Vacunas: más de 12 millones (26,7% de la población) recibió al menos una dosis

"La campaña de vacunación volvió a romper un nuevo récord en la provincia con 130.930 bonaerenses vacunados en un día. En pocos días todos los grupos de riesgo van a estar inmunizados”, dijo Gollan

10 de junio, 2021

vacunas

El Gobierno distribuirá, entre hoy y mañana, 482.400 vacunas Sputnik V en las 24 jurisdicciones, que recibirán 400.200 del componente 2 y 80.200 del componente 1. Así, al finalizar la semana, se habrán repartido casi 19 millones de vacunas en todo el país desde que comenzó el operativo de inmunización a fines de diciembre de 2020.  

Se trata de las dosis que arribaron el martes por la tarde al Aeropuerto de Ezeiza en un vuelo de Aerolíneas proveniente de Moscú, que además trajo 300 litros del principio activo para comenzar la producción local, en la planta que Laboratorios Richmond posee en el partido bonaerense de Pilar, de la vacuna desarrollada por el Instituto Gamaleya.

Las vacunas serán repartidas en las 23 provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tras la finalización del proceso de desaduanaje, recepción, control térmico, conteo, fraccionamiento y acondicionamiento que asegura su calidad y la buena conservación de los antígenos.

Según el criterio dispuesto por el Ministerio de Salud, en base a la cantidad de población de cada distrito y a la unidad mínima de embalaje, las partidas del componente 2, que permitirá completar esquemas de vacunación, se dividirán de la siguiente manera: 153.600 dosis a la provincia de Buenos Aires; 26.400 a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 3.600 a Catamarca; 10.800 a Chaco; 5.400 a Chubut; 33.000 a Córdoba; 10.200 a Corrientes; 12.000 a Entre Ríos; 5.400 a Formosa; 6.600 a Jujuy; 3.000 a La Pampa; 3.600 a La Rioja; 18.000 a Mendoza; 11.400 a Misiones; 6.000 a Neuquén; 6.600 a Río Negro; 12.600 a Salta; 7.200 a San Juan; 4.200 a San Luis; 3.600 a Santa Cruz; 31.200 a Santa Fe; 9.000 a Santiago del Estero; 1.800 a Tierra del Fuego y 15.000 a Tucumán.

En tanto, el componente 1 se distribuirá de la siguiente forma: 31.200 dosis a la provincia de Buenos Aires; 4.200 a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 600 a Catamarca; 2.400 a Chaco; 600 a Chubut; 6.600 a Córdoba; 2.400 a Corrientes; 2.400 a Entre Ríos; 1.200 a Formosa; 1.200 a Jujuy; 600 a La Pampa; 1.200 a La Rioja; 3.600 a Mendoza; 2.400 a Misiones; 1.200 a Neuquén; 1.200 a Río Negro; 3.000 a Salta; 1.800 a San Juan; 1.200 a San Luis; 1.200 a Santa Cruz; 6.600 a Santa Fe; 1.800 a Santiago del Estero; 600 a Tierra del Fuego y 3.000 a Tucumán.

Simultáneamente, ayer arrancó la distribución, que se extenderá hasta el viernes, de 470.400 dosis del componente 1, partida restante de un cargamento de más de 818.000 llegadas de Moscú el jueves último, de las cuales 371.000 ya se encuentran en sus destinos desde el fin de semana.

Hasta ayer a la tarde, según los datos del Monitor Público de Vacunación, el registro online que muestra en tiempo real el operativo de inmunización en todo el país, fueron distribuidas 17.895.790 vacunas, de las cuales 15.279.488 ya fueron aplicadas: 12.137.553 personas recibieron la primera dosis y 3.141.935 ambas.

Vacunas ATR

El ritmo de vacunación en Argentina ha tomado un ritmo bastante bueno. “Más 2.200.000 argentinos vacunados cada 7 días, casi el 5% de la población en una semana. El desafío, como siempre, es seguir recibiendo y ahora produciendo vacunas para sostener el ritmo”, dijo ayer Martín Barrionuevo, senador provincial de Corrientes, quien viene cubriendo hace meses el avance la pandemia en Argentina con una elevada rigurosidad estadística.

Ayer, según informó el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, en toda la semana pasada se han vacunado más de 100.000 personas por día.

Unas horas más tarde, su jefe, Daniel Gollan, dijo en Twitter: “En una demostración contundente de organización, la campaña de vacunación volvió a romper un nuevo récord en la provincia con 130.930 bonaerenses vacunados en un día. A este ritmo, en pocos días todos los grupos de riesgo van a estar inmunizados”.

En la semana, Gollan, que no suele ser optimista, dijo que agosto podría ser el mes bisagra para Argentina. Los menos optimistas hablan de spetiembre.

El lunes pasado, el Gobierno anunció que la vacunación promedio de los 7 días previos fue de 296.981 inoculaciones diarias, con un pico de 361.972 el sábado 5. Se verá qué ocurre estos días, pero la nueva cifra que se anuncie puede ser algo mayor.

