Camioneros, Bancarios, Alimentación y Sanidad, las paritarias más calientes

11 de junio, 2021

Camioneros, Bancarios, Alimentación y Sanidad, las paritarias más calientes

La pauta de 29% de inflación que plasmó el Gobierno en el Presupuesto quedó atrás. Algunos gremios “ayudaron” con pautas salariales en esos números o algo más. El segundo capítulo fueron las paritarias en la zona de 35% y un poco más. Eso también quedó atrás. Ahora, las paritarias están cerrando cada vez más cerca del 45% y la tensión crece en las que ya fueron firmadas por debajo de ese porcentaje. El caldo de cultivo del proceso es la inflación, que sigue en la zona de 4% mensual.

Por caso, los gremios de la alimentación rechazaron ayer una nueva propuesta salarial del sector empresarial y la negociación pasó a un nuevo cuarto intermedio hasta la próxima semana. La reunión tuvo lugar en el Ministerio de Trabajo y no tuvo un avance significativo, ya que ambas partes se mantuvieron firmes en su postura.

La negociación, que continuará el martes 15, es encabezada por los referentes de la Federación de Trabajadores de la Alimentación (Ftia) en el marco de una conciliación obligatoria dictada por Trabajo tras un masivo paro sindical en todo el país. La filial de Stia Buenos Aires, que conduce Rodolfo Daer, comunicó que el “insuficiente” ofrecimiento patronal alcanzó el 32% en “varios tramos” hasta abril de 2022.

La parte empresaria reiteró su mezquino e insuficiente ofrecimiento de aumento salarial, que no contempla en nada la necesidad de los trabajadores y trabajadoras del sector, por lo tanto no hubo avances significativos“, expresaron fuentes sindicales. Aunque desde las conducciones gremiales evitaron hablar de porcentajes solicitados, fuentes del sector aseguran que los sindicatos plantaron bandera en un piso de 40% con revisión.

La Ftia busca cerrar la pauta salarial 2021-2022 (CCT 2144/94) con la Federación de Industrias de Productos Alimenticios y Afines (Fipaa), que en un primer momento había ofrecido 16% hasta diciembre. Tras esa oferta inicial, el propio Daer aseguró que “las empresas nos empujan a medidas de fuerza”.

Para el Gobierno es una importante preocupación que, en un contexto tan difícil como el actual, las tensiones crezcan de manera exponencial. Incluso desde el propio Gobierno se permitieron paritarias superiores a la pauta planteada por Economía en el Presupuesto 2021. Por ejemplo, los trabajadores del Estado Nacional firmaron 35%, aunque dependiendo de algunos ítems del convenio se llegaría en algunos casos al 40%. Los legislativos y los de Pami firmaron en 40% o más.

El 15 de abril, los metalúrgicos de la UOM acordaron un aumento salarial del 35,2%; el 20 de ese mes, el gremio de la construcción de la Uocra firmó por 35,8%, mientras que unos días después, el mayor sindicato del país (Comercio) selló una actualización del 32%. El promedio de ajustes salariales firmados hasta abril último se ubicó en 32,7% anual mientras que los decididos en mayo treparon al 36,6%, según un estudio de la consultora Synopsis.

Es importante destacar que casi todos los acuerdos incluyeron una o más instancias de revisión. Esto se debe a que con el correr de los meses la inflación se come las mejoras salariales y la proyección de inflación se encuentra más cerca del 45% que del 29%.

En junio comenzarán las negociaciones de los empresarios con el sindicato de Camioneros, liderado por Hugo y Pablo Moyano, que buscaría una recomposición del 45%. Los dirigentes quieren quedar por encima del 30% que firmaron en 2020 y que hizo perder a sus trabajadores, de junio a junio, casi 12 puntos porcentuales de poder adquisitivo.

Otro caso es el de los Bancarios, liderados por Sergio Palazzo, que fueron los primeros en cerrar su paritaria en línea con la pauta oficial de 29%. Sin embargo, en los últimos días anunciaron que reclamarán que se adelante a junio la suba de agosto prevista en el acuerdo, debido a que ya quedó desactualizada con la inflación. Además, piden una reapertura y mejores condiciones sanitarias, con la amenaza de “tomar medidas de fuerza”. 

Otra paritaria caliente es la de Sanidad. Las cinco cámaras empresarias de la salud pidieron ante el Ministerio de Trabajo la suspensión de las paritarias del período 2021-2022 con la Federación de Trabajadores de la Sanidad, que lidera el cegetista Héctor Daer. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, laudó a favor de los gremios y pidió que haya paritarias. Apuesta a destrabar el conflicto.  

“Sostendremos la presión hasta alcanzar los objetivos y reiteramos que no vamos a aceptar pérdidas del poder adquisitivo de los salarios”, expresó la federación que lidera Daer y tiene a más de 250.000 afiliados.