Comercio busca mejorar la paritaria firmada en abril: pide piso de 40%

El sindicato que lidera Armando Cavalieri negociará hoy en Trabajo con los empresarios mercantiles un reajuste de la paritaria del 32% acordada en abril pasado. Buscará llevarla a 40%, como mínimo.

29 de julio, 2021

Comercio busca mejorar la paritaria firmada en abril: pide piso de 40%

De cara a un segundo semestre que contiene las elecciones de medio término, continúan las discusiones y las reaperturas de paritarias. Hoy al mediodía será el turno del gremio que nuclea a los empleados de Comercio, el más populoso del país, que pretende un adelanto en la cuota de septiembre y una mejora del 8-10% sobre lo que tenían firmado para alcanzar así el piso de 40% y quedar dentro de la nueva pauta que estimula el Gobierno.

La reunión tendrá lugar a las 12 en el Ministerio de Trabajo. De la misma formarán parte la Federación de Empleados de Comercios y Servicios (Faecys), liderada por Armando Cavalieri, y los empresarios representados por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) y la Unión de Entidades Comerciales Argentinas (Udeca).

El primer acuerdo, firmado el 26 de abril pasado, implicaba un aumento salarial del 32% en cuatro cuotas con una revisión en enero: 8% en mayo, 8% en septiembre, 8% en enero del 2022 y 8% en febrero. Así, a partir de marzo 2022 los salarios básicos de convenio pasarían a $74.733, más adicionales. Implicaba unos $20.000 más por mes que el año anterior. Cabe destacar que este gremio contiene a 1,2 millones de trabajadores mercantiles y las paritarias que se firman muchas veces son utilizadas en el mercado informal.

Como le sucedió a La Bancaria, la aceleración de los precios en los primeros meses del año alertó al Gobierno y los dirigentes sindicales sobre la necesidad de revisar los acuerdos que fueron firmados en torno a la pauta del 29% de inflación planteada en el Presupuesto. Las estimaciones privadas coinciden en que ese porcentaje se alcanzaría, o por lo menos estaría muy cerca, en julio.

En ese contexto, desde Faecys solicitaron el 8 de julio pasado una reapertura para discutir una actualización del acuerdo firmado en abril, como consecuencia de “la escalada inflacionaria y las variables económicas que deterioran el poder adquisitivo”.La primera reunión fue pactada para el martes 27 de julio pasado, pero finalmente ese cónclave se reprogramó para este jueves.

¿Qué pide Comercio?

Desde el sindicato explicaron que su intención, como primer punto, es adelantar para agosto el 8% que originalmente se había pactado para septiembre. Además, el ideal sería adelantar la cuota de septiembre a agosto, la de enero a octubre, la de febrero a enero y agregar otro 8% en febrero.

Así, el nuevo acuerdo cerraría con una suba acumulada del 40%. Otra opción que se barajó en las últimas horas sería adelantar el pago de septiembre y agregar una cuota más de entre 8% y 13% en marzo del 2022, mes del vencimiento del último acuerdo.

Por su parte, las cámaras empresarias reclaman que esta reapertura de paritarias le quita previsibilidad a las cuentas de las firmas. “No se puede estar negociando paritarias cada dos meses”, dijo el presidente de CAC, Mario Grinman, ante El Economista cuando se oficializó el pedido de reapertura por parte de los empleados de comercio.

Conflicto de Uocra

El gremio de la construcción, UOCRA, paralizó desde ayer a la mañana las terminales portuarias de San Lorenzo, una de las bocas de mayor ingreso de divisas al país. Los trabajadores reclaman el pago de un bono que casi duplica el salario.

El gremio dispuso un paro en todas las plantas del complejo agroindustrial oleaginoso de San Lorenzo desde las 6 de la mañana de ayer como resultado de las diferencias en la negociación de una recomposición salarial y las empresas aseguran que el pedido de aumento es “desmedido”.

El reclamo del gremio es que las empresas contratistas reconozcan el pago del denominado “premio de parada” para sus afiliados, con lo que aspiran a cobrar el doble del valor normal por cada día trabajado en servicios de mantenimiento de plantas exportadoras.

“El bloqueo de todos los puertos por parte de la Uocra es una medida absolutamente desmedida e ilegal. Cortan todos los puertos y piden un aumento del 105%”, dijo el presidente de la Cámara de la industria Aceitera (Ciara), Gustavo Idigoras. “Nadie puede pagar eso. Si el Estado no interviene, no tenemos garantías para seguir trabajando y exportando”, agregó.

El conflicto entre los empleados de la construcción y la industria agroexportadora comenzó hace 20 días cuando la dirigencia gremial bloqueó los ingresos a las terminales portuarias de San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes en pedido de aumentos de sueldos para empleados de empresas de la construcción que cumplen funciones en la industria para mantenimiento y reparaciones en paradas de planta (contratistas).