Cruces entre el Gobierno y la terminal Renault

Desde el Gobierno aseguran que Renault no solo no incrementó la integración de autopartes locales como había prometido, sino que la dedujó.

6 de julio, 2021

Cruces entre el Gobierno y la terminal Renault

La empresa automotriz Renault no cumplió con el compromiso de aumentar la integración de autopartes nacionales ni con la meta de exportación fijada para el primer y segundo trimestre del año, pese a que el Gobierno acompañó de manera “muy firme” con los requerimientos solicitados por la compañía de importación de autos terminados y de insumos para la producción, aseguraron ayer fuentes oficiales, según consignó la agencia Télam. 

Renault había prometido aumentar la integración de autopartes locales. No solo no cumplió, sino que hasta la redujo de manera significativa. Es la terminal que menos integración local tiene, y no ha hecho nada para mejorar la situación”, señaló esa fuente ante Télam. Además, enfatizaron que “desde el Gobierno se lo acompañó muy firme en el primer trimestre con todos los requerimientos solicitados de importación de autos terminados y de insumos para la producción, con la confianza de que iba a cumplir con sus propias metas de producción y de exportación y no lo hizo”. 

La tensión entre el Gobierno y la terminal se reactivó la semana pasada cuando el presidente de Renault, Pablo Sibilla, dijo: “El tema de los permisos de importación está difícil y este producto llega importado de Colombia. Las SIMIs que otorga el Gobierno a las automotrices son fluctuantes. A comienzos de año, el Gobierno comprometió a liberarnos una cantidad de dólares para poder importar autos, pero el acuerdo se respetó tres meses y después se dejó de respetar”.

“Otra buena noticia es abrir nuevos turnos de producción: en septiembre vamos a abrir medio segundo turno en Fábrica Santa Isabel para la línea de autos de pasajeros. Y también estamos trabajando para abrir medio turno más para la línea de pick-ups. Pero todo dependerá de los permisos para ingresar al país las piezas importadas que demandan esos vehículos. Conseguimos asegurarnos las piezas para los autos de pasajeros y seguimos trabajando para las piezas de pick-ups. Por eso, de los 500 operarios que planeábamos tomar en septiembre, vamos a contratar sólo la mitad, para la línea de autos de pasajeros”, agregó Sibilla, la semana pasada, en la presentación de la Renault Duster, que se fabrica en Colombia.

Las fuentes citadas por Télam consideraron que la empresa “es más importadora que productiva” y señalaron que eso “está siendo muy mal visto por el resto de las terminales, que tomaron compromisos en el plan automotor, que los están cumpliendo, y la única que no cumple es Renault”.