Con los datos hasta ayer, Argentina aplicó al menos una dosis al 26,75% de la población.

Vacunas: ¿cuándo llegan más?

Hay más dudas que certezas. Hay un lote de 900.000 dosis parado en Albuquerque (EE.UU.) y otro de 800.000 dosis en México. Los dos son de AstraZeneca y están demorados. Suena el fin de semana como posible fecha de arribo, pero no hay certezas.

El Gobierno prepara un nuevo vuelo a Moscú en busca de Sputnik V, que sería hacia finales de la semana entrante. Por otro lado, si todo sale bien, el Laboratorio Richmond debería tener listas 1.000.000 de dosis de la misma inmunización este mismo mes: una mitad sería de la dosis 1 y la otra, de la segunda.

Por último, debería llegar un lote de dos millones de China. Específicamente, de Sinopharm. La expectativa es que eso sea hacia fines de mes.

***

Vacunación rápida e imagen positiva: ¿hay correlación?

En los círculos de poder se instaló una premisa: la suerte de los presidentes está condicionada por el éxito de las campañas de vacunación. ¿Qué dicen los datos? ¿Hay correlación entre popularidad presidencial y ritmo de vacunación? ¿Las sociedades premian a los líderes que consiguen este bien escaso a nivel mundial y castigan a quienes demoran su provisión? Un interesante artículo de Daniela Barbieri, Javier Cachés y Augusto Reina va en busca de los datos (encuestas, por un lado y vacunas, por el otro) y los entrecruza. “¿Gobernar es vacunar? La evidencia muestra que no hay una relación lineal y directa entre popularidad presidencial y tasa de inoculación”, dicen.

“Uruguay e Inglaterra parecen ser los casos más claros de una asociación positiva entre vacunación y popularidad y Chile es exactamente lo contrario: caída de popularidad desde niveles ya de por sí bajos (porque) la causa de los males de Sebastián Piñera son de naturaleza política y no epidemiológica”, señalan.

Sin embargo, concluyen: “La vacuna, sin dudas, acelera la recuperación económica y descomprime el frente sanitario, pero no es en sí misma una garantía de éxito para los líderes políticos”.

Sobre Argentina en particular, Barbieri, Cachés y Reina dicen: “En Argentina, distintas encuestas muestran que la aprobación del presidente Alberto Fernández crece de manera significativa entre quienes ya están vacunados, y baja entre quienes no recibieron ninguna dosis”. Cada caso es distinto…

gobiernos y vacunación

***

Los antivacunas complican los planes de Biden para el “fourth of July”

Los símbolos, incluyendo las fechas, pesan en Estados Unidos. Por eso, Joe Biden planea retirar a las tropas americanas de Afganistán el 11 de septiembre. Aquel día, de 2001, Estados Unidos sufrió el mayor ataque terrorista de su historia. Pero unos meses antes, y con una tónica radicalmente distinta, está el famoso “fourth of July”, el Día de la Independencia.

Para esa fecha, Biden se puso una meta: que el 70% de los americanos estén vacunados, símbolo de la “inmunidad de rebaño” y el fin de la pandemia. Sin problemas de abastecimiento de dosis, Biden arrancó muy bien y siguió aún mejor: a mediados de abril, se estaban vacunado ¡3,4 millones de personas por día! Pero ahora, el número está debajo de un millón, según The Washington Post.

El problema es que faltan brazos, más que vacunas. Hasta el martes, la cantidad de personas “completamente vacunadas” era de 42,8%. Cerca de 140 millones. Hay otros 30 millones esperando la segunda dosis, es decir, cerca de 53% del total. Faltan 17 puntos porcentuales para el 70%.

Más allá de las estadísticas (todo depende si se incluye a toda la población en el cómputo o solo a los adultos), el problema es que cada vez menos gente quiere vacunarse: en concreto, cerca de 30-35% de la población no tiene intención de vacunarse. La baja de casos y el regreso a la normalidad los convence cada vez más.

vacunación en Estados Unidos
Estados Unidos necesita aplicar la primera dosis a 4,2 millones de aultos por semana para llegar a la meta de Biden

La Casa Blanca está desesperada porque, además de un festejo empañado, la “inmunidad de rebaño” está en peligro.

// EE.UU.: marihuana gratis y sorteos de millones de dólares si se vacunan contra el Covid-19

Un trabajo del catedrático Manuel Peinado Lorca muestra que la identificación política tiene que ver con la voluntad para vacunarse. “Como ocurre con muchos asuntos que dividen a la sociedad estadounidense, el mapa de estados que manejan buenas cifras de vacunación y el de los que están por debajo de la media nacional se superpone casi a la perfección con el reparto electoral entre demócratas y republicanos, respectivamente”, dijo Peinado Lorca.

vacunación y política en Estados Unidos

“Mientras que en Vermont y Massachusetts el porcentaje de vacunados supera  60 %, en el sur, en estados como Alabama, Louisiana y Mississippi, la cantidad de personas vacunadas no supera 35%”, dijo.