumbres, 3,9%. El driver del rubro más sensible del IPC debe haber enojado a los funcionarios de Desarrollo Productivo y Agricultura: fue la carne. Carnes y sus derivados avanzaron 4,6%. 

Además, pan y cereales subieron 4,5% y leche, productos lácteos y huevos, 6,2%.

Las dos divisiones de menor aumento en el mes fueron educación (1,1%) y  bienes y servicios varios (2%).

El IPC núcleo fue la categoría que más subió en el mes, con un incremento de 3,6%; los regulados avanzaron 3,2% y los estacionales, por la dinámica de las frutas y verduras, apenas 0,5%.

¿Cómo sigue?

En los próximos meses, dijo Ecolatina, “la reapertura de paritarias, en un contexto en el cual perdió relevancia la pauta del 29%, podría reavivar nuevas presiones (principalmente) para los servicios privados, achicando la diferencia entre ambos grupos”.  

“Además, hay que tener en cuenta que el menor alcance de los controles de precios tras el desarme de los Precios Máximos generará que los bienes de consumo masivo no muestren una desaceleración importante. A pesar de estos factores, el menor ritmo de depreciación del tipo de cambio oficial y reducidas autorizaciones de subas de los precios regulados en la previa electoral ayudarían a que la desaceleración mensual del nivel general se reafirme en el segundo semestre de 2021”, señalaron.

Luego de observar una inflación promedio del 3,8% en el lapso enero-junio, “esperamos que esta se ubique en torno al 2,8% mensual promedio en el segundo semestre”. 

Con esos números, dijeron, la interanual se mantendrá en la zona del 50% durante los meses del segundo semestre y cerraría con una suba aproximada de 48% en 2021, “dejando atrasos pendientes para el año entrante: difícilmente la inflación pueda perforar el 40% en el 2022”.

Los esfuerzos por anclar el dólar oficial dieron resultado en el margen. En los últimos meses la tasa de depreciación promedio se redujo del 3% mensual al 1,3%, mientras que los precios sólo bajaron del 4% al 3%. Adicionalmente, la ampliación de la brecha puede jugar en contra para que el tipo de cambio oficial sea tomado como referencia. Esperamos que esta meseta de precios sea transitoria y no se extienda más allá de julio”, dijeron desde LCG

Hacia adelante, advirtieron: “No obstante, pasado ese lapso la tasa de cambio de precios podría volver a acelerarse, estimulado también por los aumentos pactados en comunicaciones (+5%) y salud (+7%) retroactivos a julio, lo cual sumaría aproximadamente 0,7 puntos al índice general de precios, el cual no logra bajar del 3% desde hace ya 9 meses”. 

Adicionalmente, agregaron, las negociaciones salariales que se vienen dando en los distintos convenios colectivos de trabajo podrían adicionar una presión extra que se traslade a precios hacia finales de año. 

“Proyectamos registros que promedian el 3% mensual en el segundo semestre del año (un punto por debajo del promedio de los últimos 6 meses), lo que, aun así, dejaría una inflación en torno al 48% anual a diciembre”, proyectaron. Qué pase después, se verá. Pero avisan: “Para el cierre del año esperamos que la variación en el tipo de cambio quede 21 puntos por debajo del aumento de los precios”.   

Para los próximos meses esperamos que la inflación continúe desacelerándose, incluso pudiendo romper los niveles del 3% mensual”, dijeron desde ACM y anticipan un cierre de año en 48%.

Cada vez peor

En los primeros 18 meses de gestión, la actual administración acumula una inflación de 70,6 %. En términos mensuales, es una variación del IPC de 3,02% acumulativa, guarismo que representa una inflación anualizada de 42,99%. La inflación mensual de ese período para la administración de Mauricio Macri fue de 2,35%, lo que da un anualizado de 32,2% mientras que, en el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner, esos guarismos fueron de 1,8% mensual y 23,95% anualizado”, dijo un informe de la Fundación Mediterránea

“Así, en la última década, caracterizada por la estanflación, cada gestión que asume agrega unos 10 puntos porcentuales a la inflación de la anterior, considerando los primeros 18 meses de gobierno, reflejo de desequilibrios macroeconómicos cada vez más difíciles de encauzar”, dijo Marcos O’Connor, autor del informe.

DES

El incremento en los precios internacionales se traslada a los precios locales impulsando su alza por el ‘shock’ externo”, dijeron desde Economía y pusieron como ejemplo las subas en las tasas de inflación de EE.UU., México y Brasil 

“Esta inflación desordenada es un fenómeno nuevo y propio de la pandemia, no solo en Argentina, sino que está haciendo que a otros países también se les complique cumplir con sus metas”, señalaron.