Razones para que las criptos suban, y razones para que bajen

23 de junio, 2021

Razones para que las criptos suban, y razones para que bajen

Por Gonzalo Martínez Mosquera

El derrumbe de las criptos parece no tener fin.

Al momento de escribir estas líneas, Bitcoin cotizaba debajo de US$ 30.000 por unidad cuando hace sólo 3 meses superaba los US$ 63.000, lo que significa que perdió más de la mitad de su valor en ese período.

El precio actual está apenas por encima del que tenía el 1° de enero y no es extraño que los tenedores de criptos estén nerviosos. Hay que recordar, sin embargo, que el año pasado el Bitcoin arrancaba el invierno tratando de superar los US$ 10.000 por unidad, para dar un poco de perspectiva.

Las razones que se mencionan son varias. Una muy obvia es que la toma de ganancias continúa y hay inversores que van liberando sus posiciones.

Por otro lado, podrían haber inversores que están perdiendo interés en el activo. Es el caso del famoso trust de Bitcoin operado por Grayscale.

Este fondo permite tener exposición a la moneda digital sin tener que custodiar directamente la cripto, lo que le da acceso a inversores institucionales que no podrían operar de otra forma.

Una de las restricciones para ese tipo de fondos es la obligación de mantener el trust por un mínimo de 6 meses y, como señala la revista especializada CoinTelegraph, desde abril pasado se desbloquearon 140.000 GBTCs (nombre que recibe el trust de Bitcoin operado por Grayscale) y en julio le seguirán otros tantos.

Por otro lado, aquel bloqueo mencionado genera que exista un precio en el mercado secundario que difiere del precio equivalente de los activos administrados y que podría ser un indicador del interés institucional en esa moneda.

El GBTC llegó a venderse con 50% de premium justo hace 6 meses desplomándose hasta -20% a principios de junio y hoy cotiza con un 10% de descuento. Obviamente a medida que más GBTC se desbloquean el diferencial debería ir acercándose a 0.

Más allá de la caída abrupta del valor del trust, el mismo administrador anunció la semana pasada que está considerando la posibilidad de agregar 13 fondos que sigan a tokens DeFi (finanzas descentralizadas). Estos se suman a los 18 que habían reportado como “en análisis” el pasado 26 de febrero.

Recordemos que DeFi es el nombre que se le da a las finanzas operadas en la blockchain de manera descentralizada y, por lo tanto, no tienen un administrador que las maneje. Un ejemplo es el caso de préstamos sobrecolateralizados en algún activo digital cripto que permite al prestamista generar intereses sin acudir a un banco u otra institución similar.

Otra mala noticia que se conoció esta semana fue que el Banco Popular de China prohibió a los bancos comerciales fondear actividades OTC (Over the Counter) relacionadas con las criptomonedas.

Es un esfuerzo por frenar la fuga de capitales de quienes usan aquella herramienta con aquel propósito y que va en línea con la campaña para detener el minado cripto que impulsó el Gobierno de ese país a fines del mes pasado.

Otro que parece haberle bajado el pulgar a las criptomonedas es Goldman Sachs.

Según la revista especializada Coindesk, el banco emitió un reporte para sus clientes donde considera que las criptos no son un activo viable para un portafolio diversificado.

Las razones que nombra son el alto consumo de energía ocasionado por la minería, los avances tecnológicos como la computación cuántica (que podría dejar obsoleta a las criptos) y la mayor regulación del ecosistema.

Son razones cuestionables.

No todas las criptos utilizan minería, no todas son susceptibles de verse amenazadas por la computación cuántica y una mayor regulación puede llegar a ser un factor a favor y no en contra dado que podría generar tranquilidad a los potenciales inversores.

Recordemos que, hace aproximadamente un mes, Goldman Sachs emitió un informe en el cual se preguntaba si las cripto debían ser consideradas una nueva clase de activo financiero y uno de los especialistas consultados era Michael Novogratz, CEO de Galaxy Investment Partners, un fondo especializado en inversiones cripto.

A pesar de no verlo como un activo para inversores que buscan diversificación, la semana pasada se supo que ese fondo y el banco firmaron un acuerdo para el trading de futuros de Bitcoin. Una de cal y una de arena también para Goldman Sachs.

Es, sin embargo, una movida arriesgada.

Según Paolo Ardoino, CTO de Bitfinex y miembro del emisor del criptodólar Tether, el interés en futuros de Bitcoin cayó considerablemente y esa sería la razón por la que la emisión de esa stablecoin se habría paralizado en lo que va del mes del corriente mes.

La revista especializada The Block confirma esa tendencia. Si bien ya se notaba un declive desde el pico de US$ 27.000 millones en abril de este año, a mediados de mayo se observa un derrumbe en el que los contratos de futuros de la moneda digital pasan US$ 17.000 millones a US$ 12.500 millones.

A partir de esa fecha los montos se estabilizaron, pero representa otra señal de que la revolución cripto se habría desinflado.

Algunos se preguntan si la emisión de Tether se paralizó por la caída en el interés por futuros de Bitcoin o si es al revés. Ese freno en la emisión no se refleja en el caso de USDC, la segunda stablecoin en importancia, lo cual pone dudas respecto a la declaración de Ardoino.

Es una señal de alerta adicional sobre la muy oscura Tether. Esta stablecoin es la fuente principal de liquidez en el mercado cripto y una pérdida en su paridad podría ser catastrófica para los precios de los activos.

Quien sí avanza con el trading en Bitcoin es el banco de origen español BBVA. Esta semana está previsto que se inicien las operaciones de la criptomoneda para sus clientes de banca privada en Suiza.

Por su lado, Microstrategy compró 13.000 Bitcoins esta semana según anunció su CEO, Michael Saylor, por Twitter. La empresa ya había comprado 81.000 Bitcoins, siendo un ícono del interés institucional en el cripto activo.

Como se ve, buenas y malas nuevas para las cripto.

Pero la noticia que todos deberemos seguir esperando es la aprobación o desaprobación de un ETF de Bitcoin en Estados Unidos. La Securities and Exchange Commision (la SEC) volvió a patear hasta agosto la decisión.

Es en el mundo de las “securities” (activos financieros) donde probablemente se verá gran parte del movimiento institucional del mundo cripto este año.

Es por ejemplo el caso de Morgan Stanley que reunió US$ 48 millones para potenciar a Securitize en una rueda de inversores. Esta empresa se dedica principalmente a la aplicación del mercado de capitales en blockchains descentralizadas e incorporó a Pedro Teixeira, a cargo de inversiones del banco, como miembro del board de Securitize.

Las criptos no son aptas para cardíacos. Novedades en todas las direcciones aparecen sin cesar, y cada uno debe saber cuándo y cómo posicionarse en ese mercado.

Mejor hacer una apuesta de largo plazo sabiendo el riesgo que se incurre y tratar de no alterarse demasiado por los vaivenes de corto plazo que, parece, no van a desaparecer.