El Consejo de Administración del FMI aprobó aumentar reservas por US$ 650.000 millones

A la Argentina le corresponderá al menos unos US$ 4.350 millones de ser aprobado por la Junta de Gobernadores del FMI.

9 de julio, 2021

El Consejo de Administración del FMI aprobó aumentar reservas por US$ 650.000 millones

El Consejo de Administración del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó aumentar las reservas y las capacidades de préstamo de la institución en unos US$ 650.000 millones para ayudar a los países a recuperarse de la pandemia. Así lo informó hoy su directora gerente, Kristalina Georgieva.

El aumento para los Derechos Especiales de Giro (DEG), el mayor en la historia del FMI, aportará a las reservas internacionales de los gobiernos para proteger sus posiciones financieras contra las fluctuaciones monetarias y también permitirá calcular préstamos y tasas de interés del organismo.

“El Consejo aprobó ayer mi propuesta para una nueva asignación de DEG equivalente a US$ 650.000 millones para atender las necesidades globales a largo plazo de reservas durante la peor crisis desde la Gran Depresión”, dijo Georgieva en un comunicado. Esta asignación “impulsará la liquidez y las reservas de todos nuestros países miembros, construirá confianza y promover la resiliencia y estabilidad de la economía mundial”, afirmó en declaraciones citadas por la agencia AFP.

Si es aprobada por la Junta de Gobernadores (la autoridad máxima del Fondo), la nueva asignación de DEG será completada para finales de agosto, dijo Georgieva. En ese caso, la Argentina le corresponderá al menos unos US$ 4.350 millones.

Los ministros de finanzas del G20 se reúnen hoy y mañana en Venecia principalmente para discutir una iniciativa para gravar de manera más equitativa a las multinacionales, un proyecto elaborado por 130 países que representan el 90% del Producto Interno Bruto mundial.

Georgieva exhortó esta semana a los países más ricos del mundo a actuar más rápidamente en favor de los más pobres, que enfrentan un “doble choque devastador” de perder la carrera contra el virus y desaprovechar las inversiones necesarias para asentar el crecimiento económico.