El Gobierno bonaerense descarta el retorno de la presencialidad escolar completa

Diferenciándose de la ciudad de Buenos Aires, el Gobierno bonaerense no planea regresar a la presencialidad total en las aulas hasta que no se complete en su totalidad el proceso de vacunación contra el coronavirus.

20 de julio, 2021

El Gobierno bonaerense descarta el retorno de la presencialidad escolar completa

El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolas Kreplak, rechazó hoy la presencialidad completa en las escuelas del distrito. Consideró que “no es algo adecuado”, sobre todo en poblaciones en las cuales no se completó en su totalidad el proceso de vacunación contra el coronavirus.

“Reducir la distancia entre los niños teniendo uno al lado de otro en pupitres no me parece adecuado. Es más, me parece peligroso. No se puede todavía tomar esas medidas de flexibilización, sobre todo en poblaciones que no han sido vacunadas en su totalidad“, señaló Kreplak en declaraciones a Radio La Red.

Y en ese sentido, el viceministro agregó: “Sabemos perfectamente bien que en lugares cerrados hay que mantener el distanciamiento. Esto es lo más importante junto con la ventilación y un conjunto de otras medidas”.

Las declaraciones de Kreplak se dan en relación a la decisión de la ciudad de Buenos Aires de reanudar a partir de agosto y en forma gradual la presencialidad total en las escuelas, tras la implementación de clases virtuales por la pandemia del coronavirus. La administración de Horacio Rodríguez Larreta anunció ayer la implementación de un esquema escalonado que será obligatorio y en el que los alumnos secundarios serán los primeros en volver a las aulas.

El plan de regreso será en burbujas que abarcarán a la clase completa de alumnos y se aplicará en etapas entre el 4 y el 23 de agosto próximos, después del receso escolar por las vacaciones de invierno y las dos jornadas del 2 y el 3 para exámenes.

El Gobierno bonaerense no proyecta mayores ajustes en los protocolos, a diferencia de CABA. La asistencia seguirá siendo alternada y los grupos seguirán funcionando en burbujas para cumplir con el distanciamiento de 1,5 metros en el aula.

Sin embargo, ayer el gobernador Axel Kicillof anunció que, a partir de la caída en los contagios, se flexibilizarían algunas de las restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que pasaría a fase 4. Informó que a partir del lunes próximo en el distrito se “ampliarán los aforos en fase 2, 3 y 4” para permitir un “adicional exclusivamente para personas que están vacunadas con una dosis” y que hayan cumplido el plazo de 21 días desde la inoculación contra la Covid-19.

También anunció que se abrió la inscripción de la vacunación contra el coronavirus para “chicos y chicas de entre 13 y 17 años con comorbilidades”. Kicillof indicó que su Gobierno empezará con la “logística” para poner el marcha el proceso de inmunización de esa franja etaria para cuando estén “aprobadas” las vacunas respectivas. “Cuando nos habiliten la vacuna, va a ser una noticia muy buena”, admitió.

A principios de julio, la provincia habilitó la posibilidad de extender la jornada “siempre en estricto cumplimiento del Plan Jurisdiccional”. Si bien el permiso se otorgó en julio, la mayoría de los colegios comenzará a implementar la normativa tras el receso invernal. Hasta junio, las escuelas tan solo podían ofrecer un máximo de 4 horas de clase pese a cumplir con el resto de las pautas de cuidado (distanciamiento, asistencia alternada, tapabocas, entre otras).