El diseño en tiempos de pandemia

Es asombroso ver lo rápido que una empresa consolidada puede sufrir una crisis de identidad de marca a partir de un acontecimiento mundial que irrumpe a la velocidad de un rayo.

13 de julio, 2021

El diseño en tiempos de pandemia

Por Pablo Junquera (*)

“Lo único constante es el cambio”, dijo Heráclito, filósofo griego nacido en el año 540 AC, a quien se le atribuye esta frase que hoy nos hace reflexionar. Nuestra actividad profesional se ha visto repentinamente alterada como nunca lo habíamos experimentado. Somos protagonistas de un momento histórico en el que la humanidad se sacude abruptamente y nada es, ni volverá a ser, como era antes.

En lo que refiere al diseño de la comunicación visual (gráfico, multimedia, imagen visual) podríamos decir que estamos frente a un nuevo acontecimiento que modifica su esencia, su manera de operar y proyectarse al futuro. La aparición del Covvid-19 paralizó al mundo y no metafóricamente.

La economía mundial se encuentra estancada por el confinamiento (voluntario u obligatorio) de la mayoría de los habitantes del planeta. Pero “a mar revuelto ganancia de pescadores”. Algunas marcas han comprendido mejor que otras el signo de los tiempos y reaccionaron rápidamente en consecuencia. Tal es el caso de MercadoLibre que ha rediseñado sus signos identificadores visuales adaptándolos al nuevo escenario.

Es asombroso ver lo rápido que una empresa consolidada puede sufrir una crisis de identidad de marca a partir de un acontecimiento mundial que irrumpe a la velocidad de un rayo. Una marca que en su logotipo celebra el contacto entre las personas mediante la representación de un apretón de manos, se encuentra de la noche a la mañana con un problema comunicacional generado por un factor externo. Su rápida reacción convirtió esta amenaza en una oportunidad.

Como diseñadores, profesionales de la comunicación visual; nos enfrentamos a un desafío que no requiere de capacitaciones ante la aparición de una nueva tecnología para continuar ejerciendo nuestra profesión.

Operativamente continuaremos realizando nuestras tareas de manera similar a cómo lo veníamos haciendo. Telereuniones, trabajos realizados sin conocer personalmente a nuestros clientes, consultas entre colegas, telediseño colaborativo, son actividades que en menor o mayor medida veníamos haciendo, el virus solo aceleró los tiempos. La adaptación al cambio que necesitamos hacer no es operativa, es estratégica.

Analizar el discurso publicitario de las marcas, es otra interesante tarea. Los equipos de comunicación publicitaria elaboran sus discursos de venta focalizados en aspiracionales de sus potenciales clientes, basados en la experiencia vivencial.

Ahora, ¿cuál será la diferencia entre “experiencia” de la “no experiencia”? ¿O cómo será esta forzada experiencia individualista, mediatizada por una pantalla? Un interesante desafío a tener en cuenta cuando el aspiracional de los consumidores ya no depende solo de contar con dinero para poder concretar sus deseos.

Esta realidad nos hace cambiar como diseñadores pero fundamentalmente como personas. Aprovechar esta oportunidad de cambio dependerá de lo que seamos capaces de aprender de todo esto. Esta es una gran ocasión para que nos demos cuenta de lo que queremos para nuestro futuro en el plano personal y en el colectivo. Todos somos habitantes de un frágil planeta en un frágil equilibrio. El desafío ahora está en transformar esta crisis en una oportunidad, sacar algo bueno de todo esto. Dentro de unos años tendremos un panorama claro de cómo el Covid-19 modificó nuestras vidas. Por el momento nos queda vivirlo en tiempo real y recordar las palabras de Heráclito. Que este cambio sea positivo dependerá de cada uno de nosotros.

(*) Director del Departamento de Diseño de Imagen e Interacción y de la Licenciatura en Diseño de la Imagen Visual en UADE