Tiran del mantel, el MEP va a récord y la Bolsa se seca

Los dólares experimentaron subas en la última jornada, mientras que los especialistas esperan que caiga a nivel mundial.

2 de julio, 2021

Tiran del mantel, el MEP va a récord y la Bolsa se seca

Por Luis Varela

A apenas diez semanas de las PASO, con Guzmán tomando otra vez deuda el martes próximo y pagando el primer cupón de los nuevos bonos del canje el próximo viernes 9 de julio, día en el que se prepara una movilización contra el Gobierno, la campaña electoral impacta a todo trapo, altera el mercado financiero local y a cada minuto se conocen decisiones nuevas para arriar votos hacia un lado o hacia el otro. 

Sin retroceder ni un milímetro, el oficialismo sigue metiendo mano, tomando todas las cajas que puede, ya radicalizándose incluso con propios: ayer se firmó en el Boletín Oficial que la hidrovía se estatiza por un año y los fondos no serán manejados por gente de Sergio Massa como hasta ahora, sino por personal del kirchnerismo puro y duro. Y en medio de esa movida, Florencio Randazzo confirmó que se presentará como candidato a diputado en la provincia de Buenos Aires. 

La decisión oficial, de encorsetar, poner cepos, e impedir todos los movimientos con trabas en las operaciones o con mayor pagos de comisiones o impuestos sigue generando inquietud en los ahorristas y los inversores, tanto que ayer subieron los seis dólares de Alberto y al mismo tiempo se hundió el volumen operado en la Bolsa de Buenos Aires, con el menor monto diario negociado desde comienzos de abril.

Esta coyuntura de inquietud que sigue sobresaliendo en Argentina se dio con otra mala noticia internacional. Cada semana, cada día, los pronosticadores siguen diciendo que el dólar mundial se va a caer, que va a perder terreno, pero ayer por octavo día seguido el billete verde volvió a subir contra todas las monedas del mundo, amparado en la sostenida creación de empleo en territorio norteamericano, situación que no está sucediendo en Europa u otros mercados.

La firmeza del dólar global quedó refrendada contra las principales divisas: en el exterior el dólar saltó ayer nada menos que 1,6% en Brasil, 1,1% en Chile, 0,6% contra la libra, 0,4% contra el yen y 0,3% en México; sin cambios contra el euro. Y aquí en Argentina, con “el kirchnerismo dando muestras de que se va a ir tirando del mantel, va a meter mano de donde sea para distribuir lo que no hay” (Luciano Laspina dixit), los seis dólares de Alberto volvieron a subir, con el dólar MEP alcanzando un récord histórico, sin ningún precedente.

El Banco Central tuvo que enviarle fondos al Tesoro para que cubra el déficit, y mientras reparte emisión por un lado, toma pesos por el otro, ya que ayer tomó $283.563 millones en Leliq al 38% anual y los plazos fijos siguieron pagando 37%. Pero esa absorción no alcanzó, ni tampoco tuvieron efecto las advertencias de la CNV, con posibilidad de que vuelva el parking de bonos, incluso a una distancia de cinco días.

Los movimientos del dólar

Así, el dólar turista subió ayer 10 centavos hasta $167,03, el  oficial subió 6 centavos hasta $101,23, el dólar blue subió $1 hasta $169 y el mayorista subió 4 centavos hasta $95,76, con el Banco Central sumando US$ 60 millones a las reservas hasta  US$ 42.498 millones.  Al tiempo que el dólar MEP saltó $2,10 hasta $165,77 y el contado con liquidación subió 49 centavos hasta $166,41. Y con eso la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 67% y la del CCL con el mayorista fue del 73,7%. Y medidos en pesos, el euro bajó 3 centavos hasta $113,47, el real bajó 30 centavos hasta $18,96 y la libra bajó 60 centavos hasta $131,79.

Tras las conversaciones de la CNV con los operadores, sobresalió ayer una fuerte concentración de operaciones en unos pocos bonos. El 80% de lo operado en titulos públicos se transó en apenas cinco papeles (AL30 38%, TX21X 24%, GD30 12%, TX22 4% y TC21X 4%), cuando lo normal es que esa proporción se opere en al menos 12 o 14 papeles. Con ese tipo de actividad, y menor volumen, hubo un pequeño repunte que permitió que el riesgo país cediera 12 unidades, hasta 1.584 puntos.

Pero la tensión cambiaria se vio de manera patente en los negocios con acciones. Mientras la Bolsa de Nueva York volvió a marcar nuevas subas para sus índices principales, con un avance promedio del 0,3%, con una mejora del 0,2% en la Bolsa de México pero una merma del 0,9% en la de San Pablo, con denuncias y despidos en miembros del Gobierno de Jair Bolsonaro, la Bolsa porteña se secó más y los precios siguieron debilitándose.

Con $629 millones operados en acciones y $2.340 millones en Cedears, hubo una nueva baja del 0,5% en la Bolsa de Buenos Aires. Y esa tendencia decreciente se vio también entre los ADR argentinos que operan en Nueva York: Cresud e IRSA I pudieron subir, pero luego hubo una baja en bloque del 1% al 5,3% en el resto de los papeles, con fuerte estocada para Telecom, Edenor, IRSA P y Loma Negra.

La nueva cepa del Covid sigue alterando las economías de todos los países y detrás de eso bailan las commodiites. Ayer el petróleo volvió a subir casi 2%, a la espera de la decisión de la Opep, que resolverá si abre un poco más los grifos. Luego los metales preciosos estuvieron mixtos, los básicos débiles. Hubo suerte diversa para los granos, ya que bajaron en Chicago pero subieron en Rosario. Y lo peor del día volvió a estar en las criptomonedas, con otra baja para el bitcoin, y con descensos mayores para el resto de las monedas del panel.

Lo que viene es decisivo fundamentalmente en virus y en inflación. Guzmán ancla el tipo de cambio, el mayorista subió 1,1% en los últimos 30 días y Orlando Ferreres acaba de decir que junio tuvo una inflación mensual del 3%, por lo que con esa condición el país tiene un atraso cambiario que deriva en una inflación anual en dólares del 24% anual. Y mientras en el Congreso el FdT no quiere sacar la palabra negligencia de la ley de vacunas, el Gobierno negocia con los laboratorios norteamericanos para ver si tiene acceso a través de un decreto. Ayer hubo un escenario más tranquilo: se reportaron 469 muertes y 21.177 casos en las últimas 24 horas. La batalla por los votos será con esas dos banderas, virus y precios.