Llegan 4 millones de vacunas, la Delta amenaza y Migraciones advierte por incumplimientos

21 de junio, 2021

Llegan 4 millones de vacunas, la Delta amenaza y Migraciones advierte por incumplimientos

Argentina recibirá hoy un nuevo envío desde Estados Unidos de 1.139.000 vacunas contra el coronavirus desarrollada por el laboratorio Astrazeneca y la Universidad de Oxford. El inicio del proceso de fabricación de esas vacunas estuvo a cargo de la empresa mAbxience en la provincia de Buenos Aires.

Las dosis, cuya terminación fue realizada en la planta AMRI de Albuquerque, llegarán al Aeropuerto Internacional de Ezeiza a las 9.50 en el vuelo de carga LATAM UC1407.

Con ese envío, el país habrá recibido 21.806.145 dosis de las distintas vacunas contra el Covid-19 desde diciembre pasado, cuando el Gobierno puso en marcha el Plan Estratégico de Vacunación contra el coronavirus.

Vacunas: vienen las de Sinopharm

Además, entre el lunes y el miércoles llegarán desde China otros dos millones de dosis de vacunas del laboratorio Sinopharm transportadas en dos vuelos especiales de Aerolíneas Argentinas y otro vuelo comercial de Qatar Airways.

A esos vuelos se sumará otro a Rusia. Estaba previsto para el viernes 24, pero que adelantaría y no se descarta un segundo vuelo esta semana.

Vacunas: los números

Según los datos del Monitor Público de Vacunación, el registro online que muestra en tiempo real el operativo de inmunización en todo el territorio argentino, hasta ayer a la tarde fueron distribuidas en todas las jurisdicciones 20.630.190 vacunas, de las cuales fueron aplicadas 18.175.234: 14.483.723 personas recibieron la primera dosis y 3.691.511 ya cuentan con el esquema completo de dos dosis.

Tras algún titubeo a comienzos de abril, la vacunación empezó a tomar velocidad en los últimos dos meses. En el último mes en particular,  se aplicaron 7.643.753 dosis, con un promedio diario de 239.575 inoculaciones, mientras que en ese lapso arribaron 7.979.000 vacunas, según datos del Ministerio de Salud que abarcan desde el 18 de mayo hasta el 18 de junio.

La semana del 31 de mayo al 6 de junio fue la que más vacunados tuvo, con 2.078.867 personas, con un promedio diario de 296.981. En tanto, del 18 al 23 de mayo hubo 956.100 inoculados, con un promedio de 159.350 por día; del 24 al 30 de mayo hubo 1.107.829, con 158.261 diarios; del 7 al 13 de junio hubo 2.045.879, con 292.268 de promedio y del 14 al 18 de junio se vacunó a 1.455.078 personas, lo que significó 291.016 por jornada.

Vacunas: el impacto, según Vizzotti

“Casi 90% de estas personas cuentan con la primera dosis de vacuna contra el Covid-19”, señaló la ministra de Salud, Carla Vizzotti. La ministra señaló que “se ve un impacto de la vacuna en la disminución de la mortalidad, y al observar el total de fallecimientos, se evidencia una disminución en la proporción de las personas mayores de 60 años”.

Según datos presentados por el Ministerio de Salud, la letalidad del Covid-19 disminuyó: en 2020, fue de 2,8% y en lo que va de 2021, es de 1,4%. De acuerdo a las franjas etarias, en menores de 60 años la letalidad cayó de 0,6% en 2020 y 0,4% en 2021. En los mayores de 60 años, disminuyó de 15,9% en 2020 a 8,4% en 2021.

Variante Delta

Si bien son noticias alentadoras, la inmunidad de rebaño aún sigue lejos y el camino hacia la normalización puede tener sobresaltos. Un ejemplo: el Reino Unido, con una vacunación muy avanzando, está viendo un incremento en sus casos, a medida que la temible “variante Delta” se convierte en la cepa dominante.

El “freedom day” (metáfora para el levantamiento de las restricciones) iba a ser hoy, pero Boris Johnson pidió sacar el pie del acelerador y pospuso todo para el 19 de julio.

Si bien las vacunas actuales protegen contra la variante Delta, la protección de una sola dosis es baja (“una dosis solo modestamente mejor que ninguna contra”, según el experto Eric Feigl-Ding) y la necesidad de tener dos dosis es decisiva.

Migraciones advierte por las personas que llegan

En Argentina, no hay evidencia de circulación comunitaria de la variante Delta. Pero el riesgo existe. Un dato oficial de ayer ahondó los temores. La Dirección Nacional de Migraciones (DNM) detectó que el 38% de las personas que ingresan a Argentina no cumple con la cuarentena obligatoria, informó el Ministerio del Interior.

Según datos oficiales, están llegando cerca de 2.000 personas por día.

El dato fue confirmado tras poner en marcha la semana pasada un refuerzo en los controles de aislamiento para colaborar con las provincias y evitar la propagación de las variantes más infecciosas y que aún no tienen circulación en Argentina, como la Delta.

Por ello, la DNM realizó 747 inspecciones de domicilios declarados en ocho provincias y la Ciudad de Buenos Aires (CABA) para constatar el cumplimiento del aislamiento.

En los operativos detectaron 287 incumplimientos, lo que representa más del 38%.

Los controles se desarrollaron, además de en CABA, en Buenos Aires, Santa Fe, Chubut, Mendoza, La Rioja, Corrientes, Jujuy y Salta.

La titular de la DNM, Florencia Carignano, sostuvo que “el ingreso de nuevas variantes más contagiosas y virulentas pueden poner en jaque la apertura de actividades”, conseguida “con mucho sacrificio y volver a tensionar el sistema de salud”, por lo que instó a “cuidar el esfuerzo que está realizando la gente”.

“No puede ser que algunos no entiendan todo lo que se pone en juego. Necesitamos retrasar lo más posible el ingreso de estas variantes para seguir avanzando con la vacunación y alejarnos de invierno que, de por sí, suele tener a raíz de las enfermedades estacionales un aumento de cuadros respiratorios complejos”, enfatizó.

La funcionaria reseñó que “las personas que vuelve del exterior deben realizar obligatoriamente una semana de aislamiento y volver a testarse al término de ese tiempo” y aclaró que “no es una recomendación antojadiza y tiene que ver con lo que fija la autoridad sanitaria y no hacerlo constituye un atentado a la salud pública”.

Según el Decreto 260 y la Disposición 2252/20, todas las personas que vuelvan del exterior tienen la obligación de presentar un PCR negativo para poder abordar su vuelo de regreso y además deben realizarse otro test al llegar a territorio argentino.