Facebook pregunta a los usuarios si les preocupa que un amigo se esté ‘convirtiendo en un extremista’

2 de julio, 2021

Facebook pregunta a los usuarios si les preocupa que un amigo se esté 'convirtiendo en un extremista'

Miles de usuarios de Facebook en Estados Unidos informaron que están recibiendo mensajes de la compañía donde se les pregunta si les preocupa que alguien que conocen se esté volviendo extremista. A otros se les notifica que pueden haber estado expuestos a contenido extremista.

Todo es parte de una prueba que está realizando la empresa de redes sociales que tiene como objetivo combatir el extremismo violento, dijo a CNN Andy Stone, un portavoz de Facebook. Las capturas de pantalla de las alertas aparecieron en las redes sociales el jueves.

“Esta prueba es parte de nuestro trabajo más amplio para evaluar formas de proporcionar recursos y apoyo a las personas en Facebook que pueden haber interactuado con contenido extremista o haber estado expuestas a él, o pueden conocer a alguien que está en riesgo”, dijo Stone.

Nos estamos asociando con ONGs y expertos académicos en este espacio y esperamos tener más para compartir en el futuro”, agregó Stone.

Una de las alertas pregunta a los usuarios: “¿Te preocupa que alguien que conoces se esté convirtiendo en extremista?”.

“Nos preocupamos por prevenir el extremismo en Facebook”, explicó esa alerta, según una captura de pantalla publicada en las redes sociales. “Otros en su situación han recibido apoyo confidencial”.

Luego, la alerta redirige al usuario a una página de soporte. “Los grupos violentos intentan manipular su ira y decepción”, dice otra alerta. “Puede actuar ahora para protegerse a sí mismo y a los demás”. Esa alerta también redirige al usuario a una página de soporte.
Stone, el portavoz de Facebook, dijo que la compañía está dirigiendo a los usuarios a una variedad de recursos, incluido Life After Hate, un grupo de defensa que ayuda a las personas a abandonar los movimientos violentos de extrema derecha.
En los últimos años, Facebook ha sido objeto de un intenso debate por parte de los críticos por no tomar suficientes medidas para restringir el contenido extremista en su plataforma.
En 2020, por ejemplo, la compañía fue criticada por no cerrar la página de un grupo de milicias que instaba a ciudadanos armados a tomar las calles de Kenosha, Wisconsin, en EE.UU.
La compañía también prometió en repetidas ocasiones hacerlo mejor para detener el flujo de fake news y teorías de conspiración. La junta de supervisión independiente de Facebook incluso instó a la compañía en mayo a investigar el papel que jugó su plataforma en la insurrección del 6 de enero en el Capitolio